Ambientum - Revista Ecotimes Octubre - Ocho cosas que han pasado en la sostenibilidad cotidiana en estos últimos diez años... y algunas que tal vez pasen los diez próximos

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Revista Ecotimes: la revista online del medio ambiente

General

Ocho cosas que han pasado en la sostenibilidad cotidiana en estos últimos diez años...

y algunas que tal vez pasen los diez próximos

Jesús Alonso es el presidente de la Fundación Vida Sostenible
alonso@vidasostenible.org

La bicicleta eléctrica, sorprendente ganador de la carrera de la movilidad urbana

O más exactamente el VLUE, Vehículo Ligero Urbano Eléctrico, categoría en la que entrarían una amplia gama de vehículos, desde las bicis tuneadas con un motorcillo eléctrico a vehículos más complejos, como el Twizy de Renault. Si el Twizy no es propiamente un cuadriciclo, tampoco es un coche, y esa es otra sorpresa: la conversión del automóvil, antaño enorme símbolo de estatus, en un electrodoméstico más, y nadie va alardeando por ahí de su lavadora. Dentro de diez años la gente volverá la cabeza cuando aparezca un coche entre el tráfago de VLUEs que formarán el tráfico urbano.

El enésimo espejismo del coche eléctrico

El enésimo espejismo del coche eléctrico

Vehículo eléctrico / @ Stock.xchng

Hubo un tiempo en que los coches eran eléctricos, y las lámparas de petróleo. Fue hace poco más de un siglo. Desde entonces, la electricidad nos alumbra, mientras que el petróleo ha encontrado un confortable refugio en los depósitos de los automóviles. Tras tres o cuatro intentos en las décadas de 1970, 1980, 1990 y este último del siglo XXI, se puede decir ya que el coche eléctrico ha fracasado nuevamente, principalmente por no haber resuelto el problema de la autonomía y de la duración de la carga de energía.

Lo que sí ha cambiado mucho es la imagen pública del vehículo eléctrico. Lo que se veía antes como una curiosidad o una excentricidad es ahora una alternativa robusta, con un combustible muy barato y casi a prueba de averías, pero con la cual, por desgracia, es imposible irnos de vacaciones a la playa. El día en que la autonomía sea de 600 km y la recarga completa se pueda hacer en 15 minutos, los coches de gasolina quedarán reservados para los ricos y los excéntricos. Tal vez en 2023 se vendan ya estos vehículos eléctricos de gran autonomía en los concesionarios.

Las renovables, enemigo público número uno

Hoy la electricidad sube implacablemente mientras que los salarios bajan al mismo ritmo, y ya se están cruzando de la peor manera posible en la pobreza energética

En el feliz año de 2003, las renovables eran poco más que el tradicional 10% de hidroelectricidad, algún pequeño parque eólico y algunos experimentos fotovoltaicos. Completamente inofensivas, todos los poderes públicos se desvelaban por ellas. De simpático cachorro, las renovables han pasado hoy a monstruo feroz, con casi un 50% de la producción eléctrica y una larga lista de acusaciones en su contra, principalmente que son lo siguiente de muy caras.

No obstante, la decreciente tasa de retorno energética (TRE) de los combustibles fósiles (cada vez hay que gastar más petróleo para sacar cada vez menos petróleo) y la creciente de las renovables están creando una situación nueva, en la que los aerogeneradores gigantes marinos y las placas fotovoltaicas ultraeficientes, por ejemplo, empiezan a ir a la par en TRE con los combustiones fósiles. Así es como, dentro de diez años, las renovables volverán a ser amigas de la humanidad.

¿Es sostenible la vida de bajo coste?

El día en que la autonomía del vehículo eléctrico sea de 600 km y la recarga completa se pueda hacer en 15 minutos, los coches de gasolina quedarán reservados para los ricos y los excéntricos

La crisis hace que las empresas de bienes de consumo cotidiano se adapten a una nueva situación, en la que sus clientes no discurren distraídos por los pasillos del supermercado arrojando paquetes al carro, sino que sopesan seriamente las alternativas y cotejan cuidadosamente los precios antes de poner nada dentro en la cesta de la compra. Un ejemplo de estas adaptaciones es el papel de cocina de doble corte, anunciado por uno de sus principales fabricantes. Es pronto para decir si nuestra huella ecológica disminuirá con este y otros muchos cambios que implica el paso del consumismo a una forzada austeridad.

La eficiencia energética en los hogares a 0,5 € el kwh, y subiendo

Todo aquel que ha examinado su factura de la luz recientemente habrá llegado a la conclusión de que el kWh le sale por 0,5 €, y que hace no mucho tiempo salía por la mitad. En 2003, el precio de la electricidad era más bien una queja tradicional y retórica. El motivo para ahorrar energía podía ser muy bien la bondad con nuestro planeta. Hoy la electricidad sube implacablemente mientras que los salarios bajan al mismo ritmo, y ya se están cruzando de la peor manera posible en la pobreza energética. El resultado es que la eficiencia energética ya no se practica de boquilla para salvar el planeta, sino de manera más realista, para salvar nuestro bolsillo. Y, volviendo al principio, esto puede ser muy bueno para nuestro planeta.

El sorprendente segundo plano del agua, hasta la próxima sequía

"la próxima sequía llegará y nos pillará
completamente desprevenidos" / @ Stock.xchng

El gran problema nacional desde hace siglos ya apenas sale en los periódicos. Tras las duras sequías de las décadas de 1980 y 1990, llevamos varios años relativamente húmedos, y el agua ha retrocedido muchos puestos en las preocupaciones nacionales. Pero la próxima sequía llegará y nos pillará (otra vez) completamente desprevenidos, sin una cultura de eficiencia en el uso del agua bien asentada como la que existe, paradójicamente, en la lluviosa Alemania.

Osos despreocupados en nuestro jardín

La compartimentación del espacio en grandes parcelas de “grano grueso” se acentuó en la década pasada, aunque la furia constructora remitió en sus últimos años. Contrastan los terrenos ultraurbanizados y las autopistas de doce carriles, aeropuertos y así, con comarcas enteras literalmente abandonadas, tanto como puede estarlo algún rincón distante de la taiga. En ellas la maleza crece y el bosque se recupera, y también, por desgracia, muchos valiosos paisajes agrícolas desaparecen por falta de uso.

Por el lado bueno, hay que considerar que águilas, osos y lobos proliferan relativamente, o al menos se salvan de la extinción. Eso les hace interaccionar más frecuentemente que antes con los humanos, tendremos que aprender a saber qué hacer cuando alguno de ellos entre en nuestro jardín.

Contaminación ominosa e invisible

Salvo en los episodios de boinas de contaminación sobre las ciudades, en los últimos diez años la contaminación visible, estridente (aquellas hectáreas de peces muertos en ríos sin oxígeno), se ha convertido casi una rareza. Pero ha sido sustituida por algo peor: una serie de agentes potencialmente malignos invisibles, pero que están literalmente hasta en la sopa, en cualquier partícula de aire que respiramos, u objeto que usamos.

Los famosos disruptores endocrinos son solamente la punta del iceberg. Las autoridades ambientales de la UE reconocen que hay dispersados por el medio ambiente cientos de miles de sustancias potencialmente tóxicas cuyo impacto en la salud no se conoce en absoluto. Determinados compuestos, como el bisfenol A, ya han sido prohibidos en algunos países. Lo que no sabemos es cuántos habría que prohibir, o si no sería mejor simplificar nuestra vida y hacer una lista más corta de los compuestos demostrablemente seguros que podríamos utilizar sin peligro.

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies