¿Cómo rentabilizar la energía eléctrica de origen solar? - Actualidad Medio Ambiente

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum.com, portal profesional del medio ambiente

Categorías Noticias Ambientales:

Hemeroteca del Diario

Buscar por fecha:

BUSCAR

Buscador avanzado:

Palabra Clave:
Sección:
¿En qué fechas?
Seleccionar fecha Seleccionar fecha
BUSCAR

Lo más comentado


"En esté momento también lo está pasando en Europa y no tomamos nota ..."


"Los coches eléctricos existen desde finales del siglo XIX. convendría que os informarais a..."


"y tan circular, véase : https://www.google.es/maps/@43.4849452,-8.23817,3a,43.6y,284.16h,8..."

AGENDA AMBIENTAL ABRIL 2017

  • IV Certamen Fotográfico Mayores por el Medio Ambiente
  • Taller de cambio climático
  • Zaragoza, la Ciudad de las Bicis

+ INFO

Directorio de empresas

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Energía

¿Cómo rentabilizar la energía eléctrica de origen solar?

Comunidad de Madrid


UPM


redaccion@ambientum.com


Investigadores de la UPM estudian las posibilidades de la producción de energía mediante energía solar desde una perspectiva novedosa en busca de la rentabilidad de las instalaciones sin subvenciones.

Un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), en colaboración con el premio Nobel Carlo Rubbia, del Instituto de Estudios Avanzados sobre Sostenibilidad (IASS) de Potsdam (Alemania) y la Universidad Rey Abdul Aziz (Arabia Saudí), desarrollan una tecnología basada en el uso de dióxido de carbono para mejorar la producción de energía en los campos solares. 

El uso de este fluido en energía solar ya ha sido probado por el grupo de investigadores de la UPM en la Plataforma Solar de Almería, obteniendo muy buenos resultados: campo solar barato y fluido que, además, resulta amigable para el medio ambiente.

La agricultura siempre ha sido un referente para sistemas de producción en que se necesita una gran superficie para obtener beneficio económico, siempre tratando de reducir los costes de recolección respecto de la superficie donde se realiza. 

Esta máxima se puede aplicar al aprovechamiento de la energía solar en los llamados campos solares para la  producción de energía renovable, donde aparecen dos competidores importantes: fotovoltaica y solar térmica:

  • La primera tiene el inconveniente de que actualmente no se puede almacenar la energía producida en grandes cantidades con buen rendimiento. 
  • La segunda, sin embargo, sí posibilita ese almacenamiento y con él la mejora de la gestión de la energía renovable obtenida, de modo similar al de una presa que almacena agua para una central hidroeléctrica.

Para el caso de la solar térmica existen cuatro tecnologías disponibles a nivel comercial, con diferentes costes y eficiencias de conversión: colector cilindro parabólico, torre central, disco solar y sistema Fresnel. 

Si bien las dos primeras han sido desarrolladas desde los años ochenta del siglo pasado -las dos últimas han tenido un desarrollo mucho menor-, no se ha determinado aún el análogo al molino de tres palas dominante en la energía eólica.

En la búsqueda de ese dominador, los investigadores que han llevado a cabo este trabajo han adoptado una perspectiva novedosa para tomar decisiones de diseño: la coherencia térmica, que evita temperaturas excesivas o uso innecesario de material. Para ello, es necesaria la observación de otros ámbitos de la ingeniería energética como el campo nuclear, donde multitud de centrales funcionan con temperaturas características moderadas (300 grados centígrados). 

Esto hace ver que la tendencia del sector solar de tratar de alcanzar las mayores temperaturas posibles puede no ser acertado. Además, los elevados costes de producción asociados frenan el desarrollo tecnológico de las filosofías de diseño asentadas, por lo que las perspectivas disruptivas -como la que se propone en este trabajo- son las que se encuentran con más posibilidades.

El desarrollo de estas ideas conduce al concepto de Fresnel mejorado, utilizando como fluido de trabajo dióxido de carbono (desecho en multitud de procesos industriales), que puede utilizarse en aplicaciones térmicas severas como la refrigeración de reactores nucleares de alta temperatura. 

Además, el uso de dióxido de carbono en energía solar puede servir para confinar este fluido y, a su vez, evitar emisiones, sustituyendo otras plantas termoeléctricas que utilicen combustibles fósiles.

La tecnología desarrollada en esta investigación, y otras previas de la UPM, se está explotando a día de hoy mediante el proyecto Futuro Solar a través de un convenio entre la UPM y OHL Industrial. 

El proyecto se presentó en el marco de la segunda convocatoria de proyectos de investigación y desarrollo cofinanciados por el Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo (EEA-Grants), constituyendo un prototipo avanzado en cuanto a la curva de aprendizaje respecto del estado actual de la tecnología termosolar. 

Actualmente en construcción, se prevé que comience a operar en la primavera de 2016

[Ir a la portada del Diario de hoy]

Etiquetas

Energía solar, energía renovable, electricidad, termoeléctricas, UPM,

Noticias relacionadas, también pueden interesarte...



Los comentarios de los lectores

13/12/2015 17:39:40
Carlo Rubbia será muy premio Nobel pero hasta ahora las plantas solares que le atribuyen han sido un fracaso. Personalmente pienso que él solo hace de prestanombre para dar lustro a ideas termodinámicamente ridículas puestas en circulación pr multinacionales cuyo unico objetivo es mamar dinero de la UE, es decir de nuestros bolsillos. En USA están instalando baterías de nueva generación para acumular excedentes de energía fotovoltaica , con rendimientos muy superiores a los que puede dar cualquier sistema termodínamico. Además que el rendimiento no es función del medio termovector: que sea CO2 o Helio o simplemente aire, el rendimiento será función del salto de temperatura. En UK y Dinamarca ya hay sistemas Power to Gas, en los que el excedente de enrgía renovable se utiliza para producir hidrógeno, y éste se hace reaccionar BIOLOGICAMENTE con CO2 para producir biometano. El modo más elegante de no depender más del suministro de gas por parte de paìses hostiles.
Mario A. Rosato
04/01/2017 19:13:04
Mientras no aprovechemos la fuerza básica de la Naturaleza, para la generación de energía, no habrá solución a la creciente gravedad de los problemas a los que se enfrenta la humanidad.
TURBOMOTOR2000

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

La Actualidad del Medio Ambiente en imágenes


<h2>¿Respetamos el medio ambiente?</h2><p>Aunque el estudio se centra en España, es un buen ejemplo de <strong>cómo nos preocupa nuestro entorno en el mundo occidental.</strong></p><p>Estos son los <strong>principales tips:</strong></p><p></p><ul><li>Los españoles valoran su <strong>responsabilidad con el medio ambiente</strong> con un 7,28 de media. Este dato supone un incremento del 5% respecto el dato del año pasado (6,93).</li><li>Los <strong>murcianos, canarios y vascos</strong>, los españoles más comprometidos con el medio ambiente</li><li>El <strong>reciclaje, el ahorro de energía y el ahorro de agua</strong> son las medidas que más llevan a la práctica los españoles</li><li>Solo el <strong>3% de los españoles admite no reciclar</strong> ningún tipo de residuo</li><li>La práctica más extendida entre los consumidores españoles para contribuir al medio ambiente es llevar <strong>la propia bolsa de la compra al supermercado</strong> (30%)</li><li>Los españoles se consideran en los sectores de la alimentación y la electrónica como más responsables a la hora de adquirir un producto</li></ul><p></p><div><br /></div>

<h2>Nueva herramienta para ayudar a países con escasez de agua</h2><p>La nueva base de datos abierta de la FAO, <strong>“WaPOR”</strong>, reúne <strong>datos satelitales en tiempo real que miden la eficacia con la que se utiliza el agua en la agricultura</strong>. </p><p>La herramienta utiliza Google Earth para crear mapas que muestran la cantidad de biomasa y rendimiento agrícola producido por metro cúbico de agua. <strong>Los mapas se pueden ver en resoluciones desde 30 a 250 metros y se actualizan cada diez días</strong> permitiendo a los agricultores optimizar sus sistemas de riego de manera constante.</p><p>Según la FAO, la utilización mundial del agua, especialmente para fines agrícolas, supera la tasa de crecimiento de la población y es por ello que <strong>se necesita aprovechar al máximo los recursos disponibles</strong>.</p><p><em><strong>“La necesidad de agua continúa creciendo al mismo tiempo que el cambio climático, con las sequías y temperaturas extremas, está alterando y reduciendo la disponibilidad de agua para la agricultura”</strong></em>, declaró <strong>María Helena Semedo</strong>, subdirectora general de la FAO para cambio climático y recursos naturales. </p><p>El equipo informático de la FAO diseñó “WaPOR” a través de un <strong>proyecto de 10 millones de dólares</strong> financiado por el gobierno de los Países Bajos para ayudar a países con escasez de agua en África y el Medio Oriente.</p><p><strong>La base de datos continental ya está en línea</strong>, mientras que información a nivel nacional estarán disponibles en junio para Benín, Burundi, Egipto, Etiopía, Ghana, Jordania, Kenia, Líbano, Malí, Marruecos, Mozambique, Ruanda, Túnez, Uganda, Cisjordania y la Franja de Gaza, y Yemen. Más datos detallados se pondrán en línea en octubre, comenzando con áreas piloto en Líbano, Etiopía y Malí.</p><div><br /></div>

