Home ¡Visita aquí el portal actual y su nuevo contenido!
  Noticias
Estás en > Actualidad > Revista > Especial
Hemeroteca | Artículos anteriores| Suscríbete aquí| Volver al menú Enviar a un amigo
Especial aves migratorias
Introducción
El viaje
Los Peligros
La aduna
Fin del viaje
  La aduana: anillamiento, marcas, radio-tracking y radar
Edición Especial octubre 2007  


La comunidad científica mundial ha ideado sistemas de marcajes internacionales para que halla consenso y homogeneidad en los resultados. El anillamiento, las marcas, el radio-tracking y el radar son los principales métodos que tienen los ornitólogos para controlar la vida de las aves, en general, y su migración, en particular. Algunas pasan por estas "aduanas" para ser controladas y "fichadas" por nosotros.

Los objetivos principales del marcaje científico son conocer las vías migratorias y las áreas de cría. Estudiar la fenología migratoria, esto es, la parte de la meteorología que investiga las variaciones atmosféricas en su relación con la vida de animales y plantas.

También se busca el conocimiento de la curva de supervivencia de las diferentes especies, la morfología y estado de muda así como las causas de mortalidad.

Anillamiento

Martin Pescador (Alcedo atthis)
Foto: José A. Matesanz

Este método de control de las aves es el más utilizado y el más tradicional. Su origen se remonta al siglo XVIII, aunque es durante el siglo pasado, en 1.959, cuando se funda por la Sociedad Española de Ornitología el Centro de Migración de Aves.

Desde entonces el anillamiento científico de los pájaros ha servido para averiguar aspectos importantes de su vida y de sus migraciones. Se puede ver, por ejemplo, de dónde viene el pájaro anillado ya que cada país tiene sus propias anillas y esto es lo que más ilusiona a los ornitólogos. Coger un ejemplar que ha volado desde Rusia o más lejos incluso.

El anillamiento consiste en poner anillas metálicas de aluminio o de plástico a las aves que previamente han caído en las redes que se han escondido entre la maleza o a los pollos en los nidos.

Flamenco (Phoenicopterus ruber)
Foto: Cristina Martín

El tamaño de las especies que se van a marcar influye de forna directa en el tamaño de las anillas que se van a colocar, porque no es lo mismo anillar a un martín pescador (Alcedo atthis) que a un flamenco (Phoenicopterus ruber).

Esta actividad de contacto directo con las aves requiere gran profesionalidad, de ahí que
sea requisito imprescindible para poder realizarla el haberse sacado el carnet de anillador.

Marcas o bandas alares:

Este tipo de marcaje, usado desde los años setenta del siglo pasado, está formado por unas láminas de plástico que se sitúan sobre el húmero de las aves de forma ajustada al ala y sin dañar al ejemplar.

Se caracterizan por su rápida instalación, sencillez y visualización. Suelen ser de diferentes colores y llevan símbolos para la identificación de la especie, generalmente aves rapaces, córvidos y ardeidas. Su duración es menor que las anillas y viene a ser de tres años, salvo excepciones.

Radio-tracking

Radio seguimiento es el método a través del cual los científicos colocan un radiotransmisor en la espalda del ave, con una pequeña antena.

La eficacia depende del material utilizado y de la situación del ave: cuando está en el suelo se puede localizar al pájaro entre 500 y 1.000 metros, si está posado en un árbol la cobertura aumenta a 5 km y la distancia se incrementa hasta los 15 km cuando está volando.

Este método es útil tanto para pájaros como para mamíferos y sirve para analizar su comportamiento y movimientos.

Radar

Es el método más caro para controlar las migraciones de las aves, sin embargo es también uno de los más exactos y significativos. Sirve por tanto, al igual que el anillamiento, para el estudio de los viajes de larga distancia.

Cristin Martín
Ambientum

Ambientum 2009 | Aviso Legal | Política de privacidad | Contacto | Publicidad |
  Atención telefónica: 91 630 80 73