Estado de la Educación Ambiental en España | Revista medioambiental Ecotimes Empleo y Formación

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Revista Ecotimes: la revista online del medio ambiente
>> Especial Empleo y Formación

General

Estado de la Educación Ambiental
en España

.
Presidenta de la Federación de Entidades de Educación Ambiental (FEEA)
pilar@greempi.com
@greempi

Pilar Martín Casas @greempi

En el momento en el que me plantearon redactar éste artículo, sentí mucha alegría por poder hablar una vez más de Educación Ambiental… Pero cuando me paré a pensar realmente en el estado de la Educación Ambiental, mi alegría se esfumó del mismo modo en el que se esfuma la sonrisa de la cara al hablar del Estado de la Nación. Sin embargo, he de reconocer que al menos de éste último se debate, mientras que del primero llevamos desde 1998 sin tener debate estatal… Entonces, ¿cómo responder a la pregunta “cómo es el estado de la Educación Ambiental” sin debate desde hace 16 años?

Ya han pasado más de 40 años desde la celebración de la Cumbre de la Tierra, por tanto, se puede considerar que la Educación Ambiental tiene una importante trayectoria. Muchas personas tienen una idea de lo que es la Educación Ambiental (mi madre ya no me pregunta a qué me dedico, ¡por fin ha comprendido qué es la Educación Ambiental!) y si no lo supiesen, la culpa la tendríamos que asumir los educadores ambientales por no haber sabido transmitirlo convenientemente.

El Día internacional de la Educación Ambiental tiene su origen en 1975, año en que se celebró en Belgrado, el Seminario Internacional de Educación Ambiental, en el que participaron expertos de más de 70 países.

Los medios de comunicación en éste caso, nos ayudan al difundir el 26 de enero el Día Internacional de la Educación Ambiental. Estamos dándonos a conocer, aunque lo que realmente es importante ahora es reflexionar sobre qué se ha hecho, qué se está haciendo y qué se pretende hacer. Posiblemente tengamos pendiente esa reflexión.

Oportunidad o Debilidad

Las preocupaciones sobre el medio ambiente ocupan cada día más minutos en la vida cotidiana. Día a día escuchamos en los telediarios con alarma cómo en el mundo continúan destruyéndose los bosques, contaminándose ríos y mares y desapareciendo especies que ni siquiera llegamos a conocer, poniendo en peligro incluso la propia existencia humana. Pero, ¿te has dado cuenta que los profesionales que podrían orientarnos a revertir esa tendencia cada vez son más escasos? ¿Te has parado a pensar que esas voces que estaban repiqueteando nuestros oídos se han callado? ¿Dónde están esas personas que nos invadían la para informarnos de cuán problemático era el consumo excesivo de papel o de energía, que consumiésemos productos locales, que se utilizase menos el vehículo a motor como medio de transporte, las renombradas 3R´s o nos dibujasen las relaciones entre diferentes animales y plantas y nuestra actividad industrial? La respuesta es sencilla: actualmente la mayoría de profesionales están en las listas del SEPE (aunque muchos todavía le llamemos INEM).  

Tenemos que ser conscientes que si la situación de los recortes ha llegado a la sanidad y a la educación, también ha llegado a la Educación Ambiental reduciendo considerablemente en los últimos años la cantidad de educadores ambientales, de centros y de programas educativos con continuidad en el tiempo, etc. Por tanto, la situación del sector resulta incierta.

Andamio y naturaleza @greempi

Pero, si algo caracteriza a los educadores ambientales, es la capacidad de adaptación y empeño por seguir adelante, incluso cuando la mayoría de los mismos sufren de graves síntomas de vocación hacia su labor profesional. Por su puesto siguen empeñando en que nadie les ahogue la voz que informa, sensibiliza, conciencia y ayuda a reflexionar sobre la postura como consumidores frente el uso de los recursos naturales. Los educadores ambientales, aún antes de la crisis financiera, han exprimido los recursos económicos disponibles y por supuesto son expertos en el uso de la creatividad, ingenio y positivismo para crear, a partir de recursos limitados como los envases de yogurt caducados que se come nuestro simpático Cañete, actividades, talleres y/o programas que cumplan los objetivos de la Educación Ambiental.

“No debemos preguntarnos: ¿éste oficio es una profesión? La pregunta correcta es: ¿En qué circunstancias los individuos que se caracterizan por un mismo oficio se esfuerzan en transformar su oficio en profesión y ellos mismos en llegar a ser profesionales?” Everett Hughes, 1958

Desde hace tiempo, la cita de Hughes en relación con los profesionales de la educación ambiental tiene su respuesta. Sin embargo, puede servirnos de punto de inflexión la caracterización que Óscar Cid hizo de las III Jornadas Estatales de Educación Ambiental (Pamplona, 1998) como “las jornadas de los profesionales”. Desde ese instante y durante un proceso de maduración y creación muy interesante, hemos visto la aparición (en otros casos el aletargamiento) de asociaciones y entidades de Educación Ambiental formadas por profesionales y dirigidas fundamentalmente a promover la calidad de su ejercicio, el reconocimiento del sector y la mejora de las condiciones para el ejercicio de la profesión. El fruto del intercambio entre estas entidades, especialmente a través del Seminario de Entidades de Educación Ambiental del CENEAM desde el año 2000, y con creciente capacidad autogestora desde 2007, es la Federación de Entidades de Educación Ambiental (FEEA) de ámbito estatal.

Mesa de trabajo de la FEEA @greempi

De los tres objetivos citados, tenemos que subrayar (y que cada uno valore el grado de porcentaje de logro de cada uno) que: la calidad del ejercicio de la profesión estaba llegando a la cumbre en el momento en el que la profesión se ha visto truncada por la crisis. Podemos decir lo mismo de las mejoras en el ejercicio de la profesión ya que literalmente “el ejercicio de la misma pende de un hilo”. Y por último y paradójicamente, habemus reconocimiento del sector: podemos ir al SEPE, decir que nos inscriban con el número 2326 y ya estamos identificados como Educadores Ambientales (por si alguien nos busca). También nos han dado la opción de poder obtener un título firmado por el Jefe del Estado que nos identifica como Educadores Ambientales –Técnico Superior en Educación y Control Ambiental- aun cuando las evidencias mostraban que el mejor educador ambiental era el equipo de diferentes profesionales de formación variada, con su diferente visión del mundo a través de la que se abordaban los problemas ambientales…

Futuro ¿2014?

Analizando el panorama actual considero que en los próximos años, me atrevería a decir meses, los educadores ambientales vamos a ejercer de nuevo de educadores ambientales y con los pocos recursos económicos, que no creativos, que tenemos al alcance, vamos a recomponer de nuevo el escenario donde implementar la Educación Ambiental. Actualmente tenemos el mejor escenario imaginado, ya que la crisis nos deja un campo de trabajo lleno de evidencias de que el consumo se puede reducir siendo igual de feliz y además sin comprometer el desarrollo de las generaciones siguientes.

Por el lado profesional, seguiremos trabajando por ese reconocimiento, aunque de momento la empresa privada y el mercado son los que van a definir cuál es la “mejor opción” de formación para estar acreditado y trabajar como educador ambiental.

Se hacen necesarias más páginas para seguir visibilizando el trabajo de los educadores ambientales… ¡Que no se amortigüe la voz!

Enlaces recomendados

Los comentarios de los lectores

22/05/2014 11:10:26
Comparto casi todo lo que dices y te agradezco esa reflexión final positiva y motivadora. Y subrayo varias cosas que has dicho: "hemos visto la aparición (en otros casos el aletargamiento) de asociaciones y entidades de Educación Ambiental formadas por profesionales y dirigidas fundamentalmente a promover la calidad de su ejercicio" Aquí te agradezco ese atisbo de autocrítica sectorial al reconocer el aletargamiento manifiesto (esto lo añado yo) de algunas entidades. Creo que ahora más que nunca ellas deberían ser motor de arranque de ese posible renacimiento de la profesión. Y también eso otro que has dicho: "¡Que no se amortigüe la voz!" Me sumo a tu llamamiento a través de reverdeconcausa.wordpress.com. Gracias y un saludo
Sera Huertas
22/05/2014 15:57:46
¡Que no se amortigüe la voz @greempi!
Sonia Calvo
26/05/2014 10:20:21
Los educadores/as ambientales también podemos!!
Mónica Agrazo

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies