Ambientum - Revista Ecotimes Septiembre - El Quebrantahuesos, motor de desarrollo rural en Andalucía

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Septiembre

Flora y fauna

Artículo

El Quebrantahuesos, motor de desarrollo rural en Andalucía

El Programa de reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía es hoy una oportunidad de desarrollo turístico para las comarcas de campeo y liberación de ejemplares de la especie en Andalucía. Desde 2006, el proyecto de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha liberado 23 ejemplares. Actualmente, 9 de ellos mantienen activo el emisor GPS con el que se liberan y las anotaciones por avistamientos, con mayor con mayor o menor frecuencia, se refieren a 14 de ellos en total. Los restantes han fallecido por distintas causas. Entre las más frecuentes, el uso ilegal de cebos envenenados en el medio natural.

El regreso y la pervivencia del quebrantahuesos en las serranías andaluzas se convierten en una ocasión excelente para revitalizar el sector turístico en la actual coyuntura económica. El avistamiento de esta majestuosa ave es reclamo para turistas nacionales e internacionales y esta actividad suma adeptos en el norte de España y en centro Europa.

Por Fundación Gypaetus
http://www.gypaetus.org/

Tono es el quebrantahuesos de más edad del
programa con emisor GPS activo. Tras diversos
viajes exploratorios a Pirineos, el ejemplar
permanece desde hace dos años en su  
zona de liberación.

El turismo ornitológico suma incondicionales en el norte de España y en el centro de Europa. Allí, los establecimientos hosteleros ofertan entre sus actividades de ocio el avistamiento de quebrantahuesos. Es un poderoso reclamo turístico y para explotarlo, además, se dotan de telescopios y prismáticos para facilitar las observaciones a sus clientes.

En Andalucía, la presencia de individuos de la especie comienza a ser habitual, principalmente en los cielos de las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) y en la sierra de Castril (Granada). Los empresarios del sector en estas comarcas vislumbran en la reintroducción del quebrantahuesos una oportunidad de diversidad para sus negocios, un recurso turístico hoy que, gracias al programa andaluz, puede tornarse en producto turístico en un futuro cercano.

Difundiendo el programa entre los empresarios del ramo

La divulgación y la sensibilización forman parte de las acciones principales de trabajo de la Fundación Gypaetus. Para la Fundación Gypaetus, desarrollar el programa de la Junta de Andalucía implica la gestión del Centro de Cría de Quebrantahuesos de Cazorla, la liberación y el seguimiento de los ejemplares liberados, el control de amenazas para el éxito del proyecto y la difusión y sensibilización sobre el mismo. Todos los ámbitos de trabajo están íntimamente vinculados, y el éxito del programa es posible gracias a esta estrecha relación.

Cartel de la ADR Sierra de Cazorla

El programa de reintroducción del quebrantahuesos constituye un proyecto de desarrollo rural que genera empleo directo e indirecto.

La divulgación y sensibilización llega a la escuela, a los colectivos rurales (cinegéticos y ganaderos) y también a las empresas rurales. Como ejemplo, emprendedores turísticos de la Sierra de Castril (Granada) fueron específicamente invitados a una de estas acciones divulgativas realizadas en el complejo Camping “El Cortijillo”, un lugar de descanso para visitantes y de parada obligatoria para ganaderos.

Los emprendedores siguieron atentos las explicaciones sobre la evolución del proyecto de recuperación de la especie. Conocieron detalles de la biología del quebrantahuesos, su distribución pasada y presente en la península ibérica y la organización internacional de un programa que cuenta con una red europea de centros de cría en cautividad, coordinada por el programa europeo de especies amenazadas para el quebrantahuesos.

El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos y el desarrollo rural

 Plan Dinamización Producto Turístico.

