La órbita terrestre afecta a la estabilidad de la Antártida - Actualidad Medio Ambiente

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Categorías Noticias Ambientales:

Hemeroteca del Diario

Buscar por fecha:

BUSCAR

Buscador avanzado:

Palabra Clave:
Sección:
¿En qué fechas?
Seleccionar fecha Seleccionar fecha
BUSCAR

Lo más comentado


"COMENTARIO SOLO PARA VISIONARIOS Lamentablemente no basta con diseñar ciudades en las que..."


"¿Afecta a empresas solo usuarias de productos químicos en cantidades menores?..."


" El comportamiento de algunas especies de nuestro planeta es muy particular, porque no ..."

AGENDA AMBIENTAL JUNIO 2017

  • GREENCITIES 2017
  • 15º Congreso Nacional de la Recuperación y el Reciclado
  • Meeting Point - Gestión de recursos materiales, productos y residuos: Objetivo 2030

+ INFO

Directorio de empresas

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Actualidad Ambiental

La órbita terrestre afecta a la estabilidad de la Antártida

Internacional


REDACCIÓN


redaccion@ambientum.com


Las emisiones de gases de efecto invernadero influyen en mayor medida al deshielo que los cambios de la órbita de la Tierra

Un equipo liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto que existe relación directa entre los cambios de la órbita terrestre y la estabilidad del casquete oriental antártico, concretamente en el margen continental de la Tierra de Wilkes (Antártida Oriental). En el estudio, que se publica en la revista Nature Geosciences, han participado 29 científicos de 12 países.

Este trabajo se basa en el análisis de sedimentos marinos que fueron transportados por icebergs hace entre 2,2 y 4,3 millones de años, y que se han recogido durante una expedición del Integrated Ocean Drilling Program. Los datos obtenidos revelan que procesos climáticos naturales pueden aumentar la respuesta de los casquetes polares ante cambios de energía relativamente pequeños derivados de las modificaciones en la órbita terrestre; se pueden producir subidas y bajadas del nivel del mar de decenas de metros. El estudio muestra que hace 2,5 millones de años, cuando las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera eran similares a las actuales, el deshielo del casquete oriental antártico era generalizado.

“Este trabajo ayuda a resolver el misterio de cómo contribuye la órbita de la Tierra alrededor del Sol en la estabilidad de los casquetes de hielo”, explica la investigadora del CSIC Carlota Escutia, del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra, que ha liderado la expedición.

Los gases de efecto invernadero

“Las emisiones de gases de efecto invernadero suponen, sin embargo, una aportación energética mucho mayor que la proporcionada por los cambios en la órbita terrestre”, apunta Escutia.

El análisis de los sedimentos muestra que la estabilidad del mayor casquete de hielos terrestre está influenciada por la presencia de la banquisa de hielos en los océanos que rodean la Antártida. La banquisa es agua de mar helada que forma un escudo protector alrededor del continente y de los casquetes de la Antártida, y es susceptible al calentamiento de los océanos generado como consecuencia del aumento de los gases de efecto invernadero. “La desaparición de la banquisa puede traducirse en un deshielo de los casquetes y en subidas del nivel del mar de varios metros”, añade Escutia.

Hace millones de años, bajo condiciones de concentraciones de dióxido de carbono altas (como las actuales) y temperaturas del océano un poco más elevadas que las que se registran en la actualidad, los océanos que rodean a la Antártida no pudieron sostener la banquisa. Según destaca la investigadora del CSIC, “la desaparición de este escudo protector permitió que las corrientes oceánicas arrastradas por los vientos penetraran hasta la base de los casquetes, produciendo su deshielo”.

El estudio plantea un potencial deshielo generalizado del casquete oriental antártico en el futuro si no se reducen los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera.

M. O. Patterson, R. McKay, T. Naish, C. Escutia, F. J. Jimenez-Espejo, M. E. Raymo, S. R. Meyers,, L. Tauxe, H. Brinkhuis, IODP Expedition 318 Scientists. Orbital forcing of the East Antarctic ice sheet during the Pliocene and Early Pleistocene. Nature Geosciences. DOI: 10.1038/NGEO2273

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Etiquetas

Efecto invernadero, órbita, Antártida,

Noticias relacionadas, también pueden interesarte...



Los comentarios de los lectores

29/10/2014 1:57:54
QUISIERA RECIBIR MAYORES INFORMACIONES AL RESPECTO A TRAVES DE MI CORREO
VICTOR HUAMAN

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

La Actualidad del Medio Ambiente en imágenes

REGLAMENTO (CE) nº 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos (REACH), por el que se crea la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos, se modifica la Directiva 1999/45/CE y se derogan el Reglamento (CEE) nº 793/93 del Consejo y el Reglamento (CE) nº 1488/94 de la Comisión así como la Directiva 76/769/CEE del Consejo y las Directivas 91/155/CEE, 93/67/CEE, 93/105/CE y 2000/21/CE de la Comisión.

Reglamento (CE) nº 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas, y por el que se modifican y derogan las Directivas 67/548/CEE y 1999/45/CE y se modifica el Reglamento (CE) nº 1907/2006.

Entre los cambios que aporta este nuevo Reglamento cabe destacar la incorporación de 2 nuevas ITCs APQ 0 y APQ 10 y el cambio de denominación de algunas de las ITCs existentes quedando la estructura del siguiente modo:

  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-0 "DEFINICIONES GENERALES”
  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-1 "ALMACENAMIENTO DE LÍQUIDOS INFLAMABLES Y COMBUSTIBLES EN RECIPIENTES FIJOS"
  • INSTRUCCION TECNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-2 "ALMACENAMIENTO DE OXIDO DE ETILENO EN RECIPIENTES FIJOS"
  • INSTRUCCION TECNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-3 "ALMACENAMIENTO DE CLORO"
  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-4 "ALMACENAMIENTO DE AMONÍACO ANHIDRO"
  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-5 "ALMACENAMIENTO DE GASES EN RECIPIENTES A PRESION MOVILES”
  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-6 "ALMACENAMIENTO DE LÍQUIDOS CORROSIVOS EN RECIPIENTES FIJOS"
  • INSTRUCCIÓN TECNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-7 "ALMACENAMIENTO DE LIQUIDOS TOXICOS EN RECIPIENTES FIJOS"
  • INSTRUCCIÓN TECNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-8 “ALMACENAMIENTO DE FERTILIZANTES A BASE DE NITRATO AMONICO CON ALTO CONTENIDO EN NITROGENO
  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-9 "ALMACENAMIENTO DE PERÓXIDOS ORGÁNICOS Y DE MATERIAS AUTORREACTIVAS"
  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-10 "ALMACENAMIENTO EN RECIPIENTES MÓVILES

Como puede apreciarse en el listado, la diferencia con respecto al Reglamento actual es que este Real Decreto incorpora dos nuevas ITC, la MIE APQ 0 recoge las definiciones que aparecen en todas las ITCs y la ITC MIE APQ 10 recoge todas las obligaciones relativas a recipientes móviles; así, las instrucciones técnicas complementarias MIE APQ-1, MIE APQ-6 y MIE APQ-7, solo establecen disposiciones relativas a recipientes fijos pasando todo lo relacionado con recipientes móviles a ser regulado por esta nueva ITC MIE APQ10.

Finalmente, la ITC MIE APQ5 que actualmente regula el almacenamiento de botellas y botellones de gases comprimidos licuados y disueltos a presión, se amplía a todos los recipientes a presión transportables. Este nuevo Reglamento incorpora más modificaciones y novedades en su articulado y en las diferentes ITCs que iremos comentando próximos artículos una vez sea publicado en el Boletín Oficial del Estado.

">
<h2>Nuevo Reglamento APQ aprobado en el Consejo de Ministros</h2><p>La publicación de un nuevo Reglamento APQ viene justificado por la <strong>necesidad de adaptar las instrucciones técnicas a la evolución técnica y a la experiencia adquirida en todos estos años en materia de almacenamiento de productos químicos.</strong> Por otra parte, era necesario adaptar el almacenamiento a dos Reglamentos:</p><blockquote style=

REGLAMENTO (CE) nº 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados químicos (REACH), por el que se crea la Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos, se modifica la Directiva 1999/45/CE y se derogan el Reglamento (CEE) nº 793/93 del Consejo y el Reglamento (CE) nº 1488/94 de la Comisión así como la Directiva 76/769/CEE del Consejo y las Directivas 91/155/CEE, 93/67/CEE, 93/105/CE y 2000/21/CE de la Comisión.

Reglamento (CE) nº 1272/2008 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas, y por el que se modifican y derogan las Directivas 67/548/CEE y 1999/45/CE y se modifica el Reglamento (CE) nº 1907/2006.

Entre los cambios que aporta este nuevo Reglamento cabe destacar la incorporación de 2 nuevas ITCs APQ 0 y APQ 10 y el cambio de denominación de algunas de las ITCs existentes quedando la estructura del siguiente modo:

  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-0 "DEFINICIONES GENERALES”
  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-1 "ALMACENAMIENTO DE LÍQUIDOS INFLAMABLES Y COMBUSTIBLES EN RECIPIENTES FIJOS"
  • INSTRUCCION TECNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-2 "ALMACENAMIENTO DE OXIDO DE ETILENO EN RECIPIENTES FIJOS"
  • INSTRUCCION TECNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-3 "ALMACENAMIENTO DE CLORO"
  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-4 "ALMACENAMIENTO DE AMONÍACO ANHIDRO"
  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-5 "ALMACENAMIENTO DE GASES EN RECIPIENTES A PRESION MOVILES”
  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-6 "ALMACENAMIENTO DE LÍQUIDOS CORROSIVOS EN RECIPIENTES FIJOS"
  • INSTRUCCIÓN TECNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-7 "ALMACENAMIENTO DE LIQUIDOS TOXICOS EN RECIPIENTES FIJOS"
  • INSTRUCCIÓN TECNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-8 “ALMACENAMIENTO DE FERTILIZANTES A BASE DE NITRATO AMONICO CON ALTO CONTENIDO EN NITROGENO
  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-9 "ALMACENAMIENTO DE PERÓXIDOS ORGÁNICOS Y DE MATERIAS AUTORREACTIVAS"
  • INSTRUCCIÓN TÉCNICA COMPLEMENTARIA MIE APQ-10 "ALMACENAMIENTO EN RECIPIENTES MÓVILES

Como puede apreciarse en el listado, la diferencia con respecto al Reglamento actual es que este Real Decreto incorpora dos nuevas ITC, la MIE APQ 0 recoge las definiciones que aparecen en todas las ITCs y la ITC MIE APQ 10 recoge todas las obligaciones relativas a recipientes móviles; así, las instrucciones técnicas complementarias MIE APQ-1, MIE APQ-6 y MIE APQ-7, solo establecen disposiciones relativas a recipientes fijos pasando todo lo relacionado con recipientes móviles a ser regulado por esta nueva ITC MIE APQ10.

Finalmente, la ITC MIE APQ5 que actualmente regula el almacenamiento de botellas y botellones de gases comprimidos licuados y disueltos a presión, se amplía a todos los recipientes a presión transportables. Este nuevo Reglamento incorpora más modificaciones y novedades en su articulado y en las diferentes ITCs que iremos comentando próximos artículos una vez sea publicado en el Boletín Oficial del Estado.

" width="90" height="90" />

<h2>¿Sigue en riesgo la capa de ozono?</h2><p>A mediados de los años 70, un grupo de científicos avisó sobre la paulatina destrucción de la capa de ozono que protege al planeta de la radiación ultravioleta. En 1985, un artículo de la revista Nature elaborado por científicos del <em>British Antarctic Survey</em> <strong>alertaba de un agujero en la capa de ozono sobre el Polo Sur, donde este gas se había reducido en un 50 %.</strong> Desde ese momento, el agujero de la capa de ozono pasó a ser una cuestión capital en la lucha por la conservación del medio ambiente.</p><p>¿Por qué se produjo esta disminución del gas ozono? <strong>El principal causante fue el creciente uso de los clorofluorocarbonos, conocidos popularmente como CFC, que provocan una mayor destrucción del ozono del que se forma, disminuyendo su concentración.</strong> Se trata de sustancias químicas que se empleaban en objetos cotidianos como los electrodomésticos de refrigeración (nevera domésticas, aires acondicionados, congeladores industriales) y aerosoles (desodorantes y pintura en spray, insecticidas, lacas…).</p><p>Además de los CFC, de los que <strong>existen una docena de tipos, existen otros gases de origen humano que ponen en riesgo la capa de ozono, como el metilcloroformo</strong> (usado en pinturas y disolventes), el tetracloruro de carbono (presente en plaguicidas, extintores o quitamanchas) o sustancias compuestas por bromo, como los halones, que se emplean por ejemplo en la extinción de incendios.</p><h3>¿Por qué dañar la capa de ozono es peligroso?</h3><p>La concentración de ozono se presenta en un 90 % en las capas superiores de la atmósfera siendo esencial para el desarrollo de la vida, ya que filtra las radiaciones ultravioleta en su totalidad. Esta función vital para la vida terrestre, está en riegos al producirse la sobreexposición a los rayos ultravioleta que afecta a la salud. La capa de ozono <strong>protege al ser humano y otras especies de enfermedades como cáncer de piel, melanomas, cataratas en los ojos o la supresión del sistema inmunitario.</strong> Además, su destrucción también afecta a los cultivos agrícolas que son sensibles a la radiación ultravioleta.</p><h3>Protocolo de Montreal: el punto de inflexión</h3><p>Hace dos décadas, en 1987, un pacto internacional conocido <strong>el Protocolo de Montreal marcó un hito en la política ambiental a gran escala,</strong> ya que se acordó por unanimidad reducir la producción y consumo de las sustancias nocivas que estaban destruyendo la capa de ozono. Desde su entrada en vigor en 1989, <strong>los CFC fueron sustituidos en gran medida por los HCFC (hidroclorofluorocarburos), que a pesar de que también tienen un impacto negativo sobre el efecto invernadero,</strong> al menos no provocan daños en la capa de ozono.</p><p>El Protocolo de Montreal está considerado como <strong>uno de los grandes éxitos en colaboración internacional para luchar por la preservación del medio ambiente,</strong> y es un claro ejemplo de cómo un pacto global puede incentivar a los países para seguir trabajando de manera conjunta.</p><h3>La capa de ozono se está recuperando</h3><p>Gracias a las medidas adoptadas en el Protocolo de Montreal, la capa de ozono se está recuperando. Tal y como se detalla en un informe del MIT (Instituto Tecnológico de Masachusetts), <strong>desde el año 2000, momento en que la concentración de ozono alcanzó su mínimo histórico, hasta hoy,</strong> el agujero ha disminuido en cuatro millones de kilómetros cuadrados. La comunidad científica estima que <strong>si se mantiene este ritmo de recuperación, en 2050 el agujero se habrá cerrado por completo;</strong> es decir, la concentración de gas ozono volverá a ser la misma que había en esta localización del Polo Sur antes de que la acción humana provocará su alteración.</p><p>Paradójicamente, según el PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Ambiente), de no haberse firmado el Protocolo de Montreal, <strong>en 2050 el agujero de la capa de ozono podría haberse multiplicado por diez</strong> respecto al momento en que fue descubierto. Para concienciar sobre la importancia de cuidar la capa de ozono, <strong>cada 16 de septiembre se celebra el Día Internacional para la preservación de la capa de ozono.</strong></p>

<h2>El gran incendio que ha sufrido Doñana</h2><p>El incendio forestal, que <strong>los especialistas sospechan que no fue originado por causas naturales</strong> y ha presentado este domingo tres focos muy activos, ha afectado a las vacaciones y el fin de semana de miles de personas. Pero su alcance ha ido más allá: ha afectado al frágil equilibrio de este espacio protegido, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. <strong>Las llamas han cercado el centro de reproducción en cautividad del lince ibérico de El Acebuche.</strong> Este domingo por la noche el Ministerio de Medio Ambiente ha asegurado a Efe que los animales han sido reubicados, sin aclarar el lugar.</p><p><strong>Los vientos, con rachas de hasta 90 kilómetros por hora, han hecho ingobernable el siniestro.</strong> El fuego se declaró sobre las 21.30 del sábado en el paraje La Peñuela de Moguer, a unos cinco kilómetros del Espacio Natural de Doñana. Fue en una zona mixta -forestal y agrícola-, llena de invernaderos, una actividad económica de gran importancia en la zona. En el momento en el que se desataron las llamas soplaba el viento con fuerza, uno de los factores que más inciden en la propagación del fuego.</p><p><strong>La misma noche del sábado las llamas obligaron a desalojar a más de 2.000 personas, que durmieron en pabellones habilitados o en la playa.</strong> Dos viviendas resultaron dañadas por el fuego, pero sus dueños las habían desalojado previamente. El incendio también obligó a desalojar a los turistas que se alojaban en el Parador de Mazagón, el hotel Solvasa y los camping Doñana y Cuesta de la Barca, así como el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) del Ministerio de Defensa en la base de El Arenosillo. También el asentamiento chabolista de Las Madres, donde viven unos 500 inmigrantes que trabajan en los invernaderos.</p><p>Cuando ha amanecido este domingo, el viento soplaba menos y se han podido incorporar todos los medios aéreos del servicio andaluz de extinción (Infoca) y del Gobierno central, más de una veintena. Pero, a mediodía, las llamas se reavivaron por el viento. <em><strong>"Hay vientos rolantes con rachas fortísimas. Los equipos están acotando el perímetro, pero ellos van a un kilómetro por hora y el fuego avanza a tres o cuatro",</strong></em> ha relatado un portavoz del Infoca. Sobre el terreno, 550 agentes han plantado cara a las llamas. En muchos momentos han tenido que centrar sus esfuerzos en evitar que el fuego afectase a los núcleos de población. A la hora de extinguir un incendio forestal, si hay zonas habitadas, la prioridad de los servicios de extinción es impedir daños personales.</p><p>Por la tarde, el incendio obligó a cortar varias carreteras, por lo que unas 50.000 personas quedaron atrapadas en el núcleo urbano de Matalascañas. La Junta ha pedido calma a los vecinos para evitar aglomeraciones y escenas de pánico. Por la noche, se abrió una de las carreteras para que pudieran salir los automóviles.</p><p><em><strong>"Todo se junta para que el incendio tenga aires de catástrofe",</strong></em> ha señalado Miguel Delibes, presidente del Consejo de Participación de Doñana. Pero ha pedido prudencia sobre el avance del fuego y sobre las consecuencias en el espacio natural.</p>

<h2>El pez sin cara vuelve a Australia 100 años después</h2><p>En un principio, los científicos pensaron que habían descubierto una nueva especie de criaturas marinas de aguas profundas, pero investigadores adicionales revelaron que <strong>el pez es una especie de anguila <em>(Typhlonus nasus)</em> que no se ha visto en aguas australianas desde finales del siglo XIX.</strong></p><p>El pez de 40 centímetros fue encontrado a 4 kilómetros de profundidad. <em><strong>“El pez es increíble porque la boca está situada en la parte de abajo del animal, así que cuando lo miras de perfil, no ves ningún ojo, ni branquias ni boca”,</strong></em> dice O’Hara, líder de la expedición. <em>“Parece un pez con dos partes traseras”.</em></p><p><em><strong>“Los expertos a bordo han asegurado que un tercio de todas las especies encontradas son completamente nuevas para la ciencia”,</strong></em> cuenta O’Hara.</p><p><em>“Aunque ninguna es tan increíble como el pez sin cara, hay un montón de insectos, cangrejos y otros animales que no se habían visto nunca antes”.</em> No obstante, también han encontrado una gran cantidad de basura en las profundidades de <em>“al menos 200 años de antigüedad”.</em></p><p><strong>Se usará esta información para conocer mejor la vida marina en aguas profundas y ver cómo les afecta el cambio climático.</strong></p>

<h2>Europa contesta al cambio climático</h2><p>Cuando, el pasado 2 de junio, el presidente de EEUU Donald Trump decidió que su país dejaba de ser un aliado del planeta contra el cambio climático <em>-“es hora de poner a Youngstown, Detroit y Pittsburgh por delante de París”-,</em> muchos ejecutivos se revolvieron en sus sillas. <strong>La industria,</strong> aunque solo sea por pura necesidad, <strong>reaccionó</strong> contra el demoledor anuncio del segundo país emisor de gases efecto invernadero del globo, <strong>y lo hizo para tomar partido por un futuro donde las energías renovables cambien el inquietante curso actual de los acontecimientos.</strong> Exxon Mobil, Chevron, General Electric, Apple, Google, Microsoft, Intel, Nike, Gap, Levi’s o Starbucks se posicionaron ante el “error colosal” de Trump. A este lado del Atlántico, <strong>Europa se mantuvo firme: <em>“No habrá una renegociación del acuerdo de París”,</em></strong> fue el mensaje unánime.</p><p>Al fin y al cabo es una elección entre susto o muerte. <em>“<strong>Tenemos que cambiar el modelo del desarrollo.</strong> Las perspectivas demográficas hablan de que la población va a crecer hasta los 9.500 millones de habitantes en 2050 y el 70% va a vivir en ciudades. La presión sobre los recursos será enorme…, la demanda de energía va a crecer más de un 30% para satisfacer las necesidades. Pero si seguimos consumiendo al ritmo actual nos harán falta tres planetas. <strong>Necesitamos desvincular el crecimiento de las emisiones</strong>”,</em> pronostica Daniel Calleja. </p><p>El director general de medio ambiente de la Comisión Europea fue uno de los participantes en el desayuno de redacción sobre el cambio climático patrocinado por Acciona y organizado por EL PAÍS en un momento de zozobra política y de grandes decisiones, también en España. El Gobierno prepara la ley de cambio climático, una norma que, según Valvanera Ulargui, directora general de la Oficina Española de Cambio Climático y Transición Energética, debería enfocarse con una gran ambición, para que permanezca en el tiempo. <em><strong>“La cumbre de París [COP21] fue una llamada a todos los agentes. El compromiso del Gobierno es la elaboración de esta ley; tenemos que apostar por reducir un 40% las emisiones de aquí a 2030”.</strong></em></p><p>¿Cómo? Joaquín Mollinedo, director de Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Acciona, centró el debate en los esfuerzos que se necesitan para ese cambio de modelo: <em>“<strong>El nuevo paradigma de energía limpia exige la electrificación y la descarbonización de la economía. Las renovables son ya competitivas, no son necesarios modelos clásicos de impulso.</strong> Las Administraciones públicas pueden aparecer como prescriptores de su uso e introducir criterios renovables en procedimientos de licitación de sus propios consumos. O establecer fórmulas que promuevan el consumo responsable por parte de sus consumidores a través de beneficios en los impuestos de la electricidad”.</em></p><p>Los Gobiernos tienen en su mano iniciar ese cambio, por ejemplo con la modificación de tarifas eléctricas <em>“de modo que <strong>se estimule el consumo de renovables en determinados periodos de tiempo:</strong> extendiendo las tarifas supervalle para recarga de vehículos eléctricos o incluir información mucho más detallada en la factura eléctrica y no, como se venía haciendo hasta ahora, señalar los impuestos a las renovables para demonizar esa energía”.</em> Según Mollinedo son necesarios, a la vez, incentivos a la demanda e impulsos a la inversión. Y en lo segundo, las empresas piden que se eliminen trabas <em>-“estamos llenos de cánones, autonómicos, locales, impuestos…”-</em> y se reforme el sistema tributario para penalizar a las entidades más contaminantes.</p><p>Porque, como ocurre con el paso del tiempo, algunos acontecimientos son inexorables, y el cambio climático tiene su propia inercia. Javier Martín, climatólogo y catedrático de Geografía Física de la Universidad de Barcelona, alertó sobre sus consecuencias. <em>“La cuenca del Mediterráneo, incluida la Península, está mostrando una elevación de la temperatura algo superior a la media planetaria. Los últimos datos hablan de 0,24 grados por década desde 1950 hasta la actualidad. Más de dos grados en un siglo. Y eso es mucho”.</em> Lo que le preocupa es la urgencia en la acción. </p><p><em>“El sistema climático no solo es la atmósfera, sino los océanos, la biosfera… Todos tienen una gran inercia en sus comportamientos. Lo que hicimos mal décadas atrás en cuanto a emisiones de gases de efecto invernadero seguirá ahí las próximas décadas. <strong>El mundo ha de saber que, hagamos lo que hagamos</strong> -y en esto los modelos climáticos son bastante concluyentes-, e<strong>l planeta todavía verá elevar su temperatura unas décimas más”.</strong></em> Eso, en el mejor de los casos. <strong>El pesimismo o la resignación, sin embargo, no son una alternativa.</strong></p>

