Francia adopta nuevo logotipo de reciclaje en productos - Actualidad Medio Ambiente

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Categorías Noticias Ambientales:

Hemeroteca del Diario

Buscar por fecha:

BUSCAR

Buscador avanzado:

Palabra Clave:
Sección:
¿En qué fechas?
Seleccionar fecha Seleccionar fecha
BUSCAR

Lo más comentado


"Hello!..."


"Hello! viagra india http://via3indian.com/#4.html..."


"Hello! generic viagra india pharmacy http://via3indian.com/#4.html..."

AGENDA AMBIENTAL AGOSTO 2017

  • 1916-2016, 100 años de Parques Nacionales
  • tvebiomovies 2017. Concurso mundial de videos: jóvenes y cambio climático
  • VIII Premios de Excelencia a la Innovación para Mujeres Rurales año 2017

+ INFO

Directorio de empresas

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Reciclaje

Francia adopta nuevo logotipo de reciclaje en productos

Internacional


REDACCIÓN


redaccion@ambientum.com


La adopción de la normativa “Triman” por parte del gobierno galo obliga a los fabricantes a introducir un etiquetado específico para indicar que un producto se puede reciclar.

Según el Gobierno francés, esta normativa permite simplificar las actividades de clasificación de residuos y aumentar la tasa de reciclaje. Ese es el objetivo que se pretende conseguir con Triman, que entró en vigor el pasado 1 enero.

La medida ha sido redactada por el Ministerio de Medio Ambiente francés y aprobada por la Comisión Europea “sobre la base de que la medida no presentaba ningún obstáculo para el mercado interior”.

Sin embargo, los países exportadores creen que la medida propuesta se puede convertir en un obstáculo para el comercio, ya que su implementación es costosa en proporción a sus objetivos y “más estricta de lo necesario”.

La normativa requiere que el logotipo se implemente en aquellos productos y embalajes reciclables, colocado junto al resto de logotipos de medio ambiente ya existentes.

El logotipo también debe aparecer en envases reciclables secundarios o, como alternativa, mostrar un texto o pictograma explicativo en el envase primario que informe a los consumidores de que el embalaje interior también es reciclable, aunque en este caso, se debe traducir al francés.

RESIDUOS EXENTOS

Estas normas excluyen los productos lanzados en el mercado antes del 1 de enero de 2015. Además, los envases de vidrio, residuos eléctricos y electrónicos, baterías y otros residuos especiales, están exentos de aplicarlo, aunque todos los envases recogidos por la legislación sobre Responsabilidad Extendida del Productor (REP) estarán sujetos a su implementación. La Industria sostiene que si se aplicase también a estos otros residuos, podría confundir a los consumidores en lugar de proporcionar orientación.

Quedan excluidos también productos en los cuales sea técnicamente difícil el uso del logotipo, donde los costes sean desproporcionados, o en aquellos productos que tengan una etiqueta similar.

La industria argumenta que la medida Triman tendrá una serie de impactos negativos en las empresas, como los costes para el nuevo etiquetado de los productos. Reclama que, aunque las autoridades francesas expliquen que las tasas actuales de reciclado se reducirán, “no han llevado a cabo ninguna evaluación de impacto sobre los costes asociados a esta medida”.

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Etiquetas

Reciclaje, etiquetado ecológico, plásticos,

Noticias relacionadas, también pueden interesarte...



Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

La Actualidad del Medio Ambiente en imágenes


<h2>España es el tercer país de la UE con más empresas de economía circular</h2><h3><strong>¿Qué es la economía circular?</strong></h3><p>La economía circular es un <strong>concepto económico</strong> que está relacionado estrechamente con el de la sostenibilidad. El objetivo es mantener el valor económico de los productos, materiales y recursos el mayor tiempo posible y reducir al máximo la generación de residuos.</p><h3><strong>La economía circular en España</strong></h3><p>El panorama de la economía en España viene definido por una <strong>fuerte crisis económica</strong> que comenzó en el año 2008. Desde entonces, tanto la inversión en medio ambiente como el consumo de materiales y energía se ha ido reduciendo.</p><p>Así mismo, la gestión que ha habido hasta ahora de la industria, el sector agrario y el turismo han hecho necesario un giro hacia la <strong>ecoeficiencia y la sostenibilidad, que poco a poco va cogiendo fuerza</strong> en nuestro país y que va dirigiéndose hacia una economía más circular.</p><p>Según el reciente informe de la Fundación Cotec sobre la situación y evolución de la economía circular en España, se calcula que con la aplicación de toda la normativa vigente en materia de residuos se crearían aproximadamente unos <strong>52.000 puestos de trabajo</strong>. Además, este informe sitúa a España entre el grupo de países con una <strong>mayor productividad de los recursos</strong>, junto con el Reino Unido, los Países Bajos, Luxemburgo e Italia.</p><p>En junio de 2016, la Comisión Europea publicó el eurobarómetro sobre las PYMEs europeas y la economía circular. España resultó ser el <strong>tercer país</strong> de la Unión Europea (UE) con <strong>mayor número de empresas</strong> que en los últimos 3 años han realizado actividades de economía circular (85%), sólo por debajo de Malta (95%) e Irlanda (89%). Las actividades más comunes fueron el reciclaje, la reutilización y la venta de productos a otra compañía. Otras menos representativas fueron la minimización del consumo energético, el uso de materiales reciclados o la reducción del consumo de agua.</p>

<h2>Histórica limpieza del océano</h2><p>La historia de The Ocean Cleanup es sorprendente la mires por donde la mires. <strong>Esta fundación holandesa nació en el 2013 por obra y gracia de un joven holandés que por aquel entonces tenía tan sólo 18 años: Boyan Slat.</strong> Joven pero sobradamente preparado, que decía la publicidad hace ya un tiempecito.</p><p><strong>En sólo 4 años The Ocean Cleanup se ha convertido en el mascarón de proa de la lucha contra la polución de los mares y océanos.</strong> Emplea a 65 ingenieros e investigadores, todos ellos con <strong>un solo objetivo en mente: llegar a desarrollar el sistema más avanzado y eficiente que sea capaz de librar al mar del "continente de plástico" que lo ahoga.</strong> </p><p>Pero decía que la historia de The Ocean Cleanup es sorprendente desde muchos puntos de vista. <strong>Sorprendente también porque el jovencísimo Slat consiguió levantar fondos y fondos más que de sobras.</strong> En el 2014 a través de una campaña de crowdfunding y en 100 días recaudó más de 2 millones de dólares para su proyecto. Participaron 38.000 donantes procedentes de 160 países. Debería cambiar el titular de este post. Se trata de hecho de la mayor limpieza comunitaria y colaborativa que jamás se haya realizado.</p><p>En vez de recorrer el océano con barcos y redes para capturar la basura, lo que supondría un trabajo ciclópeo y la inversión de miles de millones de dólares, <strong>The Ocean Cleanup propone instalar en el agua una red de unas 50 barreras flotantes, que miden entre 1 y 2 kilómetros y que hacen las veces de litoral artificial.</strong> No se trata por lo tanto de desplazarse por el océano a la búsqueda y captura del plástico sino de aprovechar las corrientes marinas, el propio desplazamiento del océano, por decirlo así, para atrapar los desechos en las barreras.</p><p>La fundación no se contenta con recuperar el plástico abandonado a la deriva sino que además diseña procesos para reaprovecharlo como material bruto. En mayo pasado Ocean Clean up anunció que <strong>en el primer semestre del 2018 pondría en marcha el sistema en el Pacífico de manera que se podría liberar al océano de la mitad de su plástico en sólo 5 años.</strong> Algo realmente sorprendente. </p><p>Sorprendente porque la fundación había anunciado en un principio que conseguiría ese reto mayúsculo en 10 años, lo que ya era en sí un gran hito. Y <strong>sorprendente porque ponen en marcha la limpieza del Pacífico 2 años antes de lo que en un principio se había previsto.</strong></p><p>Y ¿cómo empezó esta aventura por no llamarla quijotada? <strong>¿Por qué Boyan Slat, un joven de 18 años, decidió crear un buen día esta fundación y poner en marcha el proyecto faraónico? Pues porque un día que Slat se encontraba buceando por las aguas de Grecia descubrió más plástico en el fondo del mar que peces.</strong> Su experiencia por desgracia no es un caso único y aislado. Y se preguntó por qué no podemos limpiar el mar.</p>

<h2>Transforman agua de mar en agua potable</h2><p>¿Transformar agua de mar en agua potable con un tamiz de grafeno? Lo han conseguido. Un equipo de científicos de la Universidad de Manchester (Reino Unido) ha logrado <strong>crear unas membranas de óxido de grafeno que no se agrandan en contacto con el agua y que son capaces de tamizar las sales comunes</strong>. Transformar el agua de mar en agua potable podría proporcionar este preciado bien a millones de personas en el planeta que tienen dificultades para acceder a fuentes adecuadas de agua limpia.</p><p>Los poros del tamiz de grafeno diseñado por los expertos son tan pequeños que puede controlarse con precisión hasta <strong>a escala atómica</strong>, por lo que es posible tamizar las sales comunes. Estas membranas de óxido de grafeno desarrolladas en el Instituto Nacional del Grafeno ya han demostrado el potencial de filtrar pequeñas nanopartículas, moléculas orgánicas, e incluso las sales grandes.</p><p>Hasta ahora, sin embargo, <strong>no se podían tamizar las sales comunes porque requerían tamices aún más pequeños</strong> y las membranas se hinchaban al ser sumergidas en agua, con lo que las sales más pequeñas aún seguían filtrándose junto con el agua.</p><p>Para resolver este problema, <strong>los científicos diseñaron una estrategia para para evitar la inflamación de la membrana cuando se expone al agua</strong>. De esta manera, al filtrar el agua salada, esta ya sí es segura para beber, pues <strong>hasta las sales más minúsculas quedan atrapadas en este filtro</strong>, ya que el tamaño de los poros puede controlarse con enorme precisión para poder separar la sal disuelta en agua u iones y moléculas, ajustando el tamaño al de estas partículas.</p><p><em>"La realización de membranas escalables con tamaño de poro uniforme a escala atómica es un importante paso adelante y <strong>abrirá nuevas posibilidades para mejorar la eficiencia de la tecnología de desalinización</strong>"</em>, explica <strong>Rahul Nair</strong>, coautor del trabajo.</p><p>Los científicos esperan crear estas membranas de óxido de grafeno a escalas más pequeñas con objeto de poner a disposición de los países que no tienen infraestructura financiera para una planta de desalinización a gran escala, <strong>una forma de poseer agua dulce segura y accesible</strong>. Las tecnologías de desalinización se han convertido en un imperativo con la reducción de los suministros de agua a causa de los efectos del cambio climático.</p>

<h2>El misterio de las cataratas de sangre de la Antártida llega a su fin</h2><p>Una nueva evidencia vincula las conocidas como "cataratas de sangre" a una gran fuente de agua salada que puede haber estado atrapada bajo el glaciar Taylor hace más de un millón de años. </p><p>El estudio del equipo, publicado en el <em>Journal of Glaciology</em>, describe la <strong>trayectoria de 100 metros</strong> de la salmuera debajo del glaciar de Taylor hasta la cascada. Este camino ha sido un misterio desde que el geocientífico Griffith Taylor descubrió este paraje en 1911 en los Valles Secos de McMurdo, en Tierra de Victoria, en el este de la Antártida. Los primeros exploradores de la Antártida atribuyeron el color rojo a las algas rojas, pero posteriormente se ha demostrado que este fenómeno se produce por la presencia del óxido de hierro. </p><p>La autora principal, <strong>Jessica Badgeley</strong>, estudiante de pregrado en Colorado College, trabajó con la glacióloga Erin Pettit de la Universidad de Alaska Fairbanks y su equipo de investigación para entender esta característica única. Utilizaron un tipo de radar para detectar la salmuera que alimentaba <em>"Blood Falls"</em>, como se conocen en inglés. <em>"Las sales en la salmuera hicieron posible este descubrimiento <strong>amplificando el contraste</strong> con el hielo glaciar fresco"</em>, dijo Badgeley en un comunicado.</p><p><em>"Blood Falls"</em> es famoso por sus liberaciones esporádicas de agua salada rica en hierro. La salmuera se pone roja cuando el hierro entra en contacto con el aire. El equipo <strong>rastreó la salmuera</strong> con sondeo de radio-eco, un método de radar que utiliza dos antenas: una para transmitir impulsos eléctricos y otra para recibir las señales. </p><p><em>"Movimos las antenas alrededor del glaciar en patrones de rejilla para que pudiéramos ver lo que estaba debajo de nosotros dentro del hielo, <strong>como si un murciélago usara la ecolocalización</strong> para ver las cosas a su alrededor"</em>, dijo la coautora Christina Carr, estudiante de doctorado en la Universidad de Alaska Fairbanks. </p><p>Pettit dijo que los investigadores hicieron otro descubrimiento significativo: que el agua líquida puede persistir dentro de un glaciar extremadamente frío. Los científicos pensaron que esto era casi imposible, pero Pettit dijo que el <strong>proceso de congelación</strong> explica cómo el agua puede fluir en un glaciar frío. </p><p><em>"Aunque suene contraintuitivo, el agua libera calor a medida que se congela, y ese calor calienta el hielo más frío que la rodea"</em>, dijo. El calor y la baja temperatura de congelación del agua salada hacen posible el movimiento del líquido. <em>"El <strong>glaciar Taylor</strong> es ahora el glaciar más frío del mundo en tener agua que fluye constantemente"</em>.</p>

<h2>El turismo sostenible puede ayudar a proteger la biodiversidad</h2><p>Para crear conciencia sobre la importancia de proteger los ecosistemas, la ONU celebra el Día Internacional de la Diversidad Biológica cada 22 de mayo y este año lo ha dedicado al <strong>turismo sostenible como herramienta para sensibilizar a la población y proteger esa biodiversidad</strong> en beneficio de las generaciones presentes y futuras.</p><p>En un mensaje para la jornada, la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, llamó a aunar esfuerzos y hallar nuevas formas de resguardar y <strong>promover la biodiversidad como parte de un patrimonio común</strong> y requisito para la consecución de un futuro sostenible.</p><p>Bokova recordó que los Estados parte de la Convención sobre Diversidad Biológica se han comprometido a <strong>garantizar la viabilidad a largo plazo del turismo y, al mismo tiempo, a hacer que esta actividad económica contribuya a la biodiversidad. </strong><em>“La preservación de la biodiversidad es esencial para la vida humana y los ecosistemas, y es también una fuente de crecimiento ecológico y trabajo decente”,</em> aseveró la titular de la UNESCO.</p><p>Como ejemplo, citó el Programa sobre el Hombre y la Biosfera de la UNESCO, que aúna destinos y turismo certificados en materia ecológica y que ha dado lugar a una tasa de crecimiento del empleo de cerca del 70% en Portugal. Bokova señaló que <strong>la UNESCO aspira a fortalecer las políticas y los marcos que promueven el turismo sostenible con el fin de mejorar la gestión del patrimonio natural.</strong></p><p>Finalmente, consideró que <strong>proteger la biodiversidad es un requisito fundamental para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.</strong></p>

<h2>Si comes piña, ella también te come a ti</h2><p>Cuando la bromelina entra en contacto con la piel sensible dentro y alrededor de la boca de las personas, en realidad se dedica a descomponer proteínas, causando dolor y la inflamación del tejido. Así que, <strong>cuando comemos piña, las enzimas se comen la superficie de nuestra lengua, mejillas y los labios.</strong></p><p>La bromelina es tan potente que se utiliza realmente en el mercado para ablandar la carne. Pero, <strong>las enzimas no son perjudiciales para los seres humanos.</strong> Además la lengua reconstruye aquellos proteínas y aminoácidos, por lo que no permanece entumida por mucho tiempo.</p><p><strong>Aunque la enzima está presente en todas las partes de la planta de la piña, se concentrada principalmente en el tallo debido a que es mucho más fibroso y duro. </strong><strong>Por eso, cuando terminas de comer unas jugosas rebanadas de piña, ellas también se comen tu boca.</strong></p>

<h2>¿Por qué el Ártico es salado?</h2><p>El Océano Ártico fue una vez un <strong>gigantesco lago de agua dulce.</strong> Sólo después de que el puente terrestre entre Groenlandia y Escocia se hubiese sumergido lo suficiente, grandes cantidades de agua salada llegaron desde el Atlántico. Con la ayuda de un modelo climático, investigadores del Instituto Alfred Wegener (Alemania) han demostrado cómo tuvo lugar este proceso, permitiéndonos por primera vez comprender con mayor precisión <strong>cómo se desarrolló la circulación atlántica</strong> que conocemos hoy.</p><p>Cada año, aproximadamente <strong>3.300 kilómetros cúbicos de agua dulce fluyen hacia el océano Ártico. Esto equivale al diez por ciento del volumen total de agua</strong> que todos los ríos del mundo transportan a los océanos al año. En el clima cálido y húmedo del Eoceno (hace entre 56 a 34 millones de años), la <strong>afluencia de agua dulce probablemente fue aún mayor.</strong> Sin embargo, a diferencia de hoy, durante ese período geológico no hubo intercambio de agua con otros océanos. La afluencia de aguas salinas del Atlántico y del Pacífico, que hoy encuentra <strong>su camino al Océano Ártico desde el Pacífico a través del estrecho de Bering</strong> y desde el Atlántico Norte a través de la cresta Groenlandia-Escocia, no era posible. La región que hoy está sumergida estaba por encima del nivel del mar en ese periodo.

</p><p>Sólo una vez que desapareció el puente terrestre entre Groenlandia y Escocia, surgieron los primeros pasos oceánicos, <strong>conectando el Ártico con el Atlántico Norte</strong> y haciendo posible el intercambio de agua. Utilizando un modelo climático, los investigadores han simulado con éxito el efecto de esta transformación geológica en el clima. En sus simulaciones, sumergieron gradualmente el puente terrestre a una profundidad de 200 metros, <strong>un proceso tectónico de inmersión</strong> que en la realidad duró varios millones de años. Curiosamente, los mayores cambios en los patrones de circulación y las características del Océano Ártico sólo se produjeron cuando el <strong>puente de tierra había alcanzado una profundidad de más de 50 metros</strong> por debajo de la superficie del océano.</p><p>Esta profundidad umbral corresponde a la profundidad de la capa superficial de mezcla, esto es, la capa que determina dónde termina el <strong>agua superficial relativamente ligera del Ártico</strong> y comienza la capa subyacente de agua densa que entra del Atlántico Norte. Sólo cuando la cresta oceánica se encuentra por debajo de la capa de mezcla superficial puede el agua salina más pesada del Atlántico Norte fluir hacia el Ártico con relativamente poco obstáculo. Por tanto, <strong>solo una vez que el puente entre Groenlandia y Escocia había alcanzado esta profundidad crítica, se creó el Océano Ártico</strong> salino como lo conocemos hoy. La formación de los pasos oceánicos desempeña un papel vital en la historia del clima global, ya que conlleva cambios en el transporte de energía térmica en el océano entre las latitudes media y polar.

</p><p>La teoría de que la Cuenca Ártica estuvo una vez aislada se apoya en el <strong>descubrimiento de fósiles de algas de agua dulce</strong> en los sedimentos de aguas profundas del Eoceno que se obtuvieron durante una campaña de perforación internacional cerca del Polo Norte en 2004. <strong>Lo que una vez fue un puente terrestre ahora se encuentra alrededor de 500 metros bajo el océano</strong> y está formado casi enteramente de basalto volcánico. Islandia es la única sección que queda por encima de la superficie.</p>

<h2>La economía circular puede ahorrar 72 millones de euros al año en la UE</h2><p><strong>Así puso ayer de manifiesto durante la inauguración de la primera jornada sobre Gestión de Residuos y Economía Circular que se celebró a lo largo de todo el día de ayer</strong> en el edificio Moneo y que está organizada por la Asociación de Empresas de Medio Ambiente de la Región de Murcia (Aema). En el evento participan una quincena de expertos de toda España que debatirán sobre cómo impulsar este tipo de economía circular para mejorar la gestión de residuos, especialmente en las ciudades.</p><p>Así, el alcalde del Murcia, José Ballesta, que ha inaugurado las jornadas, ha recordado durante su intervención que <strong>actualmente más de la mitad de la población mundial vive en ciudades, y en 2020 se calcula que lo hará un 75 por ciento,</strong> a la vez que las 40 aglomeraciones urbanas más importantes del mundo acumulan el 65 por ciento de la producción económica mundial y el 88 por ciento de la tecnología, innovación y desarrollo.</p><h3>La gestión de residuos es un problema a seguir tratando</h3><p>Por eso, la gestión de residuos es un problema que afecta directamente a las ciudades y, <strong>en el caso de España, más del 60 por ciento de los cerca de 22 millones de toneladas anuales de residuos domésticos que se producen en el país acaban en vertederos.</strong></p><h3>Cambios para una economía circular</h3><p><strong>Para conseguir esos objetivos es fundamental un cambio en el modelo de gestión de residuos hacia una economía circular,</strong> y durante las jornadas de ayer, ha explicado Daniel Robles, presidente de Aema, se debatió si es factible o no cumplir con esos objetivos y con el plan de valorización energética fijado para España.</p><p><strong>También se abordará el papel de la comunicación</strong> y si las millonarias campañas destinadas a fomentar el reciclaje han sido o no efectivas, a la vez que se tratarán temas como el tratamiento de los plásticos, o las certificaciones para empresas que practican la economía circular.</p><p>Durante la tarde de ayer, participaron en las jornadas la directora general de Calidad y Evaluación Ambiental de la Región de Murcia, María Encarnación Molina; el director general de Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, Joan Piquer, y el director general de Educación Ambiental de las Islas Baleares, Sebastià Sansó, que explicaron las políticas aplicadas en cada comunidad autónoma en esa materia.</p><p><strong>Según datos aportados por el Ayuntamiento de Murcia, en el municipio en 2016 se reciclaron 5,5 millones de kilos de residuos de plástico, 6,5 millones de kilos de papel, 7 millones de kilos de vidrio y 165.000 toneladas de residuos.</strong></p>

<h2>La biodiversidad se encuentra amenazada debido al progreso</h2><p>Pero dicho esto, es importante mantener la calma: las amenazas no son aún inevitables. <strong>Los esfuerzos internacionales encaminados hacia la agricultura sostenible, la reducción de la fragmentación de hábitats, así como hacia la creación de espacios naturales protegidos podrían darnos un gran margen de maniobra a la hora de preservar una gran parte de la biodiversidad aún presente en la Tierra, y a la vez, podrían aumentar la seguridad alimentaria en los países en desarrollo.</strong></p><p>De este modo, el equipo de la <strong>Universidad de Minnesota liderado por David Tillman,</strong> reconocido científico con honores en el campo de la biología de la conservación, han centrado su último estudio en el <strong>análisis de las poblaciones</strong>de varios mamíferos terrestres y aves en tres de las regiones más con más biodiversidad del mundo: el sudeste de Asia, India y China; el África Subsahariana; el trópico sudamericano.</p><p>La elección de estas zonas como objeto de estudio de la investigación se debe a que, en cada una de estas áreas, <strong>el rápido aumento de la riqueza y la densidad de la población humana amenaza a medio plazo a decenas de miles de especies animales con extinción.</strong></p><p>Así, los autores encuentran que el uso de la tierra, el cambio y la fragmentación del hábitat, la caza excesiva, las especies invasoras y la contaminación, ya amenazan el 25% de las especies de mamíferos y el 13% de las aves, así como más de 21.000 especies de plantas y otros animales. <strong>Y que alrededor del 80% de todas ellas están amenazadas por la pérdida de hábitat impulsada por la agricultura.</strong> Además, otras causas de mortalidad directa ponen en peligro entre al 40-50% las especies mencionadas.</p><p><strong>La buena noticia es que los actuales programas de conservación han salvado al menos 31 especies de aves de la extinción en el siglo pasado y han impedido que un 20% de los vertebrados amenazados se acercaran a la extinción. Los programas de cría en cautividad y reintroducción también han salvado varias especies, incluyendo el oryx árabe y el cóndor de California.</strong></p><p>Sin embargo, la no tan buena noticia es que aunque muchas de estas iniciativas han contado con un éxito relativo, <strong>las políticas y prácticas encaminadas a la conservación aún necesitan mejoras.</strong> Por ejemplo, las poblaciones de leones en muchas partes de África han caído al 10% de su potencial, <strong>en gran medida como resultado de las crecientes presiones humanas, pero también debido a la infraestructuras deficientes y presupuestos de gestión inadecuados en áreas protegidas.</strong></p>

<h2>I Congreso Nacional de Reciclaje de Residuos Electrónicos</h2><p>La plataforma medioambiental Recyclia es uno de los promotores del I Congreso Nacional de Reciclaje de RAEE, el <strong>primer encuentro nacional sobre gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE)</strong> que se celebra en nuestro país, organizado conjuntamente por todos los sistemas colectivos dedicados a esta actividad.</p><p>El congreso, que tendrá lugar los próximos <strong>22 y 23 de junio en Antequera (Málaga),</strong> reunirá a representantes de la Administración y el sector del reciclaje electrónico y la eficiencia energética para analizar el papel que juegan los diferentes agentes en la gestión de aparatos electrónicos en desuso, así como los <strong>retos para cumplir los objetivos de recogida que establece la normativa de 2015.</strong></p><p><strong>Además de Recyclia -a través de sus fundaciones Ecoasimelec, Ecofimática y Ecolum-, impulsan el encuentro Ambilamp, Ecolec, Eco-Raee’s, Ecotic y ERP, todos ellos integrados en OfiRaee,</strong> la plataforma informática que coordina a estos sistemas colectivos de gestión de residuos electrónicos, con la Administración autonómica, los entes locales y los puntos limpios.</p><p>Según <strong>José Pérez,</strong> consejero delegado de Recyclia, <em>“<strong>Los sistemas colectivos desempeñamos un papel fundamental en el buen funcionamiento del sector del reciclaje electrónico por varias razones:</strong> eficacia para garantizar la recogida y la correcta descontaminación de un gran volumen de residuos y la máxima recuperación de materiales reutilizables y un gran respaldo ciudadano. Por ello, prácticamente la mayoría de los fabricantes han depositado su confianza en nuestro modelo para cumplir con su obligación de reciclar los aparatos que ponen en el mercado”.</em></p><p>Durante el congreso, <strong>se celebrarán distintas mesas redondas</strong> en las que se abordarán temas como la responsabilidad de los productores y distribuidores de aparatos, las herramientas de control para una correcta gestión y financiación del reciclaje de estos residuos o la colaboración entre los sistemas colectivos y las administraciones autonómicas y locales.</p><p>Asimismo, <strong>se analizarán los últimos avances en materias como el ecodiseño</strong> o los planes de prevención, la labor de los puntos limpios municipales y plantas de tratamiento y la importancia de las campañas de comunicación para la consecución de los objetivos de recogida.</p><p>El I Congreso Nacional de Reciclaje de RAEE cuenta, además, con la colaboración de la Junta de Andalucía, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, el Ayuntamiento de Antequera y RAEE Andalucía.</p>

Noticias anteriores

19/01/2015

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies