Ambientum - Revista Ecotimes Noviembre - El parque de tu ciudad, ¡no es un acuario!

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Noviembre

Flora y Fauna

Artículo

El parque de tu ciudad, ¡no es un acuario!

La Fundación FAADA empieza una campaña en Barcelona para alertar del abandono de tortugas en parques y estanques urbanos. El 95% de las tortugas abandonadas mueren en un año.

Por Jennifer Berengueras
Coordinadora de Campañas de FAADA
redaccion@ambientum.com

Tortuga abandonada en el Turó Park, Barcelona.

Muchas personas adquieren tortugas de manera impulsiva. ¡Son fáciles de comprar! Se venden pequeñas y a precios muy reducidos: una tortuga de California puede costar entre 3 y 15 euros. Son animales que se regalan, se compran tras la insistencia de tus hijos o como un capricho. Pero ¿pensamos en las consecuencias de esta compra?

Lo que la mayoría de compradores de tortugas no saben es que para empezar, estos animales viven muchos años -¡pueden llegar a los 30!- y pueden llegar a medir 30 centímetros. Parece obvio, pero en entidades como la nuestra (FAADA) recibimos numerosas llamadas de personas que quieren deshacerse de su tortuga por estos motivos. Y es que muchos, cuando se cansan de las tortugas que han adquirido, las abandonan. Y sea donde sea que lo hagan, este abandono siempre tendrá efectos negativos, bien en el bienestar de los animales, bien en el medio ambiente.

¿Vivirá bien mi tortuga?

No. Tu tortuga no vive bien. Ni en tu casa, ni en el estanque de tu ciudad. La tenencia y abandono de estos animales tiene graves consecuencias en su bienestar.

Debido a los problemas de bienestar animal y medioambientales, la comercialización de tortugas, y otros animales exóticos, debe prohibirse.

En un acuario de plástico en tu casa es imposible ofrecer a las tortugas las condiciones mínimas para su bienestar. Todos los animales están adaptados para vivir en su entorno natural, y colocados en un ambiente artificial y distinto al suyo puede perjudicarles no solo física sino también psicológicamente. Aunque hayan nacido en cautividad.

Cuando las tortugas son abandonadas en estanques, parques o similares, su destino puede ser fatal. Pueden adquirir enfermedades, sufrir accidentes de los que no son atendidos y ser atacados por otros animales como ratas o gaviotas. Y durante las tareas de limpieza de los parques, suelen caer por los desagües o terminar junto al barro y las piedras en los contenedores de deshechos.

La tortuga, especie invasora

Pero pensemos en las tortugas que sobreviven: a diferencia de otros animales exóticos, las tortugas suelen adaptarse a diferentes ambientes. Esta adaptación suele ir en detrimento de la fauna y la flora autóctona, a la que desplazan o con las que compiten por recursos. Muchas especies de tortugas son especies invasoras. En 1997 se prohibió la comercialización de tortugas de Florida, precisamente, por este motivo. Sin embargo, sigue permitido vender otras especies que provocan los mismos problemas en el medio ambiente.

Las personas suelen adquirir animales exóticos de manera impulsiva e irresponsable.

Parece un pequeño problema, pero puede llegar a ser de gran magnitud: es el caso de la invasión en el Delta del Ebro del caracol manzana, que ha afectado tanto el ecosistema como a los cultivos de la zona. El origen de la invasión se ha trazado hasta las instalaciones de un mayorista de animales exóticos. A pesar de los intentos, la plaga no ha podido ser controlada y el gasto hasta la fecha por parte de la Generalitat de Catalunya asciende a varios millones de euros.

El problema de las “tortugas invasoras” se soluciona, en contadas ocasiones, retirando a los animales que han sido abandonados. Ayuntamientos y administraciones contratan empresas o entidades especializadas en esta tarea. Pero debido a que el problema es masivo, los pocos centros de recuperación de este tipo de animales se encuentran colapsados y frecuentemente, a las tortugas recogidas, se les aplica la eutanasia.

Y una advertencia: soltar animales de especies potencialmente invasoras en el medio supone un delito.

¿Cuál es la solución?

Creemos que las administraciones no hacen lo suficiente. Desde hace muchos años, venimos trabajando en aportaciones al Reglamento de Exóticos que debe desarrollar la Generalitat de Catalunya, pero que nunca llega. Recomendamos que dada la imposibilidad de satisfacer las necesidades de estos animales en cautividad, y en algunos casos los potenciales riesgos medio ambientales, de transmisión de enfermedades o de daños a las personas, la comercialización de animales exóticos debería ser prohibida.

Isla, símbolo de la campaña
“Esto no es un acuario para tortugas”

Recientemente se aprobó una ley nacional que regula la venta de algunas especies invasoras. Aunque es un primer paso, las entidades no fueron consultadas, y quedaron muchas especies por regular. Asimismo, y debido a la presión del colectivo de pescadores deportivos y cazadores, se sigue permitiendo la presencia de especies cinegéticas y de peces invasoras que pueden igualmente dañar los ecosistemas. También debido a la presión de la industria peletera, sigue siendo permitida la comercialización de ciertas especies de visones (especies altamente invasoras).

La campaña: Esto no es un Acuario

La campaña que FAADA ha propulsado en la ciudad de Barcelona, con la colaboración del ayuntamiento de esta ciudad, consiste en la instalación de una isla que imita las de los acuarios típicamente vendidos para tortugas. La isla se ha situado en cuatro de los estanques más problemáticos de la ciudad de Barcelona. Además, la campaña se ha reforzado con la colocación de 20 lonas en distintos parques de la ciudad. En estas estructuras se puede leer “Esto no es un acuario para tortugas”, “El 95% de las tortugas abandonadas terminan muriendo” y “No abandones a tu tortuga, piensa antes de comprarla”.

Son varios los ayuntamientos con problemas similares que ya han contactado con nosotros para replicar la campaña en sus municipios. Esperamos pues, concienciar con ella el máximo de hogares españoles. Hogares donde no se compren tortugas y hogares en que, si ya habita una, se quede allí y allí la cuiden hasta el final de sus días.

Fuente fotos: FAADA

Otros artículos de Biodiversidad
D:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\revista\2012\noviembre\parque-de-tu-ciudad-no-es-un-acuario.asp
C:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\
0
http://www.ambientum.com//revista/2012/noviembre/parque-de-tu-ciudad-no-es-un-acuario.asp?id=1372

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies