Olivo

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Zaragoza y el Centro de Investigación Biomédica en Red – Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición han constatado las propiedades del aceite de orujo de oliva de centrifugación refinada como retardador de la aterosclerosis. Este aceite, que se obtiene a partir de los residuos de la aceituna una vez extraído por presión el aceite de oliva virgen, retarda la aparición de la enfermedad disminuyendo la presencia en sangre de triglicéridos, lipoproteínas y leucocitos.

La investigación, en la que han participado investigadores del Instituto de la Grasa (centro del CSIC en Sevilla), gira alrededor de la influencia del aceite de orujo sobre el desarrollo de la lesión arteriosclerótica.

Los resultados muestran que el aceite de orujo puede usarse para la elaboración de nutracéuticos (alimentos con capacidad de prevenir y tratar enfermedades) y fitofármacos (medicamentos cuyo principio activo son ingredientes vegetales).

Incluso podría usarse como base para medicamentos concebidos específicamente para la arteriosclerosis. Ingerido como parte de la dieta habitual, el aceite de orujo es un alimento funcional con efectos beneficiosos para la salud.

Para más información pinche aquí



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de