La tendencia hacia un consumo responsable está creciendo en nuestro país y alcanza también a la industria alimentaria. Los españoles se informan cada vez más de los productos que consumen, tanto en lo relativo a la composición de ingredientes como procedencia del producto y, sobre todo, si están elaborados poniendo en práctica una agricultura sostenible apoyada en proveedores locales. Según un reciente estudio elaborado por Fontaneda, marca centenaria de galletas de desayuno, 9 de cada 10 encuestados consumen productos elaborados con agricultura local y el 80% declara que es muy o bastante importante que los productos que se consumen procedan de una agricultura sostenible.
 
Para dar respuesta a esta nueva necesidad hacía un consumo más responsable, Fontaneda ha puesto recientemente en marcha en España su proyecto “Compromiso Harmony”, con el que  consigue mejorar la calidad del trigo, preservar la biodiversidad local y garantizar la trazabilidad en todos los procesos de producción. Todo ello, se consigue gracias al cumplimiento de una carta de calidad que recoge más de 38 practicas de agricultura sostenible revisadas cada año y el abastecimiento a través de agricultores y proveedores locales,
 
Este proyecto se ha puesto en marcha gracias a la participación de 282 agricultores locales de Navarra, Castilla y León y Aragón, de las cooperativas agrarias y los fabricantes de harinas. Todos ellos trabajan de forma conjunta con Fontaneda para conseguir mejorar la calidad del trigo y limitar el impacto medioambiental.
 
Hace unos días el equipo “Harmony” estuvo presentando de primera mano este innovador proyecto coincidiendo con la cosecha de los campos de trigo navarros pertenecientes a la cooperativa AN. Durante el día, los miembros de la cooperativa agraria junto con Harinas Guría y los representantes de la marca Fontaneda, recorrieron el proceso del Trigo Harmony desde el grano hasta llegar a la planta de galletas en Viana. Los invitados pudieron asistir a la cosecha subidos en las impresionantes y modernas maquinarias agrícolas utilizadas hoy en día en el campo y visitar los almacenes en los que el trigo se deja reposar hasta alcanzar la temperatura adecuada. En estas naves el cereal está expuesto a un sofisticado sistema de ventilación controlado tecnológicamente y una sondas colocadas a varios metros de altura del techo que indican en tiempo real la temperatura del trigo. “Compromiso Harmony es un proyecto muy innovador en el sector cerealista. Los agricultores estamos ilusionados por participar al ser una apuesta de futuro de cara a la mejora de la calidad del trigo, la mejora del producto que nosotros ofrecemos a nuestros clientes y de cara al respeto de la biodiversidad en las zonas en las que cultivamos el trigo Harmony.”, comentaba Luis Miguel Arregui, agricultor de la Cooperativa Grupo AN que cultiva trigo Harmony. Bajo esta nueva fórmula de agricultura sostenible, se han cosechado en España más de 22.464 TM de trigo durante 2013. La Buena María y Digestive son las primeras marcas de galletas Fontaneda que se comercializan con el sello Harmony.

También se pudo observar los resultados de una de las medidas claves del proyecto: la preservación de la biodiversidad local. “Uno de los requisitos que pedimos a nuestros agricultores es el destino del 3% de sus campos de trigo al cultivo de flores para atraer a una amplia variedad de insectos polinizadores, tanto abejas como mariposas. Gracias a este programa hemos conseguido alimentar a 1,2 millones de abejas y la proliferación de 11 especies de mariposas.”, ha comentado Esther Patino, Corporate Affairs Manager Iberia en Mondelez España.
 
Una vez llegados a la harinera, el grupo pudo ver cómo el trigo Harmony seguía su propio camino hacia los modernos molineros en silos específicos destinados únicamente a este trigo. Javier Alonso, gerente de Harinas Guría, insistió en cómo la colaboración entre los varios partners del proyecto ha sido fundamental para su éxito “Nosotros somos el nexo con los agricultores. Compromiso Harmony es un proyecto dinámico en el que las tres partes implicadas nos sentamos periódicamente para revisar la Carta de Calildad e integrar nuevas medidas de sostenibilidad con el fin de seguir mejorando la calidad de trigo y garantizar la trazabilidad”. 
En la última etapa de la cadena de producción, los expertos de la planta de Mondelez España en Viana explicaron la transformación de la harina Harmony en galletas, siendo clave el almacenamiento de este tipo de harina en un silo especifico, al igual que sucede en las anteriores fases de almacenamiento, lo que permite garantizar la trazabilidad de inicio a fin.
 
“En Fontaneda estamos muy satisfechos con este proyecto. Es una apuesta y un paso adelante de la marca que desde hace más de 130 años ha alimentado a generaciones y sigue hoy con la misma ilusión por mejorar sus galletas”, explica Roberta Cigana, Senior Brand Manager de Fontaneda.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de