Ambientum - Revista Ecotimes Febrero - Mi casa en la playa

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Febrero

General

Artículo

Mi casa en la playa

Por Ambientum
redaccion@ambientum.com

Soy un ciudadano español que cumple la Ley. Tengo un terreno cerca de la playa, en el que, siguiendo los dictados legales, no voy a edificar, puesto que está en la zona de dominio público marítimo terrestre y no es posible hacerlo según la Ley de Costas de 1988 (Ley 22/1988, de 28 de julio).

Pero quiero una casita en la playa, así que tras buscar e informarme en el Registro de la Propiedad, decido adquirir una vivienda (no tan cerca del mar como la parcelita que tengo)  que he comprobado y está construida de forma totalmente legal, de modo que no tiene cargas que hagan peligrar mi inversión.

Por cierto, es una BUENA (y cuando digo buena quiero decir cara) inversión, ya que he pagado por ella un precio bastante elevado, y no sospechosamente bajo como ha hecho mi vecino, que ha comprado su casa casi al borde del mar. Creo que en un futuro tendrá problemas, porque según he leído, el cambio climático está haciendo que aumente el nivel del mar a mucha velocidad. Igual un día las olas llegan hasta su salón. Además, según la Ley de Costas, en 2018 tendrá que derribarla. No sé si era consciente de ello cuando la compró, pero si no le han engañadlo como a tantos otros en este país.

En la reforma de la Ley de Costas, muchas de las viviendas destinadas a demolición van a poder ampliar su plazo de concesión hasta 75 años.

Sin embargo, hoy he leído una noticia inquietante en el periódico: se está tramitando un Proyecto de Ley de Protección y Uso Sostenible del Litoral y de Modificación de la Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas, y muchas de las que debían demolerse (se calcula que unas 10.000) en cuanto terminase el plazo de su concesión, que de acuerdo a la aún vigente Ley de Costas es de 60 años, podrán ampliar ese plazo hasta 75 (mi vecino incluido). Incluso los más de 3.000 chiringuitos playeros bajo la amenaza de derribo tendrán ahora esa opción. Soy consciente de que esta ampliación se hace por la seguridad jurídica de la gente que tiene casas en la costa y se van a quedar sin ellas, con el fin de permitir su venta o amortizar la inversión. Aún así, me hace sentir un poco impotente, la verdad, porque muchos promotores y constructores eran conscientes de ello y lo ignoraron en detrimento del dinero que les reportaba en ese momento, a lo que se suma la arbitrariedad del Gobierno “amnistiando” las zonas ya construidas.

Por lo menos incluye lo que llaman una cláusula “antialgarrobicos”. En este punto he de decir que, si es capaz de evitar situaciones como la del famoso hotel en Cabo de Gata mediante la intervención estatal por vía administrativa para evitar este tipo de situaciones ilegales, quizá esta reforma tenga puntos que hablen en su favor. No hay que olvidar que existen varias plataformas de afectados por la ley de costas anterior, que con situaciones sobrevenidas naturales se encontraron dentro de los supuestos de expropiación de sus casas por estar en dominio público marítimo terrestre, lo que suma otro posible positivo en la reforma.

No obstante, de esto último no puedo estar seguro, sobre todo porque  esta modificación no tiene en cuenta criterios técnicos y científicos que tanto grupos parlamentarios (o los que no son el Partido Popular) como ONG y ciudadanos se han cansado de repetir, y mucho menos las advertencias sobre el efecto del calentamiento global en la subida del nivel del mar. O al menos esto afirman organizaciones como WWF, Greenpeace, Ecologistas en Acción o SEO/BirdLife.

La reforma incluye una cláusula “antialgarrobicos", por la que el Estado podrá intervenir por vía administrativa para evitar este tipo de situaciones ilegales.

Aún no está aprobada por el Senado, pero teniendo el Partido Popular la mayoría absoluta, no creo que suponga ningún problema su salida adelante.

Tras recopilar toda esta información, creo que aún tendré que pensarme qué me parece este fuego cruzado entre Gobierno, propietarios (que defienden sus derechos de propiedad, como es lógico) y ecologistas, que ven un obvio retroceso en la protección del medio ambiente.

Mientras, intentaré disfrutar al máximo del medio ambiente que aún puedo constatar alrededor de mi casa… cerca de la playa.

D:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\revista\2013\febrero\Mi-casa-en-la-playa.asp
C:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\
0
http://www.ambientum.com//revista/2013/febrero/Mi-casa-en-la-playa.asp?id=1397

Los comentarios de los lectores

01/03/2013 15:52:54
Si alguien se lee el Anteproyecto creado para la modificación de la Ley de Costas, aparecen muchas contradicciones de "dudosa" orientación a proteger no sólo a la costa, sino también a nosotros. Dejando aparte la ampliación de las concesiones administrativas (que es lo que más se oye), la nueva ley podría poner en peligro muchas zonas litorales, pero no me refiero sólo al daño del medioambiente, sino el daño a personas físicas. En el Anteproyecto indica que se realizará una revisión del Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT), es decir la zona pública del litoral. Esa revisión del deslinde se realizará, y cito textualmente, "tomando como referencia los mayores temporales conocidos cuando estos, según las referencias comprobadas de las que se dispongan, hayan alcanzado el límite establecido en al menos CINCO ocasiones en los diez años inmediatamente anteriores a la fecha en la que se practica el deslinde". Este nuevo deslinde del DPMT transformará muchas zonas de dominio público en privadas, ya que será necesario tener pruebas de que los temporales hayan llegado a esa zona determinada cinco veces en diez años, y no se está teniendo en cuenta que existen periodos de recurrencia más amplios para los temporales, con lo que diez años es un periodo relativamente corto para evaluarlos y podría ser peligroso para los propietarios de esas casitas a pie de playa. ¿Están mirando aquí por la protección de la ciudadanía?
Majogsm

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies