Llega el otoño, poco a poco el paisaje se va pintando de tonos naranjas y cafés y los árboles caducifolios van perdiendo su follaje. Aunque a algunos les podría parecer un poco tétrico es, en realidad, parte de un proceso natural de protección y conservación de recursos en contra del terrible invierno.

Otoño

Es una de las cuatro estaciones del año y una de las dos de la zona intertropical. Sigue al verano y precede al invierno.

Astronómicamente, comienza con el equinoccio de otoño (alrededor del 22 de septiembre en el hemisferio norte​ y del 21 de marzo en el hemisferio sur​) y termina con el solsticio de invierno (alrededor del 21 de diciembre en el hemisferio norte y del 21 de junio en el hemisferio sur).

Sin embargo, habitualmente se conoce como otoño el período que comprende los meses de septiembre, octubre y noviembre en el hemisferio norte​ y marzo, abril y mayo en el hemisferio sur.

En el Siglo XXI, los cambios en las condiciones climáticas y atmosféricas causados por el calentamiento global han generado alteraciones en los cambios estacionarios, incluido el tránsito del verano al otoño.

En el Perú, por ejemplo, la sensación térmica otoñal (que no debe confundirse con el comienzo del otoño astronómico) en el año 2019 inició el 2 de mayo en horas de la tarde.

En esta temporada la luz y las temperaturas disminuyen, el flujo de auxina (la hormona que controla el crecimiento en las plantas) baja y el eteno aumenta.

Eso a su vez produce un debilitamiento de las paredes de la célula de la base de la hoja, otras células se expanden y comienzan a romper las conexiones con las células debilitadas, acto seguido la hoja cae, explica BBC.

Algo tan simple y con toda una explicación, mientras a unos les parece una época triste, otros gustan de escuchar el crujido de las hojas secas al ser pisadas.

Fuente: Planeta Curioso,

Artículo de referencia: https://www.planetacurioso.com/2014/11/04/por-que-se-cae-las-hojas-de-los-arboles-en-otono/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de