Para ello se integrarán, en una misma plataforma de software las lecturas diarias de forma remota de los contadores de los usuarios, el Sistema de Información Geográfica (SIG), la información del telecontrol, un gran número de sensores para monitorizar la calidad del agua y el modelo matemático para predecir el comportamiento del sistema de abastecimiento, entre otras tecnologías; que permitirán  desarrollar estrategias avanzadas de gestión del negocio.

El sistema de gestión estará gobernado por la mencionada plataforma de "Business Intelligence" que permitirá detectar en tiempo real cualquier avería, atasco o fuga y conocer el punto en que se produce, lo que reducirá el tiempo necesario hasta su localización y reparación, ya que hasta ahora era necesaria la búsqueda de fugas mediante equipos convencionales de detección por sondeos sonoros.

Otra de las novedades que aporta el proyecto es la "lectura a distancia de los contadores" y la detección de consumos anómalos, lo que facultará a ACCIONA Agua para alertar de inmediato a los consumidores en caso de sospechar que existe una fuga de agua en sus domicilios. Los consumidores no domésticos se beneficiarán también del nuevo sistema, ya que podrán consultar de manera instantánea su consumo acumulado a través de una página web.

Estas innovaciones van a redundar también en beneficios medioambientales ya que la detección temprana de fugas reducirá la cantidad de agua potable no utilizada para consumo final.

El proyecto incorporará además como novedad la monitorización de la red en tiempo real, que permitirá conocer en cada momento la composición del agua, extremándose así la garantía de calidad.

Además, la compañía mejorará sus modelos de gestión del servicio y optimizará los planes de inversión en función de las necesidades reales.

Esta iniciativa, se enmarca en el proyecto europeo SmartWater4Europe, en el que participan 21 entidades entre las que figuran empresas del sector del agua, compañías tecnológicas y universidades. El proyecto cuenta con un presupuesto superior a  10 millones de euros, siendo la inversión destinada a Cáceres de 2,5 millones de euros.

Lideran el proyecto tres de las principales compañías europeas del sector del agua, ACCIONA Agua, la holandesa Vitens y la británica Thames Water, junto con la Universidad de Lille. Estas entidades serán las  responsables de integrar los dispositivos y programas en las redes de suministro de cuatro "sedes piloto" y analizar los resultados.

Vitens realiza la experiencia en la provincia holandesa de Friesland, Thames Water lo hace en Londres, y la Universidad de Lille en la ciudad científica de Villeneuve d´Ascq. ACCIONA Agua ha elegido Cáceres, donde beneficiará a más del 35% de la ciudad, monitorizando 74 km de red de cañerías de Cáceres.

El proyecto tiene una duración de cuatro años, durante los cuales los departamentos de Servicios y de I+D+i de ACCIONA Agua colaborarán en la implantación del sistema  y en el análisis y cuantificación de  los datos obtenidos con el fin de generar modelos que permitan extrapolar la experiencia a otras localidades.

La compañía ACCIONA Agua presta en Cáceres los servicios públicos municipales de abastecimiento domiciliario de agua potable, alcantarillado y depuración de aguas residuales desde enero de 2012.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de