Home ¡Visita aquí el portal actual y su nuevo contenido!
  Noticias
Estás en > Actualidad > Revista marzo
Enviar a un amigo
Revista febrero
 Termina el plazo de ejecución de las medidas  compensatorias por la T4 y aún no han empezado
Edición marzo 2008


Las medidas compensatorias para la restauración de la zona afectada tras la ampliación del aeropuerto de Bajaras están aún por comenzar a pesar de que en 2004 se adjudicó, mediante concurso, la ejecución de estas actuaciones a una UTE. En total 13,5 millones de euros y un entorno destrozado a la espera de que se inicie este importante proceso de restauración en los márgenes del río Jarama. Este mes acaba la prórroga otorgada para su desarrollo y se solicitará otra pero por el momento no se ha hecho prácticamente nada.

Han transcurrido cuatro años desde que se le concediera a la Unión Temporal de Empresas (UTE), compuesta por las empresas Thaler-Geocisa-Prointec y Dragados Obras y Proyectos, la ejecución de las medidas ambientales compensatorias tras la construcción de la Terminal 4 del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Avión sobre LIC "Cuencas del río Jarama y Henares"
Foto: José A. Matesanz

Estas obras de ampliación del sistema aeroportuario afectaban al río Jarama, considerado como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), de acuerdo al artículo 4 del Real Decreto 1997/1995, que traspone la Directiva 92/43/CEE, relativa a la conservación de los hábitats naturales de la fauna y flora silvestres, para su inclusión en la Red ecológica europea “Natura 2000” . Esta importante figura medioambiental de la zona determinó la Declaración de Impacto Ambiental (D.I.A) publicada en el Boletín Oficial del Estado de fecha 13 de diciembre de 2001.

Su artículo 9 recoge que “Para compensar el impacto ocasionado, el promotor adquirirá una serie de fincas dentro del LIC o en otras zonas de interés de la cuenca de los ríos Jarama y Henares en la Comunidad de Madrid, que posteriormente serán objeto de trabajos de restauración y mejora para recuperar en lo posible las condiciones naturales de la zona, con objeto de compensar los impactos ecológicos producidos que afectan de forma directa a unas 1.250 hectáreas y en particular a compensar la afección al LIC” (Ver el B.O.E íntegro).

Río Jarama a su paso junto a la T4
Foto: José A. Matesanz

Estas actuaciones se deben desarrollar en terrenos situados de manera preferente, total o parcialmente, en la banda de la zona de policía de los ríos Jarama y Henares en 750 hectáreas así como en 500 hectáreas en terrenos situados en otros lugares de la cuenca del Jarama que se correspondan con zonas que alberguen hábitats de especial relevancia para la fauna como humedales y zonas de reproducción de especies catalogadas. Una serie de trabajos encaminados a compensar los impactos ecológicos que se iban a producir por el desvío del río, así como la creación de un cauce de aguas bajas de 1.700 metros.

Estas medidas de restauración requieren que Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) inicie los procesos de adquisición de terrenos. Una acción que, en otros procesos de ejecución de medidas compensatorias, se realiza antes incluso de que se adjudiquen las actuaciones a alguna compañía para evitar, de este modo, que estos terrenos cuesten más dinero.

El caso de las medidas compensatorias a realizar en el entorno de la T4 es paradigmático la lentitud de los procesos de conservación y restauración. El dinero está a la espera de que se inicien los trabajos, pero ya no se sabe si será suficiente para sufragar todas las actuaciones. La prórroga solicitada para el desarrollo de las labores de restauración concluye este mes de marzo y AENA prácticamente no ha comprado ninguna finca, y esto a pesar de que su memoria de 2005 dice que “se siguen desarrollando proyectos de medidas compensatorias, en cumplimiento de la DIA ” (ver memoria).

Si bien es cierto que, en lo relacionado con la Calidad y Gestión Medioambiental, la Dirección del Plan Barajas adaptó el sistema a los requisitos de la ISO 14.001:04, aún queda mucho por hacer para evitar que las palabras y las leyes se queden en los documentos.

Mientras tanto, lo único que se puede afirmar es que el LIC "Cuencas de los ríos Jarama y Henares" está a la espera de que se puedan llevar a cabo unas medidas de compensación que no sólo lo restaurarán, sino que mejorarán la situación de los pueblos cercanos, algunos de los cuales, como Paracuellos del Jarama, ya se han quejado a AENA por la lentitud de sus actuaciones (ver carta del Ayuntamiento a AENA).

Ahora, lo único que resta es ver qué pasará cuando acabe esta nueva prórroga que, según publica el periódico La Razón, acaba este mismo mes de marzo (ver reportaje). Los ciudadanos, mientras tanto, tendrán que esperar a que la Comunidad de Madrid, el Ministerio de Fomento o el de Medio Ambiente tomen cartas en el asunto y devuelvan la biodiversidad a este importante espacio natural. Nosotros intentaremos seguir infomándoles de los hechos.

Ver el mapa de situación

 
   
Volver al menú de la revista

Cristina Martín
Ambientum

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.
 

Noticias de última hora
Especial S.O.S. Costas Españolas
Suscríbete