"Es precisamente este Centro, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda -ha explicado el director general- quien evaluado y verifica los productos para que puedan obtener este certificado que conlleva numerosos beneficios para las empresas que lo logran, como la apertura de nuevos mercados, el distintivo de calidad que supone y la fiabilidad de que el producto realmente respeta el medio ambiente".

Excelencia ambiental

En total, son ya cerca de 280 los productos de la Comunidad Valenciana que han sido reconocidos con la etiqueta ecológica europea, una muestra de la excelencia empresarial en la producción de productos o servicios.

Entre estos cerca de 280 productos que han logrado que se les reconozca su excelencia ambiental podemos encontrar calzado, baldosas rígidas para suelos, pinturas y barnices de interior, productos de limpieza de uso general y productos de limpieza de cocinas y baños, así como detergentes para lavavajillas a mano y para lavavajillas.

"La Etiqueta Ecológica Europea es un distintivo oficial de la Unión Europea que denota que un producto o servicio ha sido valorado como más eficiente medioambiental que otros productos o servicios similares en su categoría, es decir, permite identificar productos y servicios más respetuosos con el medio ambiente" ha explicado el director general para el Cambio Climático, Jorge Lamparero.

Se puede otorgar a productos y servicios existentes en la Unión Europea, Noruega, Liechtenstein e Islandia que cumplan los requisitos ambientales establecidos y que contribuyan de forma significativa a mejorar aspectos ecológicos clave. Actualmente en España hay un centenar de licencias de la Etiqueta Ecológica Europea, de las que 19 se han concedido en la Comunidad Valenciana.

"El objetivo de este certificado, ha continuado el director general, es el de promover los productos y servicios que puedan reducir los efectos ambientales adversos y contribuir así a un uso eficaz de los recursos y a un elevado grado de protección del medio ambiente. Este objetivo se logra al proporcionar a los consumidores orientación e información exacta, verificable y con base científica sobre los productos y los servicios".

La etiqueta ecológica puede ser solicitada por cualquier fabricante, importador o prestador de servicios. También la pueden solicitar los comerciantes y minoristas, siempre que los productos que pongan en el mercado lleven su propio nombre comercial.

Desarrollo los criterios ecológicos

Los productos o servicios que pueden optar a la Etiqueta Ecológica Europea son aquellos que tienen publicados sus correspondientes criterios ecológicos en el DOUE. Se pueden agrupar en equipos y material de oficina y del hogar: ordenadores personales, ordenadores portátiles, televisores, papel para copias y papel gráfico y papel tisú; productos de limpieza: detergentes lavavajillas a mano, detergentes para ropa y para lavavajillas, productos de limpieza de uso general, productos de limpieza para cocinas y baños, jabones y champús

Electrodomésticos: lavadoras, lavavajillas, frigoríficos y aspiradoras, productos textiles, calzado y colchones, material de bricolaje y jardinería; pinturas y barnices, iluminación eléctrica, enmiendas del suelo y sustratos de cultivos, así como alojamientos turísticos y campings y otros: entre los que se encuentran bombas de calor, lubricantes y baldosas rígidas para suelos.

Actualmente se encuentran en desarrollo los criterios ecológicos de mobiliario de madera, papel impreso, equipos que usan energía y edificios.

Sin embargo, la EEE no puede concederse a las substancias o productos que estén clasificados como muy tóxicos, tóxicos, peligrosos para el medio ambiente, los productos fabricados mediante procesos que puedan causar daños apreciables a las personas y el medio ambiente, o cuando su uso normal pueda ser nocivo para los consumidores, los medicamentos y productos sanitarios y los productos alimentarios y las bebidas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de