Ambientum - Revista Ecotimes Septiembre - Relaciones entre la actividad de ocio de Caza del Jabalí y otras de recreo que se producen durante el año

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Septiembre

General

Artículo

Relaciones entre la actividad de ocio de Caza del Jabalí y otras de recreo que se producen durante el año

Empezó la temporada de CAZA MAYOR del Jabalí en toda Cataluña, lo cual comportará en ciertos momentos el roce con otras actividades de ocio que se practican en el medio natural: andariegos, btt, quad, etc. ¿Roces empáticos o no? ¿Más seguridad? ¿Brazos cruzados o mejoras sostenibles?

Por Luis Alfonso
(SIG-Cartog., M.A., Territorio)
nadurng7@hotmail.com

En primer lugar, comentar que la Caza Mayor es un tipo de actividad cinegética regulada por la Ley 1/1970 de caza y su reglamento, además de las normativas autonómicas y sus resoluciones de vedas anuales que regulan las especies que se pueden cazar y las que no, el período hábil, obligaciones, prohibiciones, etc.

En Cataluña, la época hábil para la caza del jabalí va de principios de septiembre hasta finales de febrero, aunque hay casos particulares como en la provincia de Gerona que ya empezaron a principios de julio hasta mitad de marzo, debido a las altas densidades. Por otra parte, para familiarizarnos con la temática, la caza se realizaría en terrenos cinegéticos de régimen especial (los Parques Nacionales, los Refugios de Caza, Las Reservas Nacionales de Caza, las Zonas de Seguridad, las Zonas de Caza Controlada, los Cotos de Caza y los Cerrados), y en los de régimen común o “libres” (aprovechamiento que casi ya no quedan, donde puede ir a cazar cualquiera que tenga licencia y cumpla los requisitos) aunque éstos solo se podrá cazar los jueves, sábados, domingos y festivos.

Coexistencia entre actividades de ocio

Llegó el mes de septiembre y con él el “pistoletazo de salida” de la actividad cinegética. Sus protagonistas, los cazadores, se sienten “obligados” a hacer que la población verraca sea sostenible en el espacio natural y/o agro-forestal donde habitan, evitando la sobrepoblación y respetando a los jabatos o rayones, ya que está prohibido cazar las hembras acompañadas de sus crías o rayones, y también las crías, salvo por causas biológicas y con autorización. De esta manera, el hábitat forestal y su área de influencia, ya sea agraria o urbanizaciones, estarán más protegidas de la incansable búsqueda de comida de los cerdos salvajes (los machos pueden llegar a pesar entre 100 y 150 kg).

En los últimos años se ha dado una explosión demográfica de jabalíes, ya sea por falta de depredadores naturales, como el lobo, o por el abandono de actividades agrarias y forestales que posibilita la reforestación. Esto es, un crecimiento importante del sotobosque y la formación de matorrales espesos, refugio ideal del jabalí o senglar.

Desarrollo sostenible Vs empresas de aventura incívicas (algunas) que lo consideran un obstáculo a sus actividades y aspiraciones

Se puede decir que los cazadores han practicado la caza en el medio natural desde siempre, como actividad tradicional. Inicialmente se hacía para obtener una fuente básica de alimento. Hoy día se presenta como una de las muchas soluciones para combatir a poblaciones excesivas de, por ejemplo, conejos o jabalíes, que pueden ser peligrosas o nocivas para el interés humano y de alguna manera, para la gestión sostenible del medio.

Pero ¿qué ocurre desde hace unos años? Resulta que la práctica de la caza ha de coexistir con otras formas de ocio que han despertado mucha afición: donde hay gente sensible con la problemática en el medio natural, otros ven un parque de aventura. Es decir: el senderismo, la bicicleta de montaña, los “cazadores” de setas, la gente a caballo, los quads o las motos...  Por eso, a veces se dan episodios puntuales de tensión, que se solucionan con una buena educación para ambas partes, realizada por la administración, los medios de comunicación, etc.

Sin embargo, siempre hay unos cuantos cazadores que ensucian la imagen de todo un colectivo: no respetan los valores naturales del entorno natural, no compatibilizan su práctica con el resto de actividades, disparan sobre especies protegidas, no recogen los cartuchos usados, tiran las colillas de los cigarros al medio, si se aburren (hay días donde las cuadrillas de cazadores acaban la jornada sin cazar una pieza) disparan en señales, etc. Igualmente, también hay personas que practican otras formas de ocio en espacios naturales, en los que la palabra civismo es desconocida: ya sea ir en quad por senderos no aptos, no respetar a los cazadores con comentarios despectivos, etc.

Seguridad

La seguridad es otro ámbito que no se descuida en la caza. Desde hace ya unos años, existe la obligación de señalizar los caminos y pistas forestales, de 3 y 4 m de ancho de calzada, con placas homologadas para la batida de jabalíes. Así, por esos caminos o de menor tamaño, el cazador tiene que estar atento por si pasa o no la pieza deseada y evitar accidentes. Por otra parte, es mejor para los excursionistas escoger rutas específicas por precaución, por lo que se debería aumentar la información al respecto.

Por otro lado, la batida de jabalíes la realiza una cuadrilla de cazadores, la cual suele componerla más de una decena de cazadores. Por tanto, se les impone como medida para mejorar la seguridad llevar una pieza de ropa de colores de alta visibilidad, dentro la gama del amarillo al rojo. Es decir, alguna prenda como gorra, cinta brazalete o chaleco con esos colores cálidos. De esta manera, los otros usuarios de ocio en el medio se percatarán de la práctica de caza mayor del ungulado.

Los cazadores limitan los avances tecnológicos de armas y municiones (aumentarían las capturas) para no restar deportividad a la caza.

En relación a las áreas, los cazadores no pueden cazar en zonas de seguridad  como autopistas, carreteras o caminos de uso público. En los caminos de uso público está prohibido disparar hasta 25 m a su alrededor. Por circunstancias de la batida, hay cazadores que no respetan este límite, y se les puede ver por el camino. En este caso, deben que actuar con diligencia y precaución, sin salir de los límites legales para no recibir una sanción debido a esta infracción. En el caso de las vías pecuarias de zonas “libres”, sí que se puede cazar, si no hay peligro para personas, ganado o animales domésticos. En cambio, en las de régimen cinegético especial no se podría cazar; pero pueden darse autorizaciones expresas.

Mejoras sostenibles

En cuanto al armamento, está prohibido el uso de municiones que contengan plomo en las zonas húmedas incluidas en la lista del Convenio Ramsar, y aquellas otras que son objeto de protección de conformidad con cualquiera de las figuras de espacios naturales protegidos legalmente establecidas. En vez de ello, se utiliza acero inoxidable. Sin embargo, en el resto de zonas naturales, que son mayoría, sí que está permitido el uso del plomo, lo cual perjudica ecológicamente al medio porque es un metal tóxico, y además podrían ingerirlos los animales de compañía, la fauna que habita o migra temporalmente e incluso los críos pequeños.

No hay que olvidar que el jabalí es un animal omnívoro que se alimenta de lo que encuentra en cualquier tipo de medio (tubérculos, bellotas, hayucos, castañas, semillas, bulbos, raíces, insectos, caracoles, setas, productos agrícolas –patatas, maíz, arroz, uva, etc.–). Esto provoca a menudo daños en los cultivos. Además su comportamiento alimenticio, explotando el horizonte más superficial del suelo a la búsqueda de bulbos, raíces, tubérculos, bellotas e invertebrados, el jabalí provoca un impacto importante en el medio natural. Esta alteración de la vegetación forestal modifica, a la vez, la comunidad de micromamíferos local.

Finalmente, para no asustar con sus velocidades a senderistas, ciclistas, fauna de la zona, etc. los vehículos de ocio a motor, sobretodo motos y quads (éstos pueden ir por caminos estrechos donde coincidirían con excursionistas, cazadores, etc.), y que generan gran cantidad de contaminación acústica y ambiental además de presiones sobre el medio, sería positivo que fueran eléctricos y con limitaciones en número. Tampoco quiero criminalizar el quad porque es un vehículo útil (ganadería, uso recreativo adecuado, etc.); no obstante, los que quieran velocidades altas deberían acudir a un circuito homologado, porqué la velocidad máxima permitida en caminos, pistas forestales es de 30 km/h.

D:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\revista\2012\septiembre\Relaciones-actividad-ocio-Caza-Jabali-otras-recreo-producen-durante-ano.asp
C:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\
0
http://www.ambientum.com//revista/2012/septiembre/Relaciones-actividad-ocio-Caza-Jabali-otras-recreo-producen-durante-ano.asp?id=1352

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies