A partir de hoy será obligatorio para todos los vehículos (coches y motos) llevar la denominada etiqueta ambiental de la Dirección General de Tráfico. Quedan exentos los más contaminantes, que no tienen distintivo.

Hoy se cumplen seis meses de la entrada en vigor de la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Madrid y la pegatina se convierte en obligatoria. No llevarla puede conllevar sanciones de hasta 100 euros. El distintivo se puede obtener en las oficinas de Correos (cuesta cinco euros).

Desde hoy, la etiqueta ambiental no solo se convierte en obligatoria sino que se vuelve imprescindible para acceder al centro de la capital. El nuevo Protocolo Anticontaminación o las restricciones de acceso de Madrid Central utilizan la catalogación de la DGT para limitar el acceso de vehículos.

De hecho, el Ayuntamiento quiere que los vehículos más contaminantes —los que carecen de etiqueta— salgan de la zona con los problemas más graves de polución del aire. Así, a partir del 1 de enero de 2020 estará prohibido su acceso al área aunque vayan a aparcar en un garaje. Los residentes tienen hasta 2025.

Etiqueta ambiental

La clasificación de los vehículos se realiza según el tipo de combustible que usa y su año de matriculación, basándose en las directrices marcadas por el Plan Nacional de Calidad del Aire y protección de la atmósfera 2013-2016. Así, los coches de gasolina matriculados antes de 2000 y diésel anteriores a 2006 no tienen etiqueta.

Los vehículos con etiqueta B se corresponden con los coches de gasolina de entre 2000 y 2006 y los diésel de 2006 a 2013. Etiqueta C: de gasolina posteriores a 2006 y de gasóleo posteriores a 2014. Eco: los híbridos en general. Cero: los eléctricos o los híbridos con una autonomía de más de 40 kilómetros. Esta misma clasificación se utiliza para motos y motocicletas.

Según la DGT, a 1 de diciembre de 2017 (fecha del último anuario publicado) en la Comunidad de Madrid había 4,7 millones de vehículos registrados (4.746.526), de los cuales en torno a 1,8 millones carece de distintivo ambiental: en torno a un 38% total del parque móvil de la región.

La etiqueta se puede obtener en las oficinas de Correos, aportando la matrícula del vehículo o el permiso de circulación y pagando cinco euros. A cambio, en la oficina entregarán una pegatina que indica la eficiencia energética del vehículo. También se puede obtener en algunos talleres.

Fuente: EL PAÍS,

Artículo de referencia: https://elpais.com/ccaa/2019/04/23/madrid/1556004055_069935.html,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de