La norma europea Reach de autorización y control de sustancias químicas establece que aquéllas que sean peligrosas y que se estén comercializando o se vayan a comercializar en Europa pasen por un proceso de autorización, sin la cual están prohibidas en el mercado comunitario.

Pero a este ritmo en la identificación, se necesitarán varias generaciones para hacer frente a todas las sustancias peligrosas que están actualmente presentes en los lugares de trabajo, en los productos de consumo y el medio ambiente.

334 sustancias de elevada toxicidad

De las 1.500 sustancias altamente preocupantes, el Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS) de CCOO elaborado una lista de 334 sustancias de elevada toxicidad, la mayoría de las cuales han sido reconocidas en Europa como causantes de enfermedades profesionales.

Los sindicatos europeos piden que dichas sustancias pasen al proceso de autorización de Reach y que se eliminen o sustituyan por otras menos nocivas, en el caso de que existan alternativas.

En España, El Ministerio de Sanidad sólo ha propuesto hasta el momento una sustancia cancerígena (el 2,4-dinitrotolueno) para ser incluida en la lista de autorización de Reach y que recoge la "lista sindical". El Ministerio de Medio Ambiente, en colaboración con ISTAS,  trabaja en la propuesta de sustancias peligrosas para el medio ambiente en España.

Para CCOO, la inclusión de la "lista sindical" de sustancias sujetas a la autorización de Reach supondría un fuerte incentivo para que las empresas innoven y reemplacen estos tóxicos por alternativas más seguras, lo que reduciría la incidencia de enfermedades profesionales relacionadas con sustancias químicas y los costes resultantes para la comunidad, los trabajadores y la propia industria.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de