<h2>Fijar objetivos de renovables para cumplir con el Acuerdo de París</h2><p>Durante la inauguración de unas jornadas sobre cómo va a cumplir España con el pacto de lucha contra el cambio climático organizadas por la Fundación Alternativas, Ulargui ha dicho que una de las primeras medidas regulatorias para acatarlo será el <strong>Plan de Clima y Energía</strong>, cuyo borrador presentarán a la Comisión Europea antes de fin de año.</p><p>Ese plan debe ir orientado a la consecución de tres objetivos para cumplir lo comprometido con el Acuerdo de París en materia energética, una meta de reducción de emisiones que ha venido dada por Europa, y otras dos de generación renovable y de eficiencia energética que debe fijar el Gobierno, y que su jefa de Cambio Climático ha indicado que aún no están definidas.</p><p><strong>La UE se ha propuesto conseguir, con la suma de los esfuerzos de sus miembros, un 27 % de generación renovable y un 30 % de eficiencia energética en 2030</strong>, pero no exige un mínimo por país, lo que implica que con los objetivos muy ambiciosos de algunos pueda alcanzarse la meta conjunta, aunque algunos apenas hayan contribuido a la misma.</p><p><strong>Objetivos actuales</strong></p><p>En estos momentos <strong>España tiene el objetivo vinculante de que el 20 % del consumo energético proceda de renovables en 2020</strong>.</p><p>Los últimos datos disponibles de la Comisión, indican que <strong>no estamos en la senda de cumplimiento a 2020</strong> en materia de renovables, en tanto que estas energías abastecieron el 15,6 % del consumo eléctrico en 2015, mientras para estar en consonancia con el objetivo se requería un 16,7 % ese año.</p><p>Según Ulargui, <strong>la regulación para cumplir el Acuerdo de París se completará con la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y con la elaboración de una Estrategia de Descarbonización a 2050</strong>, en el marco de la cual pueda analizarse si las políticas actuales van por buen camino para lograr el escenario libre de emisiones a mediados de siglo que persigue Europa.</p><div><br /></div><p><br /></p>
rana Hydrophylax bahuvistara que vive en el sur de la India es capaz de aniquilar docenas de cepas del virus de la gripe H1, según los experimentos llevados a cabo en ratones por expertos de la Universidad Emory, en Atlanta (EE.UU).

Y es que la mucosidad de las ranas está repleta de moléculas que matan bacterias y virus. Por ello, los científicos obtuvieron un péptido de esta rana de tamaño medio que vive en la provincia de Kerala, al sur de la India, descubriendo su potencial para eliminar el virus de la gripe H1 en ratones, pues es letal para muchas cepas del virus de la gripe, desde los virus archivados en 1934 hasta los más modernos.

"Diferentes ranas producen distintos péptidos, dependiendo de su hábitat. Prácticamente todos los animales los generan como mecanismos de defensa de su sistema inmune. Sin embargo, las ranas han atraído la mayor atención como fuente de péptidos de defensa porque es relativamente fácil aislarlos a partir de su mucosidad. El método consiste en dar a estos anfibios una pequeña descarga eléctrica o frotar un polvo sobre su piel para que segreguen estos compuestos que luego se pueden recoger", comenta Joshy Jacob, coautor del trabajo.

Para llegar a este descubrimiento los expertos analizaron 32 péptidos de defensa de ranas contra una cepa de influenza / gripe y descubrieron que cuatro de ellos tenían propiedades para atacar a la gripe. Al exponer glóbulos rojos humanos aislados en una placa de laboratorio a los péptidos, tres de ellos resultaron tóxicos pero uno de ellos, denominado urumin, fue inofensivo con las células humanas, pero letal para el virus de la gripe.

Tras esto, probaron la eficacia del compuesto en un grupo de roedores con idéntico resultado. Los investigadores creen que el péptido ataca una proteína de superficie viral llamada hemagluttinina (la H en H1N1): "El virus necesita a esta proteína para entrar en nuestras células. Lo que hace este péptido es unirse a la hemaglutinina, desestabilizar al virus y luego matarlo", finaliza Jacob.


">
<h2>Moco de rana para contrarrestar la gripe</h2><p>Un péptido (llamado urumin) obtenido de la <a href=rana Hydrophylax bahuvistara que vive en el sur de la India es capaz de aniquilar docenas de cepas del virus de la gripe H1, según los experimentos llevados a cabo en ratones por expertos de la Universidad Emory, en Atlanta (EE.UU).

Y es que la mucosidad de las ranas está repleta de moléculas que matan bacterias y virus. Por ello, los científicos obtuvieron un péptido de esta rana de tamaño medio que vive en la provincia de Kerala, al sur de la India, descubriendo su potencial para eliminar el virus de la gripe H1 en ratones, pues es letal para muchas cepas del virus de la gripe, desde los virus archivados en 1934 hasta los más modernos.

"Diferentes ranas producen distintos péptidos, dependiendo de su hábitat. Prácticamente todos los animales los generan como mecanismos de defensa de su sistema inmune. Sin embargo, las ranas han atraído la mayor atención como fuente de péptidos de defensa porque es relativamente fácil aislarlos a partir de su mucosidad. El método consiste en dar a estos anfibios una pequeña descarga eléctrica o frotar un polvo sobre su piel para que segreguen estos compuestos que luego se pueden recoger", comenta Joshy Jacob, coautor del trabajo.

Para llegar a este descubrimiento los expertos analizaron 32 péptidos de defensa de ranas contra una cepa de influenza / gripe y descubrieron que cuatro de ellos tenían propiedades para atacar a la gripe. Al exponer glóbulos rojos humanos aislados en una placa de laboratorio a los péptidos, tres de ellos resultaron tóxicos pero uno de ellos, denominado urumin, fue inofensivo con las células humanas, pero letal para el virus de la gripe.

Tras esto, probaron la eficacia del compuesto en un grupo de roedores con idéntico resultado. Los investigadores creen que el péptido ataca una proteína de superficie viral llamada hemagluttinina (la H en H1N1): "El virus necesita a esta proteína para entrar en nuestras células. Lo que hace este péptido es unirse a la hemaglutinina, desestabilizar al virus y luego matarlo", finaliza Jacob.


" width="90" height="90" />
arquitectura bioclimática se puede obtener la energía de dos diferentes maneras, de forma pasiva o de forma activa. En esta última cabe el uso de las energías renovables para proporcionar esa habitabilidad que de forma pasiva no se puede obtener.

La energía solar se puede usar en el hogar mediante la energía solar fotovoltaica para proporcionar electricidad, y la energía solar térmica se utiliza para calentar aire o agua. normalmente cubre entre el 50% y el 80% de las necesidades, dependiendo del lugar de ubicación. Es una buena opción para zonas que tengan una proporción alta de días soleados.

6. JARDÍN

La casa bioclimática usa el jardín además de como lugar de disfrute, para proporcionar una temperatura ideal a la vivienda. Dependiendo del tipo de plantas o árboles elegidos y su lugar de plantación o crecimiento, se puede dotar a la edificación de un mayor grado de frescor en el verano, o protección en invierno frente al frío o el aire.

Puede ser un jardín o un pequeño huerto, que proporciona en casas más pequeñas, o incluso en pisos con terraza, una forma de mantener un óptimo bienestar. La casa bioclimática es además saludable.



">
<h2>La casa bioclimática es el futuro

</h2><p><strong>6 CLAVES DE LA CASA BIOCLIMÁTICA:</strong></p><p><strong>1. ORIENTACIÓN</strong></p><p>Es la principal cuestión a tener en cuenta antes de ponerse manos a la obra, ya que de ella dependerán muchos factores. También es determinante el microclima de del lugar, así como la temperatura, la humedad o el aire y la dirección en la que suele soplar, o incluso la amplitud térmica.</p><p><strong>La casa bioclimática se orienta para que la luz solar sea una constante a lo largo de todo el año</strong>, si eso no es posible porque esté ya construida, se dota a la fachada que menos iluminación natural reciba de un plus de aislamiento, tanto en las ventanas o cristaleras como en los muros, si es posible.</p><p><strong>2. FORMA</strong></p><p>Es uno de los factores que quizás menos se tiene en cuenta, pero no por ello deja de ser realmente importante. <strong>Según la estructura exterior puede afectar a la vivienda más o menos los agentes climáticos</strong>, de ahí que se tienda a crear edificaciones más compactas con tejados a dos aguas o a una sola agua, o también con formas esféricas.</p><p>Todo depende a su vez de las características climatológicas propias del sitio, para así elegir cuál se adapta mejor y tiene más capacidad de conservación a lo largo del tiempo.</p><p><strong>3. MATERIALES</strong></p><p>Los mejores para la casa bioclimática son los naturales, aquellos que se puedan conseguir de manera local y no tengan demasiado impacto en el medio ambiente. <strong>Es imprescindible que dejen una baja huella de carbono, pero que a su vez sean robustos y eficientes</strong>.</p><p>Para los<strong> muros con masa térmica</strong> se pueden utilizar ladrillo macizo, adobe, piedra o tapial; y para los <strong>muros aislantes para cerramientos</strong>: hormigón celular, termoarcilla o bloques de arlita.</p><p><strong>4. BIOCLIMATIZACIÓN PASIVA Y EFICIENCIA ENERGÉTICA</strong></p><p><strong>Un buen diseño es la clave para poder disfrutar de un hogar con bioclimatización pasiva, que gaste lo menos posible y que se sirva de los factores climáticos para asegurar el confort</strong>. Aquí intervienen los materiales aislantes colocados de forma precisa en lugares específicos.</p><p><strong>La pérdida de calor es el mayor problema</strong>, por eso se suelen utilizar dobles o triples cerramientos de vidrio con cámaras de aire o pantallas aislantes. A su vez proporcionan una entrada de luz solar muy aprovechable en invierno. Es quizás el recurso más empleado y más económico para proporcionar una temperatura estable. Por ello, <strong>lo que se intenta mediante las distintas decisiones, es que el calor se absorba y se distribuya por toda la casa</strong>.</p><p><strong>5. ENERGÍAS RENOVABLES</strong></p><p><strong>Según la</strong> <a href=arquitectura bioclimática se puede obtener la energía de dos diferentes maneras, de forma pasiva o de forma activa. En esta última cabe el uso de las energías renovables para proporcionar esa habitabilidad que de forma pasiva no se puede obtener.

La energía solar se puede usar en el hogar mediante la energía solar fotovoltaica para proporcionar electricidad, y la energía solar térmica se utiliza para calentar aire o agua. normalmente cubre entre el 50% y el 80% de las necesidades, dependiendo del lugar de ubicación. Es una buena opción para zonas que tengan una proporción alta de días soleados.

6. JARDÍN

La casa bioclimática usa el jardín además de como lugar de disfrute, para proporcionar una temperatura ideal a la vivienda. Dependiendo del tipo de plantas o árboles elegidos y su lugar de plantación o crecimiento, se puede dotar a la edificación de un mayor grado de frescor en el verano, o protección en invierno frente al frío o el aire.

Puede ser un jardín o un pequeño huerto, que proporciona en casas más pequeñas, o incluso en pisos con terraza, una forma de mantener un óptimo bienestar. La casa bioclimática es además saludable.



" width="90" height="90" />
cada vez más personas visitan la Antártida a través del turismo y la sobrepesca sigue siendo un problema, pero las mayores amenazas provienen de las tendencias mundiales: océanos más cálidos, derretimiento de la capa de hielo y contaminación transnacional, por ejemplo. Esto no debe eclipsar algunos éxitos, pero tenemos que ser vigilantes y conscientes de lo que está sucediendo”, recalca. Para realizar el estudio, Stoett y los otros 22 coautores se reunieron en Mónaco y se centraron en 20 objetivos de biodiversidad, conocidos como Objetivos de Aichi, establecidos por la Convención sobre Diversidad Biológica para ayudar a detener la pérdida global de biodiversidad. 

Este estudio traslada por primera vez los Objetivos de Aichi a la Antártida y el océano Antártico, áreas que en conjunto representan alrededor del 10% de la superficie del planeta. "En general, la perspectiva de gestión de la biodiversidad y la conservación para la Antártida y el océano Antártico no es diferente a la del resto del planeta", subraya Steven Chown, autor principal del estudio y director de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad de Monash (Australia). En opinión de Stoett, es importante ir más allá del Sistema del Tratado Antártico, que protege a la Antártida para la investigación científica, y desarrollar una estructura de gobierno para la biodiversidad en la región. 

"Aunque existen acuerdos entre los países del Tratado Antártico para proteger los recursos naturales, necesitamos un esfuerzo más concertado que incluya aspectos como los efectos del turismo y un mejor seguimiento de las áreas dedicadas a la conservación. En general, necesitamos una plataforma de investigación científica y política más amplia para la conservación antártica, y debemos darnos cuenta de que las contribuciones al cambio climático, los residuos marinos y la acidificación de los océanos están teniendo graves impactos no sólo en los pingüinos en esa región", concluye Stoett.


">
<h2>Confirman que la biodiversidad de la Antártida está igual de amenazada que el resto del mundo</h2><p>El trabajo, publicado en la revista <em>PLOS Biology</em> y en el que ha participado Roser Puig Marcó, de la Universidad de Barcelona, compara la biodiversidad antártica y su gestión con la del resto del mundo y muestra que esa región está evolucionando relativamente bien en algunas áreas, como la gestión de especies invasoras, pero <strong>se está quedando atrás en otras, como la gestión de áreas protegidas y la regulación de la bioprospección</strong>, mientras se avecinan otras amenazas, informa Servimedia. </p><p><em>“La biodiversidad en la región antártica a menudo ha caído entre las grietas, sin juego de palabras teniendo en cuenta las grietas que se están desarrollando en la cubierta de hielo”</em>, apunta <strong>Peter Stoett</strong>, profesor de Ciencias Políticas en la Facultad de Artes y Ciencias de la Universidad Concordia (Canadá). Para Stoett, que ha hecho extensas investigaciones sobre la política de especies invasoras y la gobernanza de los océanos, los resultados del estudio son “bastante sombríos”. <em><strong>“La biodiversidad es desafiada en esta región al igual que en cualquier otro lugar, a pesar de la naturaleza relativamente impoluta del paisaje”</strong></em>, añade. </p><p>Stoett indica que <em>“<a href=cada vez más personas visitan la Antártida a través del turismo y la sobrepesca sigue siendo un problema, pero las mayores amenazas provienen de las tendencias mundiales: océanos más cálidos, derretimiento de la capa de hielo y contaminación transnacional, por ejemplo. Esto no debe eclipsar algunos éxitos, pero tenemos que ser vigilantes y conscientes de lo que está sucediendo”, recalca. Para realizar el estudio, Stoett y los otros 22 coautores se reunieron en Mónaco y se centraron en 20 objetivos de biodiversidad, conocidos como Objetivos de Aichi, establecidos por la Convención sobre Diversidad Biológica para ayudar a detener la pérdida global de biodiversidad. 

Este estudio traslada por primera vez los Objetivos de Aichi a la Antártida y el océano Antártico, áreas que en conjunto representan alrededor del 10% de la superficie del planeta. "En general, la perspectiva de gestión de la biodiversidad y la conservación para la Antártida y el océano Antártico no es diferente a la del resto del planeta", subraya Steven Chown, autor principal del estudio y director de la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad de Monash (Australia). En opinión de Stoett, es importante ir más allá del Sistema del Tratado Antártico, que protege a la Antártida para la investigación científica, y desarrollar una estructura de gobierno para la biodiversidad en la región. 

"Aunque existen acuerdos entre los países del Tratado Antártico para proteger los recursos naturales, necesitamos un esfuerzo más concertado que incluya aspectos como los efectos del turismo y un mejor seguimiento de las áreas dedicadas a la conservación. En general, necesitamos una plataforma de investigación científica y política más amplia para la conservación antártica, y debemos darnos cuenta de que las contribuciones al cambio climático, los residuos marinos y la acidificación de los océanos están teniendo graves impactos no sólo en los pingüinos en esa región", concluye Stoett.


" width="90" height="90" />

<h2>La contaminación se estanca sobre Barcelona</h2><p>Según el informe sobre la Calidad del aire en Cataluña en 2016, tocaron techo el dióxido de nitrógeno, el ozono troposférico, las partículas PM10 y el sulfuro de hidrógeno, todos ellos relacionados con enfermedades respiratorias. <strong><em>“Estamos preocupados porque los datos no son buenos. La contaminación es un problema real, actual y crónico”</em></strong>, admitió el consejo de Territorio y Sostenibilidad, <strong>Josep Rull</strong>.</p><p><strong>El informe, elaborado con los datos recogidos a 127 puntos ubicados a 82 municipios, analiza un total de 15 contaminantes y muestra unos resultados “estancados” respecto a los últimos años</strong>, aunque se aprecia una notable mejora respecto al 2015, un año especialmente crítico a nivel de polución porque las condiciones meteorológicas no favorecieron la dispersión de partículas, así que no se tiene en cuenta para analizar los datos en un espectro amplio de tiempo.</p><p><strong>Los niveles máximos de dióxido de nitrógeno un contaminante que se origina por las emisiones de vehículos y la actividad industrial</strong>, se sobrepasaron en varios puntos del área metropolitana, como los barrios barceloneses del Eixample, Gràcia y Poblenou, así como Mollet del Vallès, Terrassa y Sant Andreu de la Barca.</p><p>Pero <strong>la polución también se enquista en las comarcas del interior</strong>. El ozono troposférico se volvió a rebasar en las comarcas centrales y de Ponent y el Pirineo, ya que es un contaminante, que se forma cuando los óxidos de nitrógeno provenientes de las ciudades son arrastrados hacia el interior por el viento y reaccionan con los compuestos volátiles los días con sol y temperaturas altas.</p><p><strong>En la zona de Vic también se superó el nivel máximo de partículas en suspensión (PM10)</strong>, que tienen su origen en la industria, los vehículos o el polvo en suspensión. Y en Igualada (Anoia) se dispara el sulfuro de hidrógeno por la presencia de una estación de tratamiento de aguas residuales.</p><div><br /></div>

<h2>Algas marinas como solución para protegerse del sol</h2><p>Este estudio ofrece <strong>nuevas formulaciones con mayores garantías frente al sol</strong>. Los investigadores han confirmado la ausencia de respuesta alérgica ante este compuesto y una mayor duración de su efecto fotoquímico que evitaría tener que aplicar la protección varias veces durante la exposición al sol.</p><p>También contribuye a una <strong>mayor eficacia en la absorción de los rayos ultravioleta</strong>, lo que incide en una mejor protección ante distintas dolencias. Además, <strong>es más biodegradable que otros componentes químicos tradicionalmente utilizados</strong>, lo que contribuye a una menor contaminación del agua con su uso.</p><p>En el artículo publicado en la revista <em>Angewandte Chemie International Edition</em> han demostrado la <strong>posibilidad de incluir en las cremas de protección solar estas moléculas basadas en los llamados aminoácidos tipo micosporinas naturales</strong>, que contienen de manera natural algunos hongos y algas, para hacerlas más eficaces y más duraderas</p><p>En los experimentos, <strong>los científicos confirmaron que la estabilidad de estos análogos de micosporinas hasta 270 grados centígrados presentaba una estabilidad del 100% tras 6 horas de la aplicación bajo el sol</strong> y que, junto a los compuestos más comúnmente comercializados, son capaces de aumentar el grado de fotoprotección.</p><p>Además, <strong>aumentan la estabilidad en la mezcla para que su acción sea mucho más duradera</strong>. Los autores han conseguido también sintetizar análogos de micosporinas con capacidad de absorción de diferentes bandas espectrales en el ultravioleta, lo que abre el abanico de posibilidades para su uso industrial.</p><p>La <strong>finalidad principal de los protectores es prevenir o disminuir los efectos perjudiciales</strong>, permitiendo un bronceado seguro, pero no siempre son efectivos. <em>“Este avance en la creación de nuevas moléculas con efecto pantalla suple las carencias de los compuestos clásicos, como su volatilidad, y mejora su capacidad de atraer radiación ultravioleta, lo que abre la puerta al diseño de nuevos productos de absorción de amplio espectro solar para proteger la piel frente a melanomas”</em>, indica el investigador de la Universidad de Málaga <strong>José Aguilera</strong>, uno de los autores del artículo.</p><div><br /></div>
“Optimal use of biogas from waste streams. An assessment of the potential of biogas from digestion in the EU beyond 2020“, publicado por la Comisión Europea, hace una serie de recomendaciones para maximizar el potencial del biogás en Europa. Incluye una llamada para crear un marco de políticas de largo a Largo Plazo para el desarrollo del sector del biogás que también abarca áreas relacionadas, tales como la agricultura y la gestión de residuos.

Además de crear un marco estable para las inversiones, advierte de que es necesario abordar también barreras reglamentarias y técnicas, incluyendo aquellas que dificultan el comercio transfronterizo de energía. El estudio también recomienda hacer más uso del calor residual de las instalaciones de biogás, e informar a los ciudadanos sobre proyectos locales de biogás, sus beneficios y pautas de seguridad.

Potenciar el biogás

En 2014, la Unión Europea produjo aproximadamente el 7,6% de toda la producción de energía renovable primaria en la UE, 14,9 Mtep (millones de toneladas de petróleo equivalente). Según explica la Comisión en un comunicado, se utiliza principalmente producir electricidad, y después para la producción de calor y su uso como combustible para el transporte.

El estudio establece cuatro escenarios que cubren posibles desarrollos para potenciar el biogás en la Unión Europea para el año 2030. Estos muestran las diferentes opciones posibles para el uso de biogás en las unidades de cogeneración (que lo transforman en calor y electricidad) o directamente para su actualización a biometano para ser introducido en la red de gas o para usarlo como combustible para el transporte.


">
<h2>Maximizar el potencial de biogás en Europa</h2><p>Tanto es así que <strong>sólo tres países de la UE -Alemania, Italia y Reino Unido- son responsables de más del 77% de la producción de biogás de la UE</strong>. Por ello, el estudio <em><a href=“Optimal use of biogas from waste streams. An assessment of the potential of biogas from digestion in the EU beyond 2020“, publicado por la Comisión Europea, hace una serie de recomendaciones para maximizar el potencial del biogás en Europa. Incluye una llamada para crear un marco de políticas de largo a Largo Plazo para el desarrollo del sector del biogás que también abarca áreas relacionadas, tales como la agricultura y la gestión de residuos.

Además de crear un marco estable para las inversiones, advierte de que es necesario abordar también barreras reglamentarias y técnicas, incluyendo aquellas que dificultan el comercio transfronterizo de energía. El estudio también recomienda hacer más uso del calor residual de las instalaciones de biogás, e informar a los ciudadanos sobre proyectos locales de biogás, sus beneficios y pautas de seguridad.

Potenciar el biogás

En 2014, la Unión Europea produjo aproximadamente el 7,6% de toda la producción de energía renovable primaria en la UE, 14,9 Mtep (millones de toneladas de petróleo equivalente). Según explica la Comisión en un comunicado, se utiliza principalmente producir electricidad, y después para la producción de calor y su uso como combustible para el transporte.

El estudio establece cuatro escenarios que cubren posibles desarrollos para potenciar el biogás en la Unión Europea para el año 2030. Estos muestran las diferentes opciones posibles para el uso de biogás en las unidades de cogeneración (que lo transforman en calor y electricidad) o directamente para su actualización a biometano para ser introducido en la red de gas o para usarlo como combustible para el transporte.


" width="90" height="90" />
"La Roca", el asteroide del tamaño del Peñón de Gibraltar que sobrevoló la Tierra el miércoles a la distancia segura de 1,8 millones de kilómetros (casi cinco veces la que nos separa de la Luna), ha vuelto a poner de actualidad los peligros que pueden llegar del espacio. Investigadores de la británica Universidad de Southampton se han puesto en lo peor y se han preguntado cuál de los efectos del choque con una roca -gigantescos tsunamis, calor abrasador, escombros voladores- se llevaría el mayor número de vidas humanas. No tienen ninguna duda: lo peor de todo serían los violentos vientos y las ondas de choque.

El estudio, publicado en la revista Geophysical Research Letter, exploró siete efectos asociados con los impactos de asteroides, como son el calor, las ondas de choque, los escombros, los tsunamis, las ráfagas de viento, las sacudidas sísmicas y la formación de cráteres. Después, clasificaron los efectos de más a menos mortales.

En general, las ráfagas de viento y las ondas de choque se llevaron la mayor cantidad de víctimas, según el trabajo. En escenarios experimentales, estos dos efectos representaron más del 60% de pérdida de vidas. Las ondas de choque se deben a un aumento en la presión atmosférica y pueden romper los órganos internos, mientras que las ráfagas de viento llevan la energía suficiente para lanzar cuerpos humanos por los aires y arrasar bosques.

Por fortuna, los impactos de asteroides mortales son poco frecuentes. La Tierra es golpeada por un asteroide de 60 metros de ancho aproximadamente una vez cada 1.500 años, mientras que un asteroide de 400 metros lo hace cada 100.000 años. "La probabilidad de un impacto así es muy baja. Sin embargo, las consecuencias pueden ser inimaginables", advierte el investigador Clemens Rumpf, autor del estudio, quien cree que sus hallazgos podrían ayudar a los grupos de mitigación de riesgos a prepararse para esta amenaza.

Rumpf y sus colegas utilizaron modelos para acribillar el mundo con 50.000 asteroides que van desde 15 a 400 metros de ancho, la gama de diámetros de rocas que más frecuentemente chocan con la Tierra. Luego, los investigadores calcularon cuántas vidas se perderían a causa de cada uno de los siete efectos.

Los impactos terrestres fueron, en promedio, un orden de magnitud más peligrosos que los asteroides que aterrizaron en los océanos. Los grandes asteroides que impactan en los océanos podrían generar energía suficiente para desencadenar un tsunami, pero es probable que la energía de la ola se disipe a medida que viaja y, finalmente, rompa cuando se encuentre con una plataforma continental. Incluso si un tsunami llega a las comunidades costeras, muchas menos personas morirían que si el mismo asteroide impactara en tierra, según el estudio. En general, los tsunamis representaron el 20% de la pérdida de vidas.


">

<h2>¿Qué es lo peor que puede ocurrir si un asteroide impacta contra la Tierra?</h2><p>La visita de <a href="La Roca", el asteroide del tamaño del Peñón de Gibraltar que sobrevoló la Tierra el miércoles a la distancia segura de 1,8 millones de kilómetros (casi cinco veces la que nos separa de la Luna), ha vuelto a poner de actualidad los peligros que pueden llegar del espacio. Investigadores de la británica Universidad de Southampton se han puesto en lo peor y se han preguntado cuál de los efectos del choque con una roca -gigantescos tsunamis, calor abrasador, escombros voladores- se llevaría el mayor número de vidas humanas. No tienen ninguna duda: lo peor de todo serían los violentos vientos y las ondas de choque.

El estudio, publicado en la revista Geophysical Research Letter, exploró siete efectos asociados con los impactos de asteroides, como son el calor, las ondas de choque, los escombros, los tsunamis, las ráfagas de viento, las sacudidas sísmicas y la formación de cráteres. Después, clasificaron los efectos de más a menos mortales.

En general, las ráfagas de viento y las ondas de choque se llevaron la mayor cantidad de víctimas, según el trabajo. En escenarios experimentales, estos dos efectos representaron más del 60% de pérdida de vidas. Las ondas de choque se deben a un aumento en la presión atmosférica y pueden romper los órganos internos, mientras que las ráfagas de viento llevan la energía suficiente para lanzar cuerpos humanos por los aires y arrasar bosques.

Por fortuna, los impactos de asteroides mortales son poco frecuentes. La Tierra es golpeada por un asteroide de 60 metros de ancho aproximadamente una vez cada 1.500 años, mientras que un asteroide de 400 metros lo hace cada 100.000 años. "La probabilidad de un impacto así es muy baja. Sin embargo, las consecuencias pueden ser inimaginables", advierte el investigador Clemens Rumpf, autor del estudio, quien cree que sus hallazgos podrían ayudar a los grupos de mitigación de riesgos a prepararse para esta amenaza.

Rumpf y sus colegas utilizaron modelos para acribillar el mundo con 50.000 asteroides que van desde 15 a 400 metros de ancho, la gama de diámetros de rocas que más frecuentemente chocan con la Tierra. Luego, los investigadores calcularon cuántas vidas se perderían a causa de cada uno de los siete efectos.

Los impactos terrestres fueron, en promedio, un orden de magnitud más peligrosos que los asteroides que aterrizaron en los océanos. Los grandes asteroides que impactan en los océanos podrían generar energía suficiente para desencadenar un tsunami, pero es probable que la energía de la ola se disipe a medida que viaja y, finalmente, rompa cuando se encuentre con una plataforma continental. Incluso si un tsunami llega a las comunidades costeras, muchas menos personas morirían que si el mismo asteroide impactara en tierra, según el estudio. En general, los tsunamis representaron el 20% de la pérdida de vidas.


" width="90" height="90" />

Noticias anteriores

11/12/2015

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies