Ambientum - Revista Ecotimes Noviembre -

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Noviembre

La Entrevista

La entrevista: Gema Gomez, fundadora, formadora y coordinadora de Slow Fashion Spain

"La moda sostenible es el único futuro de la moda en España"

En 30 segundos

Gema Gomez es la fundadora, formadora y coordinadora de Slow Fashion Spain. Tras una amplia trayectoria dentro del mundo del diseño en grandes cadenas textiles en Madrid e institutos de tendencias en París, y conocer el lado menos limpio del mundo de la moda y el textil, decide usar esta experiencia para demostrar que otra manera de producir mucho más respetuosa con los seres vivos, trabajadores y el medio ambiente es posible.

Para ello crea Slow Fashion Spain, una plataforma de Moda Sostenible cuyos objetivos son la Formación, Asesoría, Networking y Divulgación de esta tendencia cada día más fuerte en el mercado.

En su Agenda hay Cursos, Workshops, Conferencias, y otras Actividades, dentro y fuera de España, que tienen como objetivo implementar buenas prácticas empresariales en el sector Textil, desarrollando alternativas a la hora de producir y consumir productos textiles, porque solo ampliando nuestra perspectiva y visión seremos capaces de dar soluciones auténticamente innovadoras a los desafíos con los que nos encontramos.

Por Águeda García de Durango
redaccion@ambientum.com

¿En qué consiste el concepto de moda sostenible?

La idea es que una prenda tenga impacto 0, tanto medioambiental como socialmente hablando. O que, al menos, el impacto que tenga consiga que la naturaleza pueda reincorporarlo a su ciclo.

En moda, como en tantos otros ámbitos, no existen soluciones globales, porque la sostenibilidad tiene un componente de localidad. Por ejemplo: si una fibra no se puede cultivar en determinado sitio porque no hay agua, aunque el terreno sea el adecuado pero no hay lluvia, o el campo se necesita para que los agricultores cultiven, esa fibra no sería sostenible ahí.

Por eso, en moda sostenible hay que tener en cuenta  8 áreas: el uso de la tierra, la huella hídrica, los químicos que se vierten al medio ambiente, cómo afecta a la biodiversidad, qué residuos se están generando, cómo afectan los químicos a la salud de las personas, que políticas están rigiendo a los trabajadores y las emisiones de CO2.

Directamente relacionado con la moda sostenible, está el “Slow fashion”, término desconocido por la mayoría. ¿De dónde surge la idea?

En España, hay muchas pequeñas iniciativas de moda sostenible, pero todavía no hay una corriente un poco guiada que las aúne y las dirija.

En España, hay muchas pequeñas iniciativas de moda sostenible, pero todavía no hay una corriente un poco guiada que las aúne y las dirija.

Slow fashion es un término que surgió hace 20 años aproximadamente. Kate Fletcher, una consultora londinense, fue quien lo acuñó. La idea surge en respuesta a una industria del fast fashion, que define lo que actualmente se hace. Es decir, el slow fashion surge como un conjunto prácticas empresariales en las que se tiene en cuenta al trabajador, los procesos medioambientales, los recursos, etc.

En la fast fashion, una prenda va dando la vuelta mundo muchas veces antes de que la compremos. Un ejemplo sería el algodón que se produce en España, que es enviado a los mercados internacionales. Esto ha implicado anteriormente viajes previos a la India, confección en China, viajes a la empresa con sede en EEUU que su vez tiene filiales por todo el mundo... Eso es una locura, y no tiene sentido.

¿Qué sectores y en qué países están más y menos concienciados con la moda sostenible?

Aquí habría que diferenciar dos ámbitos: moda y textil. Si habláramos de textil en general, quizás diría que Alemania. Alemania ya tiene una conciencia medioