TRANSFORMACIÓN DE SUBPRODUCTOS ANIMALES  
Versión para Imprimir
   
  Los subproductos animales se definen como cuerpos enteros (o partes) de animales o productos de origen animal no destinados al consumo humano, incluidos óvulos, embriones y esperma, derivados del procesado de los mismos para la obtención de alimentos para consumo humano u otro uso. Antiguamente se consideraban como un subproducto con un valor añadido que podía emplearse en la industria alimenticia para la obtención de harinas cárnicas, huesos, grasas y gelatina, así como en la industria cosmética, farmacéutica, etc.

Como es bien sabido, la epidemia de encefalopatía espongiforme bovina (EEB) que asoló gran número de explotaciones ganaderas durante los años 90 en países como Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos, España, Suiza, Israel, Japón, etc, evidenció la gestión incorrecta de estos subproductos, así como su importancia en la propagación de las enfermedades animales transmisibles, lo que auspició en su día y, en el ámbito de la U.E, la aparición de diferentes leyes, normas y directrices de ámbito europeo, nacional y autonómico con el objeto de controlar estos residuos y marcar las pautas de su tratamiento y eliminación.

En España se generan anualmente unas 300.0000 toneladas de este tipo de residuo, de las cuales, por especies y en número de individuos son los siguientes; 250.000 cadáveres de ganado vacuno, 890.000 de porcino, 21.000 de equino, 1,4 millones de ovino y caprino, 1,86 millones de cunícola y 6,6 millones de avícola. En el ámbito de la Unión Europea, estas cifras superan los diez millones de toneladas.

La causa de la EEB radicó en el empleo de harinas cárnicas para la alimentación del ganado bovino, provocando esta enfermedad degenerativa cerebral en vacas de 4 y 5 años de edad, en forma de incoordinación motora, ataxia (inestabilidad) y apatía en el animal, produciendo la muerte del individuo antes de 6 meses. La EEB parece que fue causada por la presencia de priones anormales (proteínas de la superficie de células nerviosas) procedentes piensos enriquecidos con harinas de carne y huesos de ovejas y, con capacidad para infectar a otras células.

Las harinas cárnicas son resultantes del tratamiento de subproductos animales en los procesos industriales denominados “rendering” y su empleo como suplemento proteico se remonta a mediados del siglo XX. Según estudios sobre el origen de la enfermedad, parece que esta se remonta a los años 70, cuando unas variaciones en los procesos industriales de “rendering”, concretamente en los pasos de fusión y extracción por solventes, redujeron las temperaturas en los mismos y, en consecuencia, favorecieron las condiciones de supervivencia del agente infeccioso.

Actualmente, es el reglamento de la Unión Europea nº 178/2.002 el que establece las normas sanitarias aplicables a los subproductos animales no destinados al consumo humano, tomando siempre como premisa el garantizar el máximo nivel de salud y de seguridad a lo largo de toda la cadena alimentaria hasta alcanzar al consumidor final.

En la tabla siguiente se incluye la catalogación prevista en este reglamento para todos los subproductos animales a los que resulta de aplicación el mismo. Además, establece las pautas a seguir para su recogida, transporte, almacenamiento, tránsito, tratamiento, eliminación y/o comercialización y control. En concreto, para las plantas de transformación, el reglamento establece una diferencia entre las que tratan materiales de categoría 1 y 2 y, por otro lado, de categoría 3.

MATERIAL DE CATEGORIA 1

CATALOGACION



TRATAMIENTO Y
ELIMINA CION


Animales sospechosos de estar infectados por una EET.
Eliminación directa mediante incineración en una instalación autorizada.
Animales en los que se haya confirmado oficialmente la presencia de una EET.
Transformación en una instalación autorizada y eliminación final mediante incineración o coincineración en una instalación autorizada.
Animales sacrificados en aplicación de medidas de erradicación de la EET.
Transformación, salvo los casos afectados por ETT, en una instalación autorizada y eliminación final en un vertedero controlado autorizado.
Animales de compañía, de zoológico y de circo.
Los residuos de cocina se eliminarán en un vertedero controlado autorizado.
Animales de experimentación.
 
Animales salvajes sospechosos de estar infectados con enfermedades transmisibles a los seres humanos o los animales.
 
Material especificado de riesgo (MER).
 
Animales muertos que contengan material especificado de riesgo, cuando en el momento de la eliminación el material especificado de riesgo no se haya retirado.
 
Productos derivados de animales a los que se hayan administrado sustancias prohibidas.
 
Productos de origen animal que contengan residuos de contaminantes medioambientales.
 
Todo el material de origen animal recogido al tratar y eliminar el material de la categoría 1.
 
Residuos de cocina procedentes de medios de transporte que operen a nivel internacional.
 
Mezclas de material de la categoría 1 con material de las categorías 2 o 3.
 

MATERIAL DE CATEGORIA 2
CATALOGACION
TRATAMIENTO Y ELIMINACION
Estiércol y contenido del tubo digestivo. Compostaje del material derivado de pescado.
Materiales de origen animal recogidos al depurar las aguas residuales de mataderos distintos a los que se aplica la categoría 1. Eliminación directa mediante incineración en una planta de incineración autorizada.
Productos de origen animal que contengan niveles superiores a los permitidos de determinados medicamentos veterinarios y contaminantes.
Transformación en una planta autorizada. En el caso de las grasas fundidas, transformación en derivados grasos para su uso en abonos y enmiendas del suelo orgánicos.

Productos de origen animal distintos del material de la categoría 1 importados de terceros países y que no cumplan los requisitos veterinarios.

Compostaje o fermentación anaerobia (biogás) del estiércol, contenido del tubo digestivo separado del tubo digestivo, leche y calostro.

Animales o partes de animales que mueran sin ser sacrificados para el consumo humano.
Disecación de cuerpos enteros o partes de animales salvajes de los que no se sospecha que estén infectados con enfermedades transmisibles a los seres humanos o animales.
Animales o partes de animales sacrificados para erradicar una enfermedad epizoótica.
 
Mezclas de material de la categoría 2 con material de la categoría 3.
 

MATERIAL DE CATEGORIA 3

CATALOGACION


TRATAMIENTO Y ELIMINACION
.
Partes de animales sacrificados aptas para el consumo humano no se destinadas a este fin por motivos comerciales. Incineración en una planta de incineración autorizada.
Partes de animales sacrificados no aptas para consumo humano sin presentar indicio de enfermedad transmisible.
Materia prima en una fábrica de alimentos para animales de compañía.
Pieles, pezuñas, cuernos, cerdas y plumas de animales que sacrificados en matadero y que sean aptos para consumo humano.
Transformación en una planta técnica, de biogás o de compostaje autorizada.
Sangre de animales que no sean rumiantes, sacrificados en matadero y que sean declarados aptos para consumo humano. Compostaje o transformación en una planta de biogás, si se trata de residuos de cocina de la categoría 3.
Subproductos animales derivados de la elaboración de productos destinados al consumo humano.
Ensilado o compostaje, si se trata de materias primas derivadas del pescado.
Antiguos alimentos de origen animal que no sean residuos de cocina no destinados a consumo humano por motivos comerciales.
 
Leche cruda de animales que no presenten signos de enfermedad transmisible.
 
Peces u otros animales marinos, con excepción de los mamíferos, capturados en alta mar para la producción de harina de pescado.
 
Subproductos frescos de pescado procedentes de instalaciones industriales que fabriquen productos a base de pescado destinados al consumo humano.
 
Conchas y cáscaras de huevo con fisuras procedentes de animales que no presenten signos de enfermedad transmisible.
 
Sangre, pieles, pezuñas, plumas, lana, cuernos y pelo procedentes de animales que no presenten signos de enfermedad transmisible.
 
Residuos de cocina que no pertenezcan a la categoría 1.
 

En ambos casos, este reglamento establece los requisitos indispensables para lograr la autorización de la autoridad competente, que dependerá de la naturaleza de las instalaciones, el diseño de los locales, la higiene del personal, la protección contra las plagas (como insectos, roedores y aves), la evacuación de las aguas residuales, la temperatura de almacenamiento, y la limpieza y desinfección de las instalaciones y los vehículos.

En el Capítulo III del Anexo V de este reglamento, se establecen siete métodos de transformación que varían en función de la categoría del residuo, su granulometría, la temperatura alcanzada en el proceso de tratamiento térmico, la presión aplicada y la duración del proceso, tal y como se refleja en la siguiente tabla.


CALIBRE MAXIMO


CONDICIONES MINIMAS DE TRABAJO


TIPO DE PROCESO

TEMPERATURA (ºC)
PRESION (bar)
TIEMPO (minutos)
METODO 1. REDUCCION.

50 mm

133 3
20

Sistema de presión continua o discontinua.

METODO 2. REDUCCION.
150 mm 100   125
Sistema de presión discontinuo, alcanzando los requisitos de tiempo y temperatura al mismo tiempo.
110   120
120   50
METODO 3. REDUCCION.
30 mm 100   95
Sistema de presión continua o discontinua, alcanzando los requisitos de tiempo y temperatura al mismo tiempo.
110   55
120   13

METODO 4. REDUCCION.

30 mm. 100   16
Sistema de presión continua o discontinua, alcanzando los requisitos de tiempo y temperatura al mismo tiempo.
110   13
130   3
METODO 5. REDUCCION.
20 mm. Hasta coagulacion
Hasta separacion agua-grasa/harina   Sistema de presión continua o discontinua, alcanzando los requisitos de tiempo y temperatura al mismo tiempo.
80 120  
100 60  
METODO 6. REDUCCION. SOLO PARA SUBPRODUCTOS DELPESCADO.
Variable
Reducción de pH con ácido fórmico y almacenamiento posterior hasta estabilización. Sistema de presión continua o discontinua.
A determinar según el caso.   A determinar según el caso.
Separación de líquido, grasas y chicharrones por medios mecánicos. Deshumidificación de la fracción líquida y concentrado de fracción sólida.
METODO 7. CUALQUIER SISTEMA QUE DEMUESTRE ALCANZAR LAS SIGUIENTES NORMAS MICROBIOLOGICAS.
Tras el tratamiento térmico aplicado:
    Ausencia de clostridium perfringens.
Durante el almacenamiento o a la salida del mismo:
    Ausencia de salmonella en 5 muestras de 25 gramos.
    Presencia de enterobacteriaceae en alguno de estos casos:
      Menos de 10 bacterias en 5 muestras
      Menos de 300 bacterias en una de las 5 muestras
      Entre 10 y 300 bacterias en 2 de las 5 muestras y, en las otras 3, hay menos de 10 bacterias.

 

 

Estos procesos de “rendering” o transformación se componen básicamente de los siguientes pasos;

  • Trituración hasta calibre menor del establecido en la legislación vigente.
  • Tratamiento térmico en digestores para evaporar el agua, resultando como producto final la mezcla de harina de carne y grasa animal.
  • Prensado para separar la grasa animal de la harina de carne.
  • Esterilización en condiciones ambientales establecidas en la legislación vigente.

De forma paralela, se completan estos procesos con los siguientes tratamientos auxiliares.

  • Desodorización de gases del proceso.
  • Depuración y/o recirculación de aguas residuales.
  • Enfriamiento de los vapores del proceso.

Para este tipo de procesos y, según contempla el Reglamento anteriormente citado, la autoridad competente tiene potestad para efectuar inspecciones y controles en las plantas autorizadas a intervalos regulares, mediante el control de las condiciones generales de higiene en las instalaciones, el equipo y el personal, la eficacia de la autosupervisión de la planta, las normas a las que responden los productos después de su tratamiento, las condiciones de almacenamiento, la descripción del proceso y la identificación de los puntos críticos de control (PCC)

En el mercado existen varias empresas, como por ejemplo TREMESA S.A, dedicadas al diseño, fabricación e instalación de los equipos necesarios para una instalación de este tipo, adaptando las condiciones de trabajo a las necesidades de cada caso bajo los requerimientos de la normativa vigente.

Por último y, tal y como se contempla en el Plan Nacional Coordinado de Actuación y Lucha contra la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) y dentro del acuerdo marco suscrito entre el Ministerio de Agricultura y la Agrupación de Fabricantes de Cemento de España (OFICEMEN), y los acuerdos locales entre administraciones autonómicas y cementeras, las harinas obtenidas se destruyen en los hornos de dichas industrias. Para ello, las harinas deberán cumplir unos requisitos de contenido máximo de materia grasa, granulometría, humedad, etc. de tal modo que, tras soportar las altas temperaturas y el tiempo de residencia de estos procesos, se garantiza su total destrucción.

   
 

Ambientum

 
Háganos saber los temas que le interesa que tratemos y sus sugerencias.
Envíenos
un e-mail aquí
 
Canal de Formación
On-Line Ambientum

Tablón de Ofertas y Demandas

Directorio de empresas destacadas
Home | Otros articulos | Novedades m.a.| Conferencias y congresos | Calendario medioambiental | Tarifas publicidad © Ambientum 2005