La creencia extendida de que los productos ecológicos son más caros que los convencionales no es cierta, según un estudio comparativo que ha realizado el Grupo de Desarrollo Rural del Guadalhorce (GDR) dentro de su programa Guadalhorce Ecológico.

Este informe recoge los precios de frutas y verduras de tres cadenas de supermercados (Eroski, Supercor y Mercadona) y los compara con los de los mercados ecológicos que se celebran en la comarca del Guadalhorce. Estos últimos son, según los datos del GDR, más baratos en la mayoría de los casos, salvo excepciones.

El estudio revela variaciones de hasta un 100% en productos como el aguacate y de hasta un 300 por ciento en el caso de los cítricos (limón y naranja). Por otro lado, se constata una menor fluctuación de los precios de las frutas y las verduras a lo largo de la campaña.

Fuentes del GDR relacionaron este hecho con «la dependencia que las grandes cadenas comerciales tienen de las grandes cadenas de distribución y, por tanto, de las variaciones de los precios en los mercados globales, más sometidos a influencias políticas, internacionales y de macroeconomía». Los mercados ecológicos evitan esas fluctuaciones al ser el productor el que vende directamente al consumidor. Entre los alimentos donde no se ha podido constatar un precio menor de los ecológicos están el pan, la ciruela, la zanahoria o las judías verdes, entre otros.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de