Secciones
Entrevista
Reportaje
Turismo rural
Cartas al director
Edición anterior
Contacto

Buscador:
El norte de Europa se beneficiará del calentamiento y sufrirá el Mediterráneo
Edición enero 2007

El norte de Europa podría obtener importantes beneficios del calentamiento del planeta en detrimento de los países mediterráneos, que sufrirían en cambio escasez de agua y una fuerte caída del turismo hacia mediados de siglo.

Esas son las previsiones del estudio más completo efectuado hasta ahora sobre los efectos del cambio climático sobre el continente europeo, que se someterá a aprobación de la Comisión Europea la próxima semana y ha sido filtrado al diario Financial Times.

Como consecuencia del llamado efecto de invernadero, menos personas de la Europa septentrional morirán de frío que ahora, y la costa del mar del Norte podría convertirse en una nueva 'Riviera', señala el informe.

Al mismo tiempo se frenarían las migraciones anuales de los ricos europeos del norte hacia el sur, lo que tendría a su vez dramáticas consecuencias para países con un importante sector turístico como son España, Grecia e Italia.

Verde natural en Navidad

Una sexta parte de los turistas del mundo -cien millones de personas al año- se dirigen habitualmente al sur durante sus vacaciones y gastan allí alrededor de 100.000 millones de euros.

'Cuantos más turistas se queden en casa o vayan a otros destinos, mayor será el impacto distributivo sobre Europa', señala el documento obtenido por el diario británico.

Mientras que en el norte morirán menos personas por culpa del frío, ocurrirá lo contrario en el sur, donde decenas de miles de personas más que ahora sucumbirán a los efectos del calor al tiempo que crecerá la desertización y aumentarán los incendios.

Si la subida de las temperaturas fuese de un 3 por ciento, el número anual de muertes debidas al calor se elevaría en 87.000 para el año 2071, según los cálculos de los expertos.

En el caso de que los esfuerzos para reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero lograsen limitar el aumento de las temperaturas a un 2.2 por ciento, los muertos serían unos 36.000 al año.

En el peor de los casos, el nivel de los mares podría aumentar en hasta un metro, lo que obligaría a construir defensas costeras, señala el estudio, según el cual este tipo de medidas podría contribuir a ahorrar a la larga dos tercios de los costos económicos de ese fenómeno.

De acuerdo con el escenario más optimista - una subida de las temperaturas de sólo un 2.2 por ciento- el costo económico total sería de 4.400 millones de euros para el año 2020 frente a 5.900 millones en el caso más extremo, que elevaría el costo hasta 42.500 millones para el año 2080.

abetos nevados

Otras consecuencias del calentamiento global serían la acidificación de los océanos, lo que afectaría a la pesca, y una intensificación tanto de las sequías como de las inundaciones, lo que tendría graves consecuencias humanas y económicas.

El alarmante informe fue preparado por el directorio para el medio ambiente de la Comisión Europea con datos del servicio de observación por satélite de la UE.

La publicación del informe, prevista para la próxima semana, coincidirá con la presencia en Washington del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, que tratará de convencer al presidente George W. Bush de que apoye un mecanismo de canje mundial de emisiones de C02 como el defendido por los europeos.

Los autores del estudio llegan a la conclusión de que costaría sólo un 0.19 por ciento del Producto Interior Bruto anual de la UE reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 25 por ciento, algo que consideran totalmente viable.

 


EFE

Comenta este artículo:
Nombre:
   
Comentarios:
 
   
 
Comentarios Los comentarios de los lectores: