Ambientum - Revista Ecotimes Diciembre - Especial Navidad - El fracaso de Copenhague

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Especial Navidad

Cambio Climático

Artículo

El fracaso de Copenhague

La XV Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (COP 15) celebrada en Copenhague ha reunido a los expertos más importantes en temas medioambientales,  los jefes de estado, los ministros de medio ambiente y las organizaciones no gubernamentales de 193 países.

Por Isabel Marín
imarin@ambientum.com

Qué es el Cambio Climático

cambio climatico

Todo el mundo habla del cambio climático últimamente, es un tema que está de moda… ¿Pero sabemos realmente en qué consiste? Para ello primero tendríamos que conocer el concepto de Efecto Invernadero.

El efecto invernadero se puede definir como un fenómeno por el que determinados gases (H2O, CO2, CH4, NOx, O3,  CFCl3 ) que componen la atmósfera de manera natural (excepto los CFCs) retienen la energía que el suelo terrestre emite y una parte de la misma la reemiten a la superficie de la Tierra. Es un proceso natural que hace que nuestro planeta no se enfríe impidiendo la vida, al no dejar que parte de a radiación se transmita directamente al espacio y se pierda.

El problema viene cuando a partir de la Revolución Industrial, el uso de los combustibles fósiles se dispara debido a las actividades industriales y el transporte, haciendo que se incrementen las cantidades emitidas a la atmósfera de estos gases.

Los países industrializados deberán aportar ayudas para que los países más desfavorecidos puedan prepararse para el cambio climático

Debido a este exceso de gases de efecto invernadero en la atmósfera se produce el Cambio climático, también conocido como calentamiento global, que se basa en el aumento de la temperatura terrestre, tanto de la atmósfera terrestre como de los océanos en las últimas décadas.

Consecuencias del Cambio Climático

Según los estudios, la temperatura media de la superficie terrestre ha subido más de 0,6ºC desde los últimos años del siglo XIX y se prevé un aumento entre 1,4ºC y 5,8ºC para el año 2100.

El calentamiento global da lugar a una elevación del nivel del mar debido tanto al aumento de agua líquida disponible, derivado a la fusión de los hielos de los casquetes polares y los glaciares de montaña, como al fenómeno físico consistente en que el agua caliente ocupa más volumen que el agua fría, hecho que confirma el Panel Intergubernamental  de Cambio Climático (IPCC). Esto es preocupante ya que muchas islas y zonas costeras podrían desaparecer en unos años.

Otra consecuencia son los cambios meteorológicos, ya que a medida que el clima se hace más cálido la evaporación de agua se incrementa. Esto causaría un aumento de las precipitaciones en forma de lluvia, sobretodo en las regiones frías (latitudes altas) y en ciertas regiones tropicales lluviosas, a la vez que una reducción en las zonas secas de latitudes medias. También aumentaría la erosión del suelo, iniciándose un proceso de desertificación de zonas continentales interiores.

Debido a estos cambios en el clima, muchas especies tendrían que abandonar sus hábitats naturales, y según las previsiones, si sigue la actual tendencia, algunas de ellas desaparecerán, ya que muchas especies vegetales y animales, debilitadas ya por la pérdida de hábitats y la contaminación; no serán capaces de sobrevivir 100 años más.

Conferencia de Copenhague. Antecedentes.

conferencia de copenhague

La XV Conferencia sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas se celebró en Copenhague, Dinamarca, del 7 al 18 de diciembre, organizada por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Esta Convención entró en vigor el 21 de marzo de 1994,  y en ella se estableció una estructura general para los esfuerzos intergubernamentales encaminados a resolver el desafío del cambio climático. Desde el año de su creación celebran anualmente una Conferencia anual.

En la Conferencia se reúnen los mejores expertos en medio ambiente, los ministros y jefes de estado y organizaciones no gubernamentales de los 193 países miembros de la CMNUCC.

En 1997, los gobiernos acordaron incorporar una adición al tratado, el Protocolo de Kyoto, o lo que es lo mismo, un conjunto de medidas para reducir los gases de efecto invernadero a nivel mundial. El objetivo concreto era reducir en un 5% los niveles de 1990 para el periodo 2008-2012.

En 2006, en Nairobi, se concretó que se adoptaría un nuevo Protocolo en la Cumbre de Copenhague.

Conferencia de Copenhague. Objetivos

Según los organizadores, el objetivo de la conferencia es “la conclusión de un acuerdo jurídicamente vinculante sobre el clima, válido en todo el mundo, que empiece a aplicarse a partir de 2012”.
El objetivo a largo plazo es la reducción de las emisiones de CO2  mundiales en al menos un 50% en 2050 respecto a 1990. Los países industrializados deberán reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero entre un 25% y un 40%, respecto a los niveles de 1990 para el año 2020 y deberán alcanzar una reducción entre el 80% y el 95% para 2050.