<h2>Contaminación de los suelos</h2><p>Abordar el desafío de la contaminación de los suelos, debida esencialmente a la <strong>actividad humana que deja un exceso de productos químicos en los suelos utilizados para producir alimentos,</strong> ha centrado la 5ª Asamblea Plenaria de la Alianza mundial por el Suelo (AMS), celebrada la semana pasada en la sede de la FAO.</p><p>El exceso de nitrógeno y metales pesados como arsénico, cadmio, plomo y mercurio pueden perjudicar el metabolismo de las plantas y reducir la productividad de los cultivos, llegando a poner en peligro las tierras cultivables. Cuando entran en la cadena alimentaria, <strong>estos contaminantes representan también riesgos para la seguridad alimentaria, los recursos hídricos, los medios de vida rurales y la salud humana.</strong></p><p><em>“La contaminación de los suelos es un problema emergente, pero, debido a que se presenta en tantas formas diferentes, la única manera en que podemos reducir las lagunas de conocimiento y promover una gestión sostenible del suelo es intensificar la colaboración mundial y conseguir evidencias científicas fiables”,</em> apuntó Ronald Vargas, experto en suelos de la FAO y Secretario de la AMS.</p><p><em><strong>“Combatir la contaminación de los suelos y buscar su manejo sostenible es esencial para abordar el cambio climático”,</strong></em> señaló a su vez Rattan Lal, Presidente de la Unión Internacional de Ciencias del Suelo, en su discurso de apertura de la Asamblea Plenaria. Solucionar los problemas causados por los seres humanos a través de prácticas sostenibles significa que <em>“se producirán más cambios de aquí a 2050 que durante los doce milenios transcurridos desde el inicio de la agricultura”,</em> según Lal. </p><p><em><strong>“La Asamblea Plenaria de la AMS es una plataforma única, neutral y con participación múltiple para debatir cuestiones globales sobre el suelo, aprender de las buenas prácticas y decidir actuaciones que garanticen suelos sanos que provean de forma efectiva servicios ecosistémicos y alimentos para todos”,</strong></em> aseguró María Helena Semedo, Directora General Adjunta de la FAO para Clima y Recursos Naturales, añadiendo que <em>“la acción a nivel de país es la nueva frontera”.</em></p><p>La Asamblea Plenaria aprobó <strong>tres nuevas iniciativas destinadas a facilitar el intercambio de información:</strong> <strong>el Sistema Mundial de Información sobre el Suelo; la Red Global de Laboratorios de Suelos</strong> con el objetivo de coordinar y normalizar las mediciones entre países; <strong>y la Red Internacional de Suelos Negros,</strong> para fomentar el conocimiento sobre los suelos agrícolas más fértiles del mundo, conocidos por su alto contenido de carbono.</p>

<h2>Estrategias de economía circular para envasar productos</h2><p>Hoy hablamos del informe que han realizado para hablar de las estrategias de economía circular que se pueden llevar a cabo para <strong>conseguir un sistema de envasado más sostenible y más circular.</strong></p><p>El mayor consumidor de packaging es la industria alimentaria, ya que un 80% consume packaging, seguido del sector industrial, farmacéutico y cosmético. Este documento parte de la identificación de 100 casos de economía circular en el sector a nivel global. Este estudio se ha centrado en 20 estrategias de economía circular, agrupadas bajo cinco categorías distintas. Y al mismo tiempo, incorpora 10 casos de éxito de empresas locales e internacionales.</p><h3>Las cinco categorías son:</h3><h3>Prevención del packaging</h3><p></p><ul><li>Ofrecer una alternativa a envases de un solo uso</li><li>Sistemas de recarga para minimizar la cantidad de envases necesarios</li><li>Optimizar el envase para una logística más eficiente</li><li>Evitar el uso de envases con la disposición de productos a granel</li><li>Eliminar la necesidad de envasar con capas naturales desintegrables</li></ul><p></p><h3>Reciclabilidad</h3><p></p><ul><li>Envases completamente compostables o biodegradables</li><li>Establecer sistemas de devolución y retorno de envases</li><li>Envases monomateriales para facilitar la reciclabilidad</li></ul><p></p><h3>Revalorización y nuevos productos</h3><p></p><ul><li>Transformar los residuos propios del envase en nuevos productos (upcycling)</li><li>Desarrollo de nuevos envases de bajo impacto ambiental a partir de subproductos de otros sectores, como el agroalimentario</li><li>Uso de material reciclado para la producción del envase</li></ul><p></p><h3>Producción limpia y eficiente</h3><p></p><ul><li>Envases que generan cero residuos</li><li>Impresión de envases más flexibles más limpia</li><li>Procesos de impresión de envases más eficientes para reducir las pérdidas de envases</li><li>Optimizar el envase para reducir el uso de materiales y residuos</li><li>Ciclos de agua cerrados a la limpieza de envases</li><li>Aplicación de ecodiseño para racionalizar el consumo de recursos en la producción y logística de los productos</li></ul><p></p><h3>Durabilidad</h3><p></p><ul><li>Alargar la vida útil del envase</li><li>Dar una segunda vida al envase</li></ul><p></p><p>Gracias a esta Guía las empresas pueden implementar estrategias de economía circular, para el envasado de sus productos y tomar medidas al respecto para lograr un proceso más sostenible.</p>

<h2>La Alhambra vuelve a tener erizos siete años después</h2><p>Se trata de <strong>dos ejemplares</strong> entregados por el Centro de Recuperación de Especies Silvestres Amenazadas (CREA) de Granada y procedentes de la Vega granadina, donde el erizo llegó a ser un animal común que hoy día es difícil encontrar pese a no tratarse de una especie amenazada, ha explicado a Efe el director del centro, José María Irurita.</p><p>Como entidad colaboradora de la Consejería de Medio Ambiente, el Patronato de la Alhambra y Generalife ha acogido estos dos ejemplares, que fueron soltados hace unos días en la zona conocida como "huerta colorá", con el <strong>objetivo de aumentar todo lo posible la diversidad y la fauna silvestre de este espacio natural.</strong></p><p>Aunque el erizo debió ser una especie habitual en el bosque de la Alhambra, <strong>en el último censo de especies del monumento nazarí, de 2010, no hay evidencias de la existencia de este animal en el perímetro del recinto,</strong> aunque sí en el entorno más lejano, en los linderos, como en el cauce del río Darro, explica Novo.</p><h3>Alteraciones en el hábitat</h3><p>Las alteraciones en el hábitat, como ocurre con otras especies, hicieron probablemente que desapareciera. “<em><strong>En los últimos años -agrega- se ha disminuido mucho el uso de pesticidas y se ha aumentado la calidad del agua, lo que hace que el medio sea cada vez mejor para recibir a este tipo de animales”,</strong></em> ha destacado.</p><p>Esta circunstancia, unida a otras como el hecho de que se alimentan de pequeños invertebrados, hacen de la huerta ecológica de la Alhambra un sitio adecuado para que los erizos se asienten.</p><p><strong>Se muestran activos fundamentalmente de noche y, aunque no son una especie amenazada, su densidad es escasa</strong> -se encuentran en casi toda Europa central y occidental, salvo en las zonas más boreales y montañosas de la península escandinava-. <strong>En España es posible encontrarlos en la práctica totalidad de la Península Ibérica, aunque no en Baleares ni en Canarias.</strong></p>
Universidad de Córdoba (UCO), en colaboración con la de Wageningen en los Países Bajos. Previsiblemente, el fenómeno del calentamiento global conducirá a que en ese periodo las temperaturas aumenten de dos a tres grados centígrados y disminuyan las precipitaciones. 

Esto llevó a un grupo de investigación, liderado por el profesor de Ecología, Rafael Villar, a estudiar minuciosamente cómo reaccionan las plantas ante ese aumento de temperatura, cómo responden ante la sequía y cómo se recuperan las distintas especies. 

Este grupo de científicos ha centrado su estudio en el bosque mediterráneo. Según su investigación, publicada recientemente en un artículo de la revista Plant Biology, las especies vegetales de este bioma persisten al incremento de temperatura y falta de agua regulando el tiempo que dedican a realizar la fotosíntesis.

Es decir, si el proceso vital para la planta, de absorber dióxido de carbono y expulsar agua es algo habitual que desarrollan durante la mayor parte del día, éste se reduce en verano y más en épocas de sequía, principalmente para ahorrar agua. 

La planta absorbe el C02 a través de la apertura de los estomas de las hojas y al tiempo expulsa el agua al aire a través de estos mismos. En primavera, dicha "apertura de la planta al exterior" es elevada y la tasa de fotosíntesis es muy alta, en verano los valores bajan y en otoño, con las lluvias, la planta se recupera y crece. 

De este modo, en épocas de sequía, las plantas reducen drásticamente esa apertura al exterior a dos horas al día y lo hacen a primera hora de la mañana. Si hiciéramos un paralelismo con los humanos, el mecanismo de defensa de la planta ante la sequía es comer solo una vez al día. Ahora bien, esta reducción del tiempo en que las plantas realizan la fotosíntesis no afecta igual en todas las especies.

">
<h2>El cambio climático convertirá el bosque mediterráneo en matorral en un siglo</h2><p><strong>El bosque mediterráneo se reducirá prácticamente a matorral en 100 años</strong> por los efectos del cambio climático, según ha desvelado una investigación de la <a href=Universidad de Córdoba (UCO), en colaboración con la de Wageningen en los Países Bajos. Previsiblemente, el fenómeno del calentamiento global conducirá a que en ese periodo las temperaturas aumenten de dos a tres grados centígrados y disminuyan las precipitaciones. 

Esto llevó a un grupo de investigación, liderado por el profesor de Ecología, Rafael Villar, a estudiar minuciosamente cómo reaccionan las plantas ante ese aumento de temperatura, cómo responden ante la sequía y cómo se recuperan las distintas especies. 

Este grupo de científicos ha centrado su estudio en el bosque mediterráneo. Según su investigación, publicada recientemente en un artículo de la revista Plant Biology, las especies vegetales de este bioma persisten al incremento de temperatura y falta de agua regulando el tiempo que dedican a realizar la fotosíntesis.

Es decir, si el proceso vital para la planta, de absorber dióxido de carbono y expulsar agua es algo habitual que desarrollan durante la mayor parte del día, éste se reduce en verano y más en épocas de sequía, principalmente para ahorrar agua. 

La planta absorbe el C02 a través de la apertura de los estomas de las hojas y al tiempo expulsa el agua al aire a través de estos mismos. En primavera, dicha "apertura de la planta al exterior" es elevada y la tasa de fotosíntesis es muy alta, en verano los valores bajan y en otoño, con las lluvias, la planta se recupera y crece. 

De este modo, en épocas de sequía, las plantas reducen drásticamente esa apertura al exterior a dos horas al día y lo hacen a primera hora de la mañana. Si hiciéramos un paralelismo con los humanos, el mecanismo de defensa de la planta ante la sequía es comer solo una vez al día. Ahora bien, esta reducción del tiempo en que las plantas realizan la fotosíntesis no afecta igual en todas las especies.

" width="90" height="90" />
-APAET-.

Las excusas que suelen emplearse para abandonar siempre son las mismas, según Lahoz: se mudan a otro país y no pueden llevarse a los animales con ellos o que tienen alergia. Ella, además de colaboradora activa, es una de las ocho casas de acogidas que posee esta protectora entre Toledo y Madrid.

Hogares que se ofrecen voluntariamente para alojar a especies exóticas que han sido dejadas a su suerte hasta que encuentren otra familia. "Llevo ofreciéndome desde hace varios años para salvarlos de una muerte segura", sostiene Lahoz. Y añade que "acoger es una forma de ayudar a la asociación y es fundamental".

">
<h2>Adoptar animales exóticos, una práctica desconocida</h2><p>Las adopciones de perros y gatos se han incrementado en los últimos años gracias a las campañas de concienciación. No obstante, aún existen numerosas especies como <strong>roedores, conejos o aves</strong> que cuya principal vía de adquisición es a través de las tiendas de animales. El principal motivo: el <strong>desconocimiento de la posibilidad de adoptarlos.</strong></p><p>Casi el 40% de los hogares españoles posee al menos una de las 20 millones de mascotas contabilizadas en España, según la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía -AMVAC- y muchas de ellas se tratan de pequeños mamíferos. Ejemplares que, en principio, se piensa que necesitan menos cuidados que un perro o gato y que al final acaban <strong>abandonados en cubos de basuras, explanadas o parques.</strong></p><p>A este creencia se une a la facilidad con la que se pueden comprar en las tiendas, por solo <strong>seis euros se puede tener un hámster.</strong> De hecho, un establecimiento de estas características puede albergar hasta 30 ejemplares de pequeños mamíferos y una treintena de pájaros, de acuerdo al "Análisis y caracterización del sector de los animales de compañía" del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.</p><p>Por estos motivos, existen protectoras dedicadas exclusivamente a dar otra oportunidad a estos animales que proceden de particulares, de la perrera o que han sido encontrados en la calle. Desde ratones o cobayas, pasando por loros hasta tarántulas o serpientes es la fauna que acogen estas asociaciones. <strong><em>"Cualquier cosa que se compre es susceptible de ser abandonada",</em></strong> advierte María Lahoz, voluntaria de la "Asociación Protectora de Animales Exóticos de Toledo" <a href=-APAET-.

Las excusas que suelen emplearse para abandonar siempre son las mismas, según Lahoz: se mudan a otro país y no pueden llevarse a los animales con ellos o que tienen alergia. Ella, además de colaboradora activa, es una de las ocho casas de acogidas que posee esta protectora entre Toledo y Madrid.

Hogares que se ofrecen voluntariamente para alojar a especies exóticas que han sido dejadas a su suerte hasta que encuentren otra familia. "Llevo ofreciéndome desde hace varios años para salvarlos de una muerte segura", sostiene Lahoz. Y añade que "acoger es una forma de ayudar a la asociación y es fundamental".

" width="90" height="90" />

Noticias anteriores

28/10/2014

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies