El mar se consolida como una fuente de electricidad estable

Ahora dos proyectos basados en la energía eólica producida por mareas ya dan resultados muy optimistas en Canadá y en Inglaterra.

Aprovechar la fuerza de los movimientos del mar con turbinas eólicas de marea

A finales del 2016, la sociedad Cape Sharp Tidal instaló una turbina eólica de marea de 2 megavatios en el centro de pruebas del Centro de Investigación Oceánica de Fundy (FORCE), en Canadá.

Las turbinas eólicas de marea son muy parecidas a los molinos de viento, excepto por la instalación en el fondo marino y que sus aspas son impulsadas con las corrientes de los flujos oceánicos. Su vida útil alcanza los 25 años, con ciclos de mantenimiento de 5 años.

Pero, ¿qué las mueve exactamente? Las mareas son originadas por la atracción gravitatoria que ejercen la Luna  y el Sol sobre la Tierra según sea la alineación entre ellos. Es un fenómeno físico común a todas las costas del mundo. Cuando una gran cantidad de agua sube y baja varios metros en unas horas, produce un flujo de corriente con una gran cantidad de energía cinética que puede transformarse en electricidad gracias a la ayuda, precisamente, de estas turbinas eólicas de marea. Una de sus grandes ventajas es que como el agua es 832 veces más densa que el aire, los rotores son más pequeños que los de las turbinas eólicas y, por tanto, pueden colocarse juntos en mayor número.

“La energía eólica puede ser intermitente, sin embargo, el mar siempre fluye”

La turbina canadiense instalada en la bahía de Fundy aprovechaba tan solo una fracción del potencial energético en un lugar donde la marea media es de 14.5 metros y que provee a 500 casas. Ahora, un segundo generador, en proceso de instalación durante este 2017, completará el proyecto de 4 megavatios, que prevé suprimir la necesidad de quemar 2.000 toneladas de carbón y, así, eliminar 6.000 toneladas de emisiones de CO2, comparables a retirar de la circulación 1.000 vehículos cada año. Los funcionarios locales aseguran que este proyecto proporciona energía limpia y un impulso económico a la zona.

Electricidad limpia para Europa, donde no llegan las turbinas eólicas clásicas

En Escocia, el lugar destinado para el proyecto MeyGen se localiza en Pentland Firth, donde se ha instalado, en primera fase, el generador AR1500. Se trata de una turbina de eje horizontal con 1.5 megavatios de potencia que ya funciona a pleno rendimiento.

La construcción de la siguiente fase, de 6 megavatios, comenzará a finales del 2017 y se prevé que el proyecto completo consiga una capacidad de casi 400 megavatios. Esto podría ser la solución para miles de personas que no pueden acceder a la energía eólica o tienes dificultad para acceder a recursos energéticos cerca de la costa y, de paso, podría suponer un nuevo respiro para el medio ambiente.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de