Los Estados Unidos se involucran en esta ocasión ya que en el Protocolo de Kioto, firmaron el acuerdo pero no lo ratificaron, siendo el único país que no lo hizo, por lo que su adhesión sólo fue simbólica hasta el año 2001. Este año el Gobierno de Bush se retiró del Protocolo, “no porque no compartiese su idea de fondo de reducir las emisiones, sino porque considera que la aplicación del Protocolo es ineficiente”, como el mismo declaró.

Como comentó Connie Hedegaard, Ministra danesa para la Conferencia del Clima de las Naciones Unidas en Copenhague 2009, al comienzo de la Conferencia “Durante este  último año hemos visto una movilización popular sin precedentes. Estudiantes y catedráticos, líderes sindicales y directores generales, políticos y organizaciones de base, científicos y líderes espirituales. Gente de todas las partes del mundo, de todas las profesiones y condiciones sociales ha levantado su voz pidiendo que actuemos ya”.

"La Conferencia no debe ser una sucesión de declaraciones sin puntos de coincidencia", según Sarkozy

“No será fácil llegar a un acuerdo ambicioso en Copenhague. En un escenario en el que 193 Partes necesitan ponerse de acuerdo, la lista de cosas que pueden ir mal no tiene fin. Sin embargo pienso que todavía es posible” añadió Hedegaard.

Conclusiones de la Cumbre

Si se tuvieran definir en una sola frase las conclusiones de la Cumbre, esta bien podría ser “El fracaso de Copenhague”.
Después de dos semanas llenas de incertidumbre, en el que millones de personas tenían puestas sus expectativas en la COP 15, la mayor reunión sobre el cambio climático de la historia, el resultado no podría haber sido más insatisfactorio. El manifiesto final no es vinculante y no explica como se deberá proceder para llevar a cabo la reducción de emisiones.

Ha concluido con una simple declaración de intenciones en las que los países participantes ponen de manifiesto que quieren que la temperatura del planeta no se incremente más de 2ºC con respecto a los niveles que había antes de la Revolución Industrial.

Lo que sí se ha incluido en el texto es que los países industrializados deberán aportar ayudas para que los países más desfavorecidos puedan prepararse para el cambio climático. Para el periodo puente 2010-2012, los países desarrollados aportarán alrededor de 30 miles de millones de dólares. A medio plazo, el texto recoge: “Los países desarrollados se fijan la meta de movilizar conjuntamente 100.000 millones de dólares al año, que se alcanzarían en 2020, para cubrir las necesidades de los países en desarrollo. Dichos fondos provendrán de una variedad de fuentes, tanto públicas como privadas, bilaterales y multilaterales”.

cambio climatico

Pero el sentimiento de decepción lo inunda todo. Parece que los líderes mundiales no han sabido llegar a un acuerdo en un tema tan importante como el del Cambio Climático. Como señaló el presidente francés Sarkozy, en relación a la Conferencia, “no debe ser una sucesión de declaraciones sin puntos de coincidencia”

Dos de los principales países responsables de los niveles de emisiones más altos, como son EEUU y China, y que no participaron en el Protocolo de Kyoto, han estado liderando las negociaciones para finalmente no llegar a ningún acuerdo. La reducción que proponía Obama, era insuficiente, un 4% respecto a los niveles de 1990, y China no estaba dispuesta entre otras cosas a que la Organización de las Naciones Unidas auditase sus emisiones.

Además la sensación de que a la Unión Europea ha estado un poco “marginada”, en un segundo plano detrás de Estados Unidos, reina en el ambiente.

En febrero los 193 países tendrán que haber dejado por escrito los objetivos de las reducciones. Ahora las esperanzas están puestas en la XVI Conferencia que se celebrará a finales de 2010 en Méjico.  

Fotografías: COP 15

  • Compártelo
  • Delicious
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Reporter MSN
  • Technorati
  • Wikio
  • Yahoo

Los comentarios de los lectores

28/12/2009 19:12:44
Es lamentable, decepcionante que las autoridades de todo el mundo ,que representan a miles de ciudadanos sean incapaces de establecer soluciones claras al calentamiento global que afecta y afectará la salud ambiental diversos paises.
Angélica Castro
12/01/2010 18:47:43
Lamentable, que siga primando el dinero y el desarrollo sobre la seguridad de nuestro planeta, esperemos el extremo invierno y verano haga cambiar de opinion a nuestros amados gebernantes
CP

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies