PIXABAY

La ciudad del futuro, como la Woven City en Japón, debe estar orientada al respeto por la naturaleza, adecuándose a los principios del desarrollo sostenible.

Las ciudades se han convertido en los núcleos de desarrollo social y económico del mundo, en donde es indispensable pensar en su crecimiento en términos de desarrollo sostenible. Actualmente, más de la mitad de las personas ya viven en las ciudades y, según datos de la ONU, esta cifra seguirá aumentando hasta el 67% para 2050. ¿Cómo debe ser la ciudad del futuro para acercarnos a la tan ansiada sostenibilidad?

En un mundo cada vez más urbanizado, las soluciones a algunos de los principales problemas a los que se enfrentan los seres humanos, entre ellos el cambio climático, la escasez de recursos como el agua o la pérdida de biodiversidad, deben resolverse en las ciudades. Por suerte, podemos contar con el desarrollo sostenible para diseñar ciudades que nos ayuden a cuidar del planeta.

¿Cómo es la ciudad del futuro?

Se ha hablado de ‘smart cities’, ciudades biodiversas… Algo que todas estas propuestas tienen en común es el desarrollo sostenible. Ciudades que, al mismo tiempo que cumplen una función recreativa, social y económica, también favorecen al bienestar de los ciudadanos y del planeta.

Lugares donde conviven miles o millones de personas compartiendo espacios, relacionándose y conviviendo. Pero donde también, ente el asfalto y el hormigón, sigue presente la naturaleza. En ese sentido, el desarrollo urbano sostenible debe buscar estar en armonía con la naturaleza, cuidando de la biodiversidad y respetando espacios como los ríos urbanos, síntoma de salud de las ciudades.

Por tanto, la ciudad del futuro deberá facilitar la vida de las personas que la habitan y promover un cambio en cómo se organizan y gestionan las urbes.

Desarrollo urbano en armonía con desarrollo sostenible

Lo cierto es que ya existen proyectos en marcha para construir las ciudades del futuro. A los pies del majestuoso Monte Fuji, en Japón, se levantará la ‘ciudad entrelazada’ de Toyota.

Un proyecto que nace con el objetivo de que residentes e investigadores pongan a prueba, en un pequeño entorno controlado, cómo funcionaría la combinación entre el cuidado del medioambiente y las tecnologías relacionadas con la autonomía, la inteligencia artificial o la robótica.

La ciudad del futuro nipona se construirá teniendo en cuenta la conexión entre las personas, los espacios y la movilidad, todo ello sobre un pilar clave: la sostenibilidad. Entre las medidas que se contemplan, los ciudadanos dispondrán de vehículos autónomos y libres de emisiones para circular libremente por la ciudad.

Los parques de cada barrio, así como el gran parque y la plaza central serán lugares pensados para el disfrute y la interacción entre ciudadanos. Y, por supuesto, las energías renovables y el hidrógeno verde tendrán un papel esencial a la hora de hacer funcionar Woven City.

Y la respuesta a la pregunta que todos nos hacemos… ¿quiénes serán los privilegiados de vivir en esta ciudad del futuro? Serán empleados de Toyota y sus familias, parejas jubiladas, comerciantes, científicos visitantes y representantes del sector. En principio serán 2.000 personas las que pueblen las calles de Woven City, número que se verá incrementado a medida que el proyecto evolucione.

Fuente: Sostenibilidad,

Artículo de referencia: https://www.sostenibilidad.com/construccion-y-urbanismo/ciudad-futuro-desarrollo-urbano-sostenible/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de