Pero echemos la vista atrás. El quebrantahuesos desapareció en Andalucía a finales de los años ochenta. Desde entonces, y dada la importancia de la especie para el ecosistema, se desarrolla un ambicioso proyecto para su recuperación. A partir de 2006 se inician las liberaciones, que hasta la fecha han sido 23. Casi anualmente, el Programa de reintroducción del quebrantahuesos, ejecutado por la Fundación Gypaetus y que forma parte del Plan de Recuperación y Conservación de aves Necrófagas de Andalucía, ha liberado aves en los Parques Naturales Sierras de Cazorla, Segura y las Villas (Jaén) y Sierra de Castril (Granada).

El programa de reintroducción del quebrantahuesos constituye un proyecto de desarrollo rural que genera empleo directo e indirecto. La presencia de quebrantahuesos en Andalucía, con especial querencia por los territorios próximos a su liberación, es decir, sierras de diferente tipología de las provincias de Jaén, Granada, Córdoba y Albacete, permite el avistamiento de un ave de dimensiones asombrosas y de vuelo majestuoso que va recuperando su trono en los cielos del sur peninsular.

El regreso del quebrantahuesos a estas zonas beneficia, asimismo, a la ganadería extensiva. Entre otros motivos, porque en áreas con poblaciones de aves carroñeras está autorizado el abandono de cadáveres en el campo. Aquí los ganaderos de extensiva están exentos, por lo tanto, de la prohibición que conllevó la crisis originada por el brote de encefalopatía espongiforme bovina y la lengua azul.

El Programa de reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía ha favorecido además la reparación de las pistas forestales Valle de Castril-Paraje de Las Canalejas en 2010 y desde Castril a Suerte Somera en 2011. Ha hecho posible la reparación y limpieza de los refugios de alta montaña de Suerte Somera y Prados del Buitre, así como la instalación de bebederos para el ganado ovino y caprino en las partes más altas y secas del Parque Natural.

La Fundación Gypaetus, el Ayuntamiento de Castril y el Parque Natural Sierra de Castril: restauración de refugios de montaña

 Arreglo de refugios de montaña

Los refugios de montaña también se han visto favorecidos por el Programa. Éstos cumplen una función esencial y de su perfecto estado de conservación depende la calidad de la estancia de sus usuarios. La Fundación Gypaetus trabajó el pasado otoño en la limpieza y remodelación de tres de estos refugios, situados entre el nacimiento del río Castril y la casa de la Asperilla. Los albergues El Pino Julián, la Casa de D. Rafael y los Prados del Conde fueron limpiados, pintados interior y exteriormente, incluyendo puertas y ventanas, y se restauraron tejados, cornisas y acerados. Además la casa de Cabila, habitada por una familia de pastores, también se benefició de esta cooperación y hoy el tejado de este inmueble es más seguro.

Esta actividad se prolongó durante casi un mes y en la misma trabajó un equipo de la Fundación Gypaetus formado por dos empleados y dos voluntarios del Servicio de Voluntariado Europeo. Mediante esta cooperación, la Fundación se aproximó al colectivo de pastores de la Sierra de Castril, sensibilizando a la población rural sobre el Programa de Reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía y divulgando un mensaje de protección de la salud de la especie en particular y de la sierra y su ecosistema en general. De este modo, cumple objetivos orientados al control de amenazas como el uso ilegal de cebos envenenados en el Medio Natural.

El uso ilegal de cebos envenenados: una amenaza para la salud pública

El uso ilegal de cebos envenenados constituye en la actualidad la principal amenaza para el éxito del proyecto.

Pero no todo son buenas noticias. El uso ilegal de cebos envenenados en Castril, una de las principales zonas de campeo de las aves liberadas por el programa, obligó en 2011 a suspender la liberación de quebrantahuesos para poner en marcha un plan específico de “Refuerzo de Actuaciones para la erradicación del uso del veneno en el Parque Natural Sierra de Castril y en las vecinas sierras de La Cabrilla y del Pozo (P.N. Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas”). El “Plan Castril”, con ocho grandes líneas de trabajo diseñadas para la erradicación definitiva del uso ilegal del veneno en su ámbito de actuación, ha conseguido, en su primer año de vigencia, que ningún ejemplar de fauna amenazada muera por esta causa en el parque natural granadino.

El uso ilegal de cebos envenenados constituye en la actualidad la principal amenaza para el éxito del proyecto, y también para la vida de otras especies faunísticas, de animales domésticos y para el propio ser humano. Entre los numerosos beneficios del Programa de reintroducción del quebrantahuesos para la zona, figuran las ayudas a ganaderos específicamente recogidas en el Plan Castril. Así, las actividades ganaderas y cinegéticas, ante una clara voluntad de abandono de prácticas ilegales de control de depredadores serán potenciadas desde la administración pública. En este contexto, se han habilitado puntos de agua y está comprometida la mejora de la red viaria y de pastos junto con una comunicación más fluida con ganaderos y cazadores, detectando sus necesidades, contribuyendo a la mejora de las condiciones de explotación de estos recursos y a la vez anticipando también los posibles problemas que puedan surgir.

Comunicación trashumante.

En pro de un diálogo directo con el sector de la ganadería, la Fundación Gypaetus, conocedora de que la trashumancia y la ganadería extensiva contribuyen a la conservación de la biodiversidad y de las tradiciones y profesiones del medio rural, ha hecho camino con los ganaderos trashumantes, involucrándose en las tareas cotidianas del colectivo ganadero para mejorar el conocimiento de sus inquietudes y dificultades y arrimar el hombro en la medida de lo posible al tiempo que comparte con el sector las bondades de una ambiciosa iniciativa: recuperar el quebrantahuesos para los cielos andaluces.

 

La Fundación Gypaetus sembró el germen para impulsar la creación de una Escuela de Pastores en Andalucía que hoy, gracias a la voluntad de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, es una realidad. Este año ya ha afrontado una segunda edición tras comenzar en 2010 en Huéscar (Granada). La disgregación de los conocimientos sobre la actividad ganadera extensiva hace imprescindible iniciativas como ésta, que aúnan conocimiento tradicional y científico y una política de ayudas y mejora de servicios en el medio rural, para atraer a jóvenes ganaderos efectivamente implicados en el desarrollo de estas zonas.

Escuela de pastores

Nuevas liberaciones en 2012

Ya con vistas al futuro, Santiago-Pontones (Jaén) acogió el acto de liberación de cuatro nuevos quebrantahuesos el pasado 5 de junio de 2012. Asistió el director general de Gestión del Medio Natural de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Javier Madrid, quien destacó el Programa de reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía como elemento de desarrollo socioeconómico del territorio rural. Entre otros sectores, dijo, dinamiza el turismo, ya que “son muchos los visitantes que llegan al Parque Natural atraídos por la presencia del quebrantahuesos”. “El proyecto es de todos”, concluyó y “enorgullece particularmente a la comunidad rural”.

El desarrollo rural de los municipios de las zonas de liberación y campeo de los quebrantahuesos en Andalucía fue leitmotiv de esta nueva liberación. La Fundación Gypaetus hizo partícipes de la misma a los emprendedores de la comarca, invitando a productores del sector agroalimentario, artesanos y/o ecológicos, a promocionar sus marcas en el acto de liberación. Entre otros participó ANCOS, la Asociación Nacional de Criadores de Ovino Segureño.

Un creciente número de empresas, ayuntamientos y otras entidades están tomando la imagen del quebrantahuesos como símbolo de unión y desarrollo. Subrayar como ejemplos el Plan de Dinamización Producto Turístico Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas de la Diputación provincial de Jaén o la promoción de la Asociación de Desarrollo Rural (ADR) de la Sierra de Cazorla.

Con todo, el Programa de reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía supera el ámbito de proyecto de conservación ambiental. Es, además, una oportunidad real de desarrollo económico y social por tratarse de una especie de extraordinario atractivo turístico y un sello de garantía de calidad de la comarca que pueden aprovechar inteligentemente ayuntamientos, cazadores, ganaderos, empresarios locales y demás habitantes de estos impresionantes paisajes.

Otros artículos de Biodiversidad

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies