Ambientum - Revista Ecotimes Especial Energía - La rehabilitación energética de viviendas más allá de la certificación energética.

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Revista Ecotimes: la revista online del medio ambiente
>> Especial Energías Renovables y Eficiencia

Energía

La rehabilitación energética de viviendas más allá de la certificación energética

La certificación energética de edificios está creando conciencia social sobre la necesidad de rehabilitar las viviendas y edificios con criterios energéticos; sin embargo, hay mucho trabajo por hacer para aprovechar toda la potencialidad de mejora del parque edificatorio.

Manuel Almazán García y Rafael Tejedor López pertenecen a la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid (Fenercom)
redaccion@ambientum.com

Antecedentes

Oficinas / @ stock.xchng

La sensibilidad social en cuestiones de energía y confort térmico de edificios y viviendas se encontraba a la cola de las preocupaciones de la sociedad española del siglo XX. Hace apenas una década tampoco se tenía conciencia real de la situación, habiendo sido a partir de 2006 cuando las edificaciones se han empezado a construir con criterios de eficiencia energética.

Según estudios realizados sobre el parque de edificios censados en 2008, la energía se desperdicia a nivel nacional de forma muy significativa en más de 16 millones de viviendas (Proyecto SECH-SPAH HOUSEC, IDAE 2011). Además, casi el 10% de las familias que las habitan no pueden pagar la energía necesaria para mantener unas condiciones de confort térmico mínimo (Instituto Nacional de Estadística, 2013).

Un índice energético

La energía se desperdicia a nivel nacional de forma muy significativa en más de 16 millones de viviendas

El cambio de tendencia no se produjo hasta 2007, cuando se traspuso parcialmente la Directiva Europea sobre eficiencia energética a través del Real Decreto 47/2007 para edificios de nueva planta, y recientemente a través del RD 235/2013 para edificios existentes. Según establece esta norma, los edificios han de ser calificados en función de sus emisiones de CO2 [kg/m2 · año], y de su consumo de energía primaria [kWh/m2 · año]. Se trata de índices virtuales (no reflejan consumos ni emisiones reales) para poder comparar las viviendas en función de valores energéticos y ambientales.

En realidad, la eficiencia energética de una vivienda depende de si el edificio demanda poca energía para alcanzar las condiciones de confort, y además de si esa “poca energía” demandada es aportada por un sistema de climatización con un consumo bajo (rendimiento estacional elevado). Conviene en este punto diferenciar la demanda, el consumo y las emisiones de CO2:

  • La envolvente del edificio determina en gran medida la demanda energética [kWh].
  • Los sistemas de calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria proporcionan las potencias [kW] y los rendimientos [%] que satisfacen el déficit térmico del edificio.
  • La combinación de la envolvente y los sistemas activos establecen el consumo energético del edificio [kWh/m2 · año] y las emisiones de CO2 [kgCO2/m2· año].
Pérdidas de energía

La experiencia de los diferentes agentes del sector permite concluir que la energía que se consume en una vivienda, por lo general, se fuga en un 25% por la fachada, por la cubierta hasta en un 30%, y cerca del 15% por los vidrios y marcos (Curso Fenercom de Rehabilitación Energética de Edificios. Knauf, 2013). Por otro lado, los excesos de consumo de energía de los edificios son debidos principalmente al sobredimensionado de los generadores de calor y frío, y a defectos en la forma y el aislamiento de la red de distribución hasta los emisores (Curso Fenercom de Rehabilitación Instalaciones Térmicas de Edificios. Remica, 2013).

Creación de riqueza

La eficiencia energética de una vivienda depende de si el edificio demanda poca energía para alcanzar las condiciones de confort, y además de si esa “poca energía” demandada es aportada por un sistema de climatización con un consumo bajo.

El sector residencial en España supone el 17% del consumo de energía final total del país y el 25% de la demanda de energía eléctrica (Proyecto SECH-SPAHOUSEC, IDAE 2011). Por otro lado, mediante la aplicación de medidas de rehabilitación energética se pueden conseguir ahorros de más del 20% de la energía consumida, y reducir las emisiones de CO2 hasta en un 30% (Guía de Rehabilitación Energética de Viviendas. Comunidad de Madrid, 2010).

Según un informe de 2012 de la Fundación Gas Natural Fenosa, implementar un programa de rehabilitación energética a nivel nacional planificado a 20 años vista, supondría ahorros en el consumo energético de 125.900 GWh y ahorros en la economía por valor de 22.800 millones de euros. Además impulsaría actividades productivas por valor de 3.770 millones de euros y la creación de 55.000 nuevos puestos de trabajo.

Informar al ciudadano

Edificio / @ stock.xchng

Al margen de los beneficios socioeconómicos y ambientales que depara al conjunto de la sociedad, el ciudadano debe conocer la dimensión del gasto familiar y las posibilidades de ahorro y amortización. Además del ahorro en la factura energética, conviene considerar también en su justa medida la mejora del confort y el incremento del valor patrimonial.

El RD 235/2013 de certificación energética exige informar sobre las posibilidades de mejora de la eficiencia energética y la amortización de las medidas, pero no hace referencia a las viviendas que no sean objeto de compraventa o alquiler. Esto supone que los propietarios que no tengan intención de vender o alquilar su vivienda (la mayoría), desconocerán las alternativas de mejora que pueden aplicar en tanto en cuanto no busquen asesoramiento.

Se le requiera o no a un ciudadano certificar su vivienda, éste debe poder acceder a información sobre si puede aprovechar una reforma convencional para optimizar el aislamiento, o el grado de amortización en relación al ahorro de unas u otras medidas, o la viabilidad de nuevas tecnologías eficientes o renovables, etc.; sin embargo a día de hoy esto no es lo habitual ya que la información energética básica de las viviendas no suele analizarse convenientemente.

El proceso de certificación

El sector residencial en España supone el 17% del consumo de energía final total del país y el 25% de la demanda de energía eléctrica.

Conocer al detalle el estado energético de un edificio no es una tarea sencilla. En este aspecto, la auditoría energética es una herramienta o actividad cuyos resultados son valorados positivamente por empresas y particulares interesados en ahorrar energía sin menoscabar el confort. Las auditorías presentan dos partes bien diferenciadas: el análisis de la situación actual, y la propuesta de medidas de mejora. La primera parte de la auditoría requiere de un periodo de toma de datos de al menos un año para obtener el comportamiento real del edificio. Después, utilizando la información obtenida se proponen diferentes medidas de mejora que optimicen ahorro energético y confort térmico.

Por otro lado, la certificación energética permite conocer a través de un análisis preliminar el rango energético en el que se sitúa la vivienda o edificación. Los programas más utilizados en la actualidad para certificar se basan en un 90% en métodos simplificados que, lejos de tratarse de una labor simple, requieren reducir de forma justificada las variables y los datos a introducir para el cálculo: el trabajo del técnico debe ser coherente y meticuloso justificando correctamente cada simplificación que se adopte.

La parte final del certificado consiste en que el técnico proponga una serie de medidas de mejora de cara a optimizar la vivienda energéticamente, y que sean técnica y económicamente viables, incluyendo una estimación de los plazos de recuperación de la inversión o de la rentabilidad durante su ciclo de vida útil. Asimismo, se debe informar al usuario de los pasos que debe seguir para poder acometer las medidas propuestas. Es decir, facilitar lo posible el proceso natural que se desprende de la certificación energética de edificios apostando por la rehabilitación energética del edificio.

El valor añadido tras la rehabilitación

Las medidas sencillas para el ahorro energético en viviendas son accesibles a casi todos los niveles (instalación de burletes, láminas de protección solar en vidrios, instalaciones de repartidores de costes y válvulas con cabezal termostático, etc.). Sin embargo, la rehabilitación energética a mayor escala requiere estudiar convenientemente las inversiones y hasta qué punto es posible su amortización.

En la Comunidad de Madrid se han registrado más de 75.000 certificados energéticos.

En cuanto a la mejora del confort, la normativa establece límites concretos que el usuario de una vivienda o local tiene derecho a disfrutar; este factor afecta a la salud de las personas y al buen desarrollo de las tareas cotidianas. Respecto al incremento del valor patrimonial, la rehabilitación energética de edificios y viviendas desemboca generalmente la revalorización del patrimonio inmobiliario como consecuencia de la liberación de espacios, de los menores consumos de energía, y de las mejores condiciones de confort térmico acústico, de luminosidad, etc.

Conclusiones

La certificación es un medio para la rehabilitación y no un fin. Cinco meses después de la entrada en vigor del real decreto y en pleno boom de certificaciones, en la Comunidad de Madrid se han registrado más de 75.000 certificados energéticos (DGIEM Comunidad de Madrid) que pueden hacer que la rehabilitación energética llegue a ser una realidad.

Además del conocimiento real del estado de las viviendas, y de la mayor concienciación social, es conveniente disponer de instrumentos financieros para impulsar y promover la rehabilitación energética, que además se configura como una alternativa generadora de empleo y riqueza.

D:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\revista\2013\noviembre\rehabilitacion-energetica-viviendas-certificacion-energetica.asp
C:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\
0
http://www.ambientum.com//revista/2013/noviembre/rehabilitacion-energetica-viviendas-certificacion-energetica.asp?id=1471

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies