La Comisión Europea ha propuesto legislación dirigida a mejorar considerablemente el control y la notificación de las emisiones de gases de efecto invernadero y, en especial, a cumplir los nuevos requisitos derivados del paquete legislativo de la UE sobre cambio climático y energía para el periodo 2013-2020.

Connie Hedegaard, Comisaria europea de Acción por el Clima, ha declarado lo siguiente: “Al mejorar la transparencia, la coordinación y la calidad de los datos notificados, la propuesta de hoy contribuye a controlar mejor los avances que registramos de cara al cumplimiento de nuestros objetivos en materia de emisiones. Esta propuesta contribuirá también al control y la notificación de las emisiones derivadas del uso de la tierra, cambio de uso de la tierra y silvicultura (UTCUTS), así como de la aviación y del transporte marítimo, entre otros sectores. Esperamos que estas nuevas normas también sirvan de ejemplo en el marco de las negociaciones internacionales sobre el clima, así como de referencia para la transparencia de la acción por el clima en los países desarrollados”.
 
La UE y los Estados miembros ya cooperan a efectos del control y la notificación de las emisiones de gases de efecto invernadero con arreglo a una Decisión adoptada en 2004. Elaboran inventarios anuales de gases de efecto invernadero que sirven para evaluar el nivel de cumplimiento de los objetivos de emisión del Protocolo de Kioto. También recopilan y publican información sobre las previsiones relativas a las emisiones de GEI y sobre sus políticas y medidas dirigidas a reducir las emisiones.

Las normas vigentes se basan en gran medida en los requisitos derivados del Protocolo de Kioto. La propuesta de nuevo Reglamento intensifica este mecanismo de control y notificación de conformidad con los requisitos del paquete de medidas sobre clima y energía de 2009. Va más lejos que el Protocolo de Kioto al contemplar una mayor transparencia de los datos y la información facilitados y garantizar el cumplimiento de los compromisos de la UE en materia de cambio climático.

Los objetivos principales del programa son los siguientes:

  • Facilitar el fomento de la combinación innovadora de la política climática de la UE mediante el tratamiento de las emisiones procedentes de las emisiones derivadas del uso de la tierra, cambio de uso de la tierra y silvicultura (UTCUTS), así como de la aviación y del transporte marítimo, entre otros sectores, y mediante el apoyo a la adaptación al cambio climático.
  • Contribuir a que la UE y los Estados miembros puedan seguir los progresos registrados de cara a sus objetivos de emisión para 2013-2020.
  • Seguir mejorando la calidad de los datos notificados.
  • Velar por que la UE y los Estados miembros cumplan sus obligaciones y compromisos internacionales vigentes y futuros en materia de control y notificación, lo que incluye la elaboración de informes sobre el apoyo financiero y técnico a los países en vías de desarrollo y los compromisos derivados del Acuerdo de Copenhague de 2009 y de los de Cancún de 2010.
  • Establecer normas de aplicación sobre la notificación por los Estados miembros de su utilización de los ingresos procedentes de la subasta de derechos de emisión en el marco del régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE UE). Los Estados miembros se han comprometido a destinar al menos la mitad de los ingresos procedentes de las subastas a las medidas de lucha contra el cambio climático en la UE y terceros países.

La revisión del mecanismo de control se refiere al control y la notificación de las emisiones por parte de las autoridades nacionales. Requiere la aprobación del Consejo y el Parlamento Europeo para convertirse en ley. Las disposiciones sobre control y notificación aplicables específicamente a las empresas en relación con las emisiones procedentes de las instalaciones cubiertas por el RCDE UE se están introduciendo mediante legislación de aplicación independiente.