Ambientum - Revista Ecotimes Febrero - Lleno (de kilovatios) por favor

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Febrero

Energía

Artículo

Lleno (de kilovatios) por favor

Por Txema Campillo
uncuartodeambiente.es
redaccion@ambientum.com

carretera

El vehículo eléctrico ya está aquí y ha llegado para quedarse. La decidida apuesta de las casas de automóviles y las empresas del sector energético le auguran un futuro prometedor.

Si son seguidores de la serie “Fringe”, habrán notado que en la última temporada la agente Dunham conduce un vehículo que no tendría nada de especial salvo porque en uno de los episodios aparece recargándolo en un poste. Se trata, obviamente, de un vehículo eléctrico. La creciente e insostenible contaminación de las ciudades, el encarecimiento de los combustibles fósiles y una mayor concienciación ecológica en la sociedad son los tres factores que están espoleando el crecimiento de este tipo de transporte.

A los tres factores reseñados con anterioridad hay que sumarle uno muy importante: la decidida apuesta de las marcas de coches y las empresas del sector energético por estos modelos, y las oportunidades que pueden acarrear no solo en movilidad sino en distribución inteligente de la energía: se puede usar la batería de algunos de estos vehículos como un generador para casos de emergencia.

Existen en la actualidad tres tipos de coches que podemos considerar eléctricos:

  • Los híbridos enchufables: combinan un motor de combustión con un motor eléctrico y baterías
  • Los eléctricos puros: solo disponen de un motor eléctrico y baterías.
  • Los de duración extendida: usan un motor de combustión para cargar las baterías del motor eléctrico.
Muchos pros y muchos contras

Cuando hablamos de un vehículo eléctrico, no nos queda más remedio que realizar un análisis maniqueo de los factores que confluyen en él, tanto  ambientales como económicos. Éste es aún un asunto que tiene que madurar, para reducir los importantes contras que presenta.

1. Los factores ambientales

Un vehículo eléctrico que use tarifas nocturnas super reducidas para su recarga puede tener un coste de 1,5 €/100 Km, frente a los 6-8 €/100 Km de uno de combustión.

Además de la obvia reducción de emisiones de CO2, también hay que incluir la reducción de NOx, de partículas y de ruido. De hecho, la disminución sonora es tal que los actuales coches eléctricos puros incluyen un sonido artificial para alertar a los peatones de su presencia.

Los que se oponen al coche eléctrico argumentan que no se reduce la contaminación, y solo se cambia de sitio. Esto es relativo, y va a depender de la fuente de energía primaria que utilice el vehículo. Lo ideal es que la electricidad provenga de fuentes renovables o de producción nuclear, pero podemos aceptar que proceda de centrales de gas de cogeneración que queman gas con un rendimiento del 60%, frente al 30-35% de los motores de combustión interna de los actuales coches.

2. Los factores económicos

Actualmente el coche eléctrico es muy caro. La fabricación de sus baterías aún es casi artesanal, lo que encarece mucho el producto final. Un utilitario con todos los extras duplica el precio de un coche de combustión equivalente. ¿Donde está la ventaja del eléctrico? En el ahorro de combustible y mantenimiento.

Por ejemplo, un vehículo que use tarifas nocturnas super reducidas para su recarga puede tener un coste de 1,5 €/100 Km frente a los 6-8 €/100 Km (1) de uno de combustión y con el doble de rendimiento. Además la ausencia de aceites, lubricantes, transmisiones mecánicas… hacen que su mantenimiento sea menos costoso.

La oposición viene de la autonomía y el acceso a la recarga. Los actuales vehículos eléctricos poseen una autonomía entre los 200 y los 150 km, dependiendo de las condiciones (velocidad, cuestas, frenadas, uso del climatizador...) lo que los hace perfectos como vehículos urbanos. Sin embargo, aún es corta para largos viajes.

En cuanto a la recarga, tenemos dos tipos: la convencional y la carga rápida. La recarga convencional es la que realizaría el usuario en su plaza de garaje durante 6-8 horas. La rápida es la que se realizaría en caso de urgencia en los postes de recarga rápida o CHAdeMO (2), que ya se están empezando a ver en “electrolineras”, en centros comerciales y por las calles de muchas ciudades españolas gracias al proyecto MOVELE que en 10 minutos pueden proporcionar 60 km de autonomía o cargar el 80% de una batería en media hora.

El futuro del coche eléctrico es prometedor porque no podemos seguir quemando petróleo con el actual rendimiento para desplazarnos.

En lo relativo al consumo eléctrico, si todos los coches del parque móvil mañana mismo fueran eléctricos, experimentaría un aumento de casi el 20%. Este aumento es muy asumible si tenemos en cuenta que será progresivo a lo largo de, como mínimo, 20 años.

Digan lo que digan sus detractores, el futuro del coche eléctrico es prometedor en el medio y largo plazo, básicamente porque no podemos seguir quemando petróleo con ese rendimiento para desplazarnos. Solo necesitamos un cambio de mentalidad para afrontar la transición y los hábitos de movilidad. El coche eléctrico ha llegado para quedarse, y en 2040 los raros serán los coches de gasolina y gasóleo.

Para saber más:

Plan MOVELE

Proyecto de vehículo eléctrico de Endesa

(1) Estimación a partir de datos del IDAE y precios de la gasolina del 2010
(2) Del japones O cha demo ikaga desuka (Vamos a tomarnos un té mientras carga)

Otros artículos de Energía

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies