Un macroestudio sobre contaminación aérea realizado en 650 ciudades de todo el mundo ha venido a confirmar una realidad de la que llevamos mucho tiempo hablando: la contaminación atmosférica afecta a corto plazo a la salud de las personas y está directamente vinculada con la mortalidad diaria de ancianos o de aquellos que ya padecen alguna enfermedad.

Este estudio realizado por un equipo internacional de 50 científicos y publicado en la revista especializada The New England Journal of Medicine recoge los datos de ciudades de 24 países como Ciudad de México, Nueva York, Londres o Madrid.

La investigación se centra en dos tipos de partículas suspendidas en el aire procedentes, fundamentalmente, de los tubos de escape de los coches: las PM10 capaces de llegar a los pulmones, y las PM2,5, que pueden entrar en el sistema sanguíneo.

Los autores del macroestudio vinculan el incremento diario de las partículas con el aumento de la mortalidad diaria por todas las causas, y de una subida de la mortalidad por problemas respiratorios y cardiovasculares.

Calidad de aire, calidad de vida

Y es que ya está claro que la calidad del aire influye de manera notable en la salud de las personas. Vivir en un entorno libre de polución supone una mayor calidad de vida, pero ¿sabemos en realidad de qué manera nos afecta la contaminación aérea, qué partes de nuestro cuerpo daña cada tipo de partícula contaminante?

La contaminación atmosférica provoca alrededor de siete millones de muertes anuales en todo el mundo. El crecimiento y concentración de la población en las ciudades así como el modo en el que se consume energía en las mismas a través del transporte o sistemas de calefacción y aire acondicionado, entre otros, conlleva la emisión de grandes cantidades de gases perjudiciales para la salud.

¿En qué afecta la contaminación aérea a nuestra salud?

Nuestro estado físico y psíquico pueden verse resentidos en función del  tipo de contaminación atmosférica al que estemos expuestos. Existen multitud de órganos y funciones del cuerpo que pueden verse afectados, entre los que destacan:

  • Enfermedades respiratorias
  • Daños cardiovasculares
  • Daños en el sistema nervioso
  • Fatiga, dolor de cabeza y ansiedad
  • Irritación de ojos y mucosas
  • Daños en el aparato reproductor
  • Daños en hígado, bazo y sangre

La población urbana está más expuesta a sufrir los efectos de la contaminación aérea, y dentro de este conjunto, son especialmente vulnerables aquellas personas que ya están enfermas, los niños y los ancianos.

Principales causas de la contaminación atmosférica

Entre los principales causantes de la contaminación atmosférica se encuentran las emisiones provocadas por los medios de transporte, la quema de combustibles fósiles, la producción industrial, la quema de bosques, el empleo de aerosoles y la radiación.

Estas fuentes de emisión liberan gases y sustancias nocivas para el ser humano, siendo los siguientes los más perjudiciales: ozono troposférico (O3), dióxido de azufre (SO2), dióxido de nitrógeno (NO2), benzopireno (BaP) y partículas en suspensión (PM).

¿Cómo luchar contra la contaminación atmosférica?

Para paliar los efectos negativos de la contaminación atmosférica sobre la salud, La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Coalición Clima y Aire Limpio (CCAC) –integrada por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y 54 países, entre otros agentes- han puesto en marcha la iniciativa BreatheLife (Respira la vida).

Se trata de un programa que pretende “movilizar a ciudades y particulares para proteger nuestra salud y nuestro planeta de los efectos de la contaminación atmosférica”, y que se ha fijado el objetivo de reducir a la mitad el número de muertes relacionadas con la polución del aire antes de 2030.

El marco de actuación será local y estará enfocado en la mejora del transporte, la gestión de residuos, el aire doméstico, el suministro energético, la industria y la alimentación y la agricultura.

Fuente: Sostenibilidad,

Artículo de referencia: https://www.sostenibilidad.com/medio-ambiente/efectos-contaminacion-atmosferica-salud/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de