En el caso de Canarias, el director gerente de la Sociedad Canaria de Fomento Económico (Proexca), Ernesto Yanes, informó de que la empresa noruega Langlee ha elegido al Archipiélago para llevar a cabo la fase de desarrollo precomercial y de optimización de un prototipo para la generación de energía eléctrica a partir de la fuerza de las mareas. Se trata de una empresa puntera en el desarrollo de tecnología energética.

El director gerente de Proexca insistió en que el desarrollo de esta iniciativa no solo supondrá un beneficio económico para Canarias, "también se crearán empleo cualificado".

"La empresa escandinava tiene previsto ampliar la plantilla con ingenieros canarios y está en contacto con empresas de las Islas para poder ultimar aquí la construcción del prototipo", dijo Yanes. También insistió en que están abiertos a establecer alianzas con socios locales y añadió que el proyecto será una realidad en un plazo de unos 24 meses.

Con el objetivo de avanzar en la puesta en marcha del proyecto y estudiar todas las posibilidades de construcción y ubicación del aparato en las Islas, el fundador de Langlee, Julius Espedal, se ha reunido con representantes del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), de la Sociedad para el Desarrollo Económico de Canarias (Sodecan), de la Plataforma Oceánica de Canarias (Plocan), de la Red Canaria de Centros de Innovación y Desarrollo Empresaria (Red CIDE), y también con empresarios regionales.

Ernesto Yanes explicó que a la hora de atraer esta inversión a Canarias han sido fundamentales los incentivos y ventajas fiscales, las condiciones naturales para el aprovechamiento de las energías renovables y la potencialidad como plataforma de negocios. Además, "la elección de las Islas por parte de Langlee hará que otras empresas innovadoras en el campo científico se fijen en nosotros a la hora de desarrollar nuevos proyectos", añade

Por último, recordó que el hecho de que este proyecto se vaya a desarrollar en Canarias es fruto de la estrecha colaboración alcanzada durante años con el organismo estatal noruego Innovation Norway, cuyas funciones incluyen la innovación y la promoción de la internacionalización del tejido empresarial noruego. A partir de ahí, Proexca y Langlee han mantenido varias reuniones previas.

Aerogeneradores flotantes de Acciona

A su vez, una delegación oficial noruega, integrada por representantes diplomáticos, empresariales y de centros tecnológicos, ha visitado las pruebas técnicas que Acciona está llevando a cabo en el Canal de Experiencias Hidrodinámicas de El Pardo (CEHIPAR), en Madrid, para el diseño de estructuras flotantes que sirvan de soporte a aerogeneradores marinos.

La visita se enmarca en el conjunto de actividades programadas con ocasión de la firma de un convenio en materia de I+D entre los ministerios de Asuntos Exteriores de España y Noruega.

La delegación nórdica estaba encabezada por el embajador de Noruega en Madrid (en funciones) Anders Eide, e integrada por representantes de diversas empresas y centros tecnológicos, entre ellos Innovation Norway, el centro oficial del Gobierno noruego para el apoyo a la innovación industrial y empresarial.

Por parte de Acciona asistieron la presidenta de la División de Energía, Carmen Becerril, y el director general de Innovación, Pedro Párbole, junto con otros directivos y técnicos de la compañía. Estuvieron asimismo presentes el director de Energías Renovables del CIEMAT (Ministerio de Economía y Competitividad), Enrique Soria, y otros responsables públicos y técnicos de cinco Ministerios: Fomento, Economía y Competitividad; Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; Asuntos Exteriores y Cooperación, e Industria, Energía y Turismo.

Los ensayos que se llevan a cabo en el CEHIPAR forman parte del proyecto europeo HiPRWind que desarrolla Acciona junto con cerca de una veintena de compañías y centros tecnológicos de ocho países europeos. Su objetivo es obtener soluciones tecnológicas para turbinas eólicas offshore de gran potencia sobre estructuras flotantes que permitan su instalación en aguas profundas.

El resultado de las pruebas en canal será decisivo para la siguiente fase del proyecto, consistente en la instalación de una plataforma eólica flotante, anclada al fondo, y dotada con un aerogenerador de tecnología Acciona Windpower de 1,5 MW de potencia, lo que representa aproximadamente una escala 1:10 de los futuros aerogeneradores marinos de más de 10 MW.

El que sería el primer aerogenerador flotante implantado en España, se prevé que sea instalado en el segundo semestre de 2013, a unos 100 metros sobre el lecho marino, en aguas del mar Cantábrico.

El desarrollo en España de buena parte del proyecto HiPRWind favorecerá el acceso de nuestro país a un mercado emergente cuya inversión acumulada hasta 2030 en estructuras eólicas flotantes podría superar los 200.000 millones de euros a nivel mundial.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de