Ambientum - Revista Ecotimes Septiembre - El certificado de eficiencia energética: el primer paso hacia la rehabilitación sostenible

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Especial Certificación Energética de los edificios

Energía

Artículo

El certificado de eficiencia energética: el primer paso hacia la rehabilitación sostenible

Por Maite Masià
Directora de l’Institut Català d’Energia (ICAEN)
redaccion@ambientum.com

El edificio el CEIP CAT Sant Cugat es un ejemplo
de edificio público certificado con una A

Los edificios consumen cerca del 30% del total de la energía final en Catalunya, y son el ámbito con mayor potencial de ahorro energético de cara al futuro. Por ello, y porque permite incrementar los conocimientos de los ciudadanos  sobre ahorro y eficiencia energética en su vivienda, la progresiva implantación de la certificación energética de edificios –en los de nueva construcción, desde el año 2007 y en los ya existentes, desde el pasado 1 de junio– supone una oportunidad para avanzar hacia un consumo más racional y responsable de la energía.

Esta oportunidad es mayor en la medida en que los dos sectores en los que se aplica la medida, el doméstico y el sector terciario, se caracterizan porque en ellos el uso de la energía es difuso, es decir, difícil de controlar y, por tanto, de optimizar. Así lo entendemos en el Institut Català d’Energia (ICAEN), que ha asumido la puesta en marcha y gestión del registro de certificados de eficiencia energética de edificios en Catalunya y lo ha integrado dentro de sus estrategias para fomentar un consumo más racional de la energía.

Un ahorro de 2.000 millones de euros

El sector con mayor potencial de ahorro en el consumo de energía es el de los edificios.

Más del 60% del parque inmobiliario catalán es anterior a 1980, esto es, anterior a cualquier normativa que incluyera la obligatoriedad de instalar aislamiento térmico. Esta sola cifra ya es indicativa del potencial de ahorro energético que encierra el ámbito de los edificios en Catalunya. Por ello, la Generalitat de Catalunya se ha fijado como objetivo reducir el consumo un 20,1% en el sector doméstico y un 16,5% en el sector servicios en el horizonte del año 2020 –en relación a un escenario base sin medidas adicionales desde el año 2007.

Lograr este objetivo, además de ponernos en línea con los objetivos europeos de ahorro y eficiencia energética, se traducirá en dejar de consumir 967,1 ktep de energía final, es decir, en reducir la factura energética en unos 2.000 millones de euros. De hecho, la introducción del certificado de eficiencia energética para edificios es un primer paso para la aplicación de distintas estrategias relacionadas con la rehabilitación sostenible, que, además de los beneficios energéticos y ambientales que generen, también deben permitir el asentamiento de las empresas de servicios energéticos –que poco a poco deben consolidarse y empezar a materializar todo su potencial– y la reactivación del sector de la construcción –el más perjudicado por el actual contexto económico.

Catalunya ha tramitado más de 60.000 certificados en sus primeros tres meses de vigencia.

Pero la primera medida para el ahorro y la eficiencia energética siempre es medir los consumos de energía y diagnosticar cómo se producen y las medidas para reducirlos. Aquí reside la importancia del certificado de eficiencia de edificios y de su correspondiente etiqueta energética, y por ello el ICAEN ha puesto el máximo empeño no sólo en difundir la utilidad de estos documentos, sino también en fijar claramente unos procedimientos que permitan gestionarlos, controlarlos e inspeccionarlos de forma solvente y viable y así garantizar el valor añadido que aportan.

La administración, un agente facilitador

Todos los nuevos procesos suelen tener que superar barreras de implantación. En el caso de la certificación energética, el principal escollo es la falta de percepción y de conocimiento que tienen los ciudadanos acerca de la importancia de las condiciones energéticas de los edificios para lograr un mayor confort y reducir costes. Ello puede llevar a considerar la certificación un mero trámite más, sin sacarle todo el partido que ofrece. Una tramitación ineficiente o una mala praxis por parte de los técnicos que realicen la certificación son factores de riesgo para que esta consideración se generalice y desvirtúe el certificado energético de edificios.


Los aislamientos en las fachadas y los cierres son
algunos de los elementos básicos que se
examinan durante el proceso de certificación
energètica

Así pues, la administración  debe ser capaz de facilitar todo el proceso de registro y la posterior obtención de la correspondiente etiqueta. En Catalunya, los esfuerzos del ICAEN se han traducido en la tramitación de más de 60.000 certificados energéticos para edificios ya existentes en sus primeros tres meses de vigencia, que se añaden a los más de 5.000 correspondientes a edificios nuevos y que se han tramitado en un plazo máximo de 48 horas.

En esta línea, además, el ICAEN trabaja junto al Institut Cartogràfic de Catalunya para poner en marcha, a finales del mes de septiembre, una aplicación informática que permita localizar sobre el mapa cualquier certificado que se haya tramitado en Catalunya. Esta medida está orientada a facilitar a los usuarios la toma de decisiones a la hora de adquirir o alquilar una vivienda o edificio, ya que mediante internet podrán consultar los certificados disponibles por áreas geográficas y compararlos.

Del mismo modo, para concentrar todo el proceso de certificación energética de edificios en un único trámite se añadirán al sistema telemático del Canal Empresa tanto la certificación de edificios nuevos como el procedimiento de exención. Esta medida persigue simplificar el trabajo a todas aquellas empresas que ofrecen el servicio de certificación, de forma que la obtención del documento no entorpezca el proceso de compraventa o alquiler del inmueble.

El certificado energético de edificios es un primer paso hacia un mejor uso de la energía en nuestros edificios y viviendas, además de una responsabilidad compartida entre administración, empresas y ciudadanos. Por  eso la Generalitat de Catalunya no escatimará esfuerzos para facilitar su obtención y generalizar su uso en cualquier fase de una transacción inmobiliaria, ya sea durante la obtención de información por parte del futuro usuario, en la comparación con otros edificios o en la formalización de la operación.

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies