Según ciertos biólogos, estos insectos pasan gran parte de su día entre las flores porque en parte se alimentan de su néctar y polen. Y al ir de flor en flor su cuerpo se llena de polen. En una mosca se hallaron 1.200 granos de polen. Así que se ha descubierto flores que dependen de estos insectos para efectuar la polinización.

La revista Natural History menciona una serie de experimentos llevados a cabo en Estados Unidos. Uno de estos experimentos demostró, para asombro de los investigadores que, para algunas flores silvestres, las moscas eran mejor polinizadoras que las abejas.

Y para que este asunto se aclarara se hizo una prueba en la que se colocaba una red a algunas flores para que las moscas no pudieran visitarlas. Al final, estas no dieron semilla y las flores que estaban alrededor si fueron polinizadas.

Es cierto que la polinización de algunas flores la realizan principalmente las abejas; pero existen flores que crecen a determinada altitud, como el lino y el geranio, donde el 90% de esta labor la llevan a cabo las moscas.

Los biólogos Carol Kearns y David Inouye, dijeron lo siguiente: “En el caso de muchas flores silvestres de las Montañas, las moscas eclipsan a las abejas, las mariposas y los colibríes”.

Así que las moscas, por muy repulsivas que sean, ayudan a incrementar el atractivo en los campos montañosos al hacer que muchas flores se reproduzcan. 

Fuente: Planeta Curioso,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de