Secciones
Entrevista
Reportaje
Turismo rural
Cartas al director
Edición anterior
Contacto

Buscador:
Desarrollo sostenible y espacios del conocimiento
Edición febrero 2007

El discurso de la sostenibilidad aplicada a edificios y espacios de trabajo es relevante en tanto en cuanto éstos y las actividades desarrolladas en ellos pueden pasar de ser, en muchos casos, bastiones de la insostenibilidad a verdaderos ejemplos de eficacia en diseño, construcción y posterior uso, integrando la rentabilidad de la inversión con el uso eficiente de los recursos naturales y la creación de espacios que permitan incrementos en la productividad de cualquier compañía.

Y es que, invertir en edificios verdes es rentable. Según un estudio de Grez Kats, de la consultora Capital E, bajo el título 'The cost of finantial benefits of green buildings,' un incremento mínimo en la inversión inicial -de entre un 0 y un 2%-, que permita introducir conceptos de 'green buildings', produce como resultado unos ahorros contrastados de hasta un 20% del total de costes de construcción en el ciclo de vida del edificio.
Esto supone un retorno de hasta 20 veces el total de la inversión adicional. Por otro lado, el cuidado del medio ambiente puede reportar, en muchas ocasiones, cierto beneficio social a las empresas.

Algunas compañías tienen claro que para contribuir al desarrollo sostenible deben invertir en la regeneración de los recursos naturales, fuente de las materias primas que utilizan. La acción social es un modelo de reversión de valor por parte de las empresas a las sociedades con las que interactúan. Estas acciones están dirigidas a facilitar el desarrollo sostenible de la sociedad en su conjunto.

Si queremos crear un modelo sostenible de institución o empresa debemos contemplar los espacios de trabajo como una oportunidad y una necesidad. Trasladar los conceptos de sostenibilidad a los espacios de trabajo no es una elección, sino una necesidad por el bien de la empresa y de la sociedad en la que opera. El talento manda y exigirá, tarde o temprano, espacios de conocimiento que creen un entorno productivo y beneficioso para todos.

Así pues, cuando las empresas consideren la opción de construir o diseñar espacios, deben tener en cuenta que es posible hacerlo para crear e intercambiar conocimiento; para promover la innovación y la creatividad; para aumentar la productividad con confort o eliminar riesgos; para evitar costes sociales; para no cambiar; para construir y equipar espacios 'reciclables'; para integrar personas o culturas; y para disfrutar en el trabajo.

De la misma forma, también es viable conformar espacios que promuevan el aprendizaje, implantar los avances tecnológicos disponibles como catalizadores del desarrollo de espacios sostenibles, proponer espacios que faciliten la colaboración interactiva y gestionar el espacio para no dañar el entorno.

 

José Luis Gacía Cuartero
es consejero delegado de Facilitec.

Comenta este artículo:
Nombre:
   
Comentarios:
 
   
 
Comentarios Los comentarios de los lectores: