Ambientum - Revista Ecotimes Especial Formación y empleo - El empleo verde, un antídoto para la exclusión social

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes Especial Formación

General

Artículo

El empleo verde, un antídoto para la exclusión social

Por Goyo Nieto
redaccion@ambientum.com

Empleo

Tradicionalmente el respeto y cuidado por el medio ambiente y la integración de ciertos sectores de la población que presentan riesgo de exclusión social han sido dos temáticas que se han dejado para el desarrollo exclusivo de las administraciones públicas con competencias en la materia, olvidándonos del importante papel que en este campo puede, y debe, desarrollar la iniciativa privada.

Es crucial la participación de la Administración en el fomento y desarrollo de cualquier actividad encuadrada en lo que se conoce como “Economía Social”, pero a través del presente artículo pretendo demostrar que unificar en un solo proyecto conceptos como medio ambiente e integración social de personas con riesgo de exclusión no sólo es una medida ética y de responsabilidad corporativa, sino que además es rentable desde un punto de vista económico, tanto por su carácter innovador como por su contribución al desarrollo sostenible.

El objetivo de alcanzar un desarrollo sostenible que permita preservar el medio ambiente para el disfrute de las generaciones futuras (ya presentes, me atrevería a decir), y al mismo tiempo mantener actividades económicas rentables que permitan alcanzar un nivel de vida adecuado, nos lleva a pensar en empleos muy diversos todos ellos relacionados con la temática ambiental, algunos de ellos rescatados de nuestra historia mas ancestral.

El sentido ético del empleo verde

En primer lugar me gustaría definir y aclarar conceptos; el de personas con discapacidad, sus grados, tipologías, etc., parece estar perfectamente definido y reglado, considerándose a una persona con discapacidad como aquella que tiene un certificado oficial otorgado por un Centro Base que le reconoce el 33% o más de minusvalía, pero dicho esto conviene aclarar al lector que es lo que entendemos por “empleo verde”, y por supuesto, que entendemos por “trabajo decente”.

Cualquier actividad relacionada con lo ‘verde’ genera una aceptación positiva por parte de la sociedad

Bien, podríamos entender por empleo verde todo aquel que está relacionado con el sector medioambiental, es decir, energías renovables, residuos, contaminación, sostenibilidad, ética, justicia social, etc., pero no podemos entender el concepto empleo verde sin el axioma de que éste se traduzca en la creación de puestos de trabajo decentes, entendiendo por trabajo decente, según definición dada por la Organización Internacional del Trabajo como “aquel que ofrece oportunidades para que los hombres y las mujeres puedan conseguir un trabajo productivo en condiciones de libertad, equidad, seguridad y dignidad humana”. El trabajo decente se antoja por tanto fundamental en el esfuerzo por reducir la pobreza y las desigualdades, y es un medio para lograr un desarrollo equitativo, inclusivo y sostenible. Recientes estudios vinculan discapacidad y pobreza, y es que se produce una espiral maldita ya que la pobreza eleva el riesgo de sufrir una discapacidad y la discapacidad eleva el riesgo de caer en la pobreza. Según un estudio publicado por la Fundación La Caixa “las personas con rentas bajas tienen hasta cuatro veces mas riesgo de sufrir una discapacidad antes de los 65 años que aquellos que gozan de una economía saneada”.

Hoy en día estos conceptos están estrechamente relacionados, ideas como sostenibilidad, equidad, justicia social, integración… forman el tejido que compone el concepto de empleo en el sentido más ético de la palabra.

Hace tiempo leí una definición de sostenibilidad en la que se colocaba a la persona en el centro de todos los proyectos e iniciativas, considerándola en todas sus dimensiones, sin exclusiones. Según esta definición sólo así se construiría una sociedad sostenible, una sociedad que lograra el pleno desarrollo de las personas que la componen, su integración, una sociedad que estuviera en disposición de alcanzar la sostenibilidad en su desarrollo.

Creo que la integración debe realizarse en cualquier sector productivo, sin exclusión, no solo en el denominado “empleo verde”, y que debe ser una integración positiva, creo sinceramente que la administración tiene la obligación de configurar el marco que permita a todas las personas desarrollarse, integrarse, es su obligación, su deber, y facilitar los recursos y mecanismos necesarios para que el empresario haga lo mismo e integre en su proyecto empresarial a personas con capacidades diferentes, solo así se estará contribuyendo al tan ansiado desarrollo sostenible.

Debido a mi experiencia en el campo medioambiental he podido comprobar como cualquier actividad relacionada con lo “verde” genera una aceptación positiva por parte de la sociedad, se trata de un sector bien considerado, y es por ello que es un nicho perfecto para que personas que presentan serio riesgo de exclusión social encuentren un espacio en el que poder desarrollarse e integrarse, en el que puedan ser valoradas por su trabajo, por lo que son. Se trata de un sector con múltiples posibilidades, pues lo “verde” vende, la conciencia de la sociedad cada vez está más sensibilizada con estos temas, las empresas lo saben, los puestos de trabajo irán aumentando y determinados nichos aún sin explotar podrán ser ocupados desde el principio por personas con discapacidad. Tradicionalmente las personas con discapacidad, especialmente las personas con discapacidad intelectual, han sido las últimas en ocupar los diferentes sectores productivos de forma que han terminado desarrollando tareas residuales que nadie quería, denigradas socialmente. Pero el empleo verde está en pleno crecimiento de forma que si se dota a este colectivo de una adecuada formación tendrán unos conocimientos adquiridos y una sabiduría en el desempeño de sus funciones que hará muy interesante su contratación, no por su condición de personas con un certificado de discapacidad sino por sus contrastadas habilidades productivas.

Trabajo digno, trabajo verde

empleo

Últimamente estamos siendo testigos de la aparición de una gran cantidad de entidades, organismos, que apuestan por el empleo verde y la contratación de personas con discapacidad, ¿estamos ante un despertar de conciencias, ante un renacer de valores solidarios olvidados, o se trata simplemente de una moda apoyada por los beneficios fiscales, e incluso de imagen, que supone tener en plantilla a trabajadores pertenecientes a este colectivo? Personalmente no me importa, me da igual, siempre y cuando el trabajador tenga un trabajo digno, justamente remunerado, y sea tratado y valorado de forma que pueda desarrollarse e integrarse plenamente.

En cualquier caso creo sinceramente que no debemos caer en el recuso fácil de la compasión, del paternalismo, se trata de un colectivo con posibilidades, de lo que puedan hacer, de lo que puedan aportar a la sostenibilidad, al desarrollo, depende única y exclusivamente de nosotros. Debemos encontrar los mecanismos que aúnen rentabilidad, productividad, e inserción. No debe tratarse de empleos subvencionados por el “papá” estado, debe tratarse de trabajos capaces de generar riqueza per se de forma que esa misma riqueza revierta en formación, y otra vez en empleo.

Desde mi opinión, se trata de un sector muy atractivo para el mercado que poco a poco ha ido tomando posiciones con el peligro y suspicacia que esto puede generar, ¿hasta que punto todo el entramado que se está configurando entorno al empleo e integración de este colectivo persigue única y exclusivamente el fin social con el que se presentan? Es preciso diferenciar, y separar el trigo de la paja pues no es oro todo lo que reluce y las Fundaciones, Asociaciones, Centros Especiales de Empleo, Escuelas Taller, etc., pueden “jugar” con la sensibilidad de las personas e ir mas allá del fin perseguido. En ocasiones los promotores de iniciativas sociales se olvidan el objetivo que motivó su creación y se pierden en la búsqueda de beneficios puramente económicos.

Está claro que los números deben encajar pues el inicio de todo proyecto requiere de una arriesgada inversión y mas uno como éste en el que la rentabilidad frecuentemente está en entredicho, y que como todo “negocio” debe contar antes de su puesta en marcha con un “Buen Plan de Negocio”, pero nunca se debe perder la relación con lo social, ético, justo, el fin no siempre justifica los medios.

 No puede darse el caso de crear empleo para este colectivo “a toda costa”, a cualquier precio, se trataría de trabajos precarios, de incierta duración, que terminarían fracasando ante una crisis económica como la que estamos sufriendo con recortes a subvenciones y ayuda sociales. Se debe apoyar al empleo verde como trampolín de inserción laboral pero exigiendo que sea en la medida de las posibilidades, rentable, no subvencionado, un empleo en el que el trabajador se sienta reconocido, valorado, y pueda desarrollarse como persona.

El reto de la integración total

Y no puedo quedarme, aunque sea el motivo del artículo, en la creación de empleo como elemento integrador, éste es solo un paso más en la carrera para alcanzar la sociedad que contribuya a la consecución de un desarrollo sostenible. Debemos ir mas allá, si lo que pretendemos es la integración positiva de este sector debemos asegurar su madurez e independencia, potenciar su autodeterminación e incentivarles para la toma de decisiones, y esto pasa por facilitar su integración en todos los aspectos de la vida, trabajo, pero también vivienda, ocio normalizado, relaciones personales, entorno mas inmediato.

No puede darse el caso de crear empleo para este colectivo a toda costa

Se debe hacer ver a estas personas, a este colectivo, a sus familias, que son parte de una sociedad en la que no son menos que los demás pero que tampoco son mas ni deben esperar a tener mas atenciones que el resto, siendo fundamental asuman su corresponsabilidad en cualquier proyecto que inicien, fomentando su autoderminación mediante la toma de decisiones.

Debemos tener claro que son personas que tienen derechos que deben ser reconocidos, pero que también tienen obligaciones y responsabilidades, que deben contribuir, pues de lo contrario estaríamos fomentando la caridad y la compasión, el sobreproteccionismo, la inmadurez, y eso no es sostenible, ni asumible por ningún estado, y menos por el nuestro que atraviesa una de las peores crisis económicas y de identidad de su historia.

Otra parte de la ecuación, que debe ser abordada, y no por ser tratada en último lugar es menos importante, mas bien todo lo contrario, es el enfoque, la colaboración que en este proceso de integración y normalización juega la familia. El núcleo familiar debe ser el respaldo que anime y refuerce las conductas de independencia y autonomía que toda persona aspira a tener como meta de su desarrollo personal, entendiendo que el enfoque que debe darse para conseguir la plena integración del individuo debe ser holístico y que comprende la vida laboral, pero también el acceso a la vivienda, sus relaciones personales, las actividades de ocio…

D:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\revista\2012\abril\empleo-verde-antidoto-para-exclusion-social.asp
C:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\
0
http://www.ambientum.com//revista/2012/abril/empleo-verde-antidoto-para-exclusion-social.asp?id=1301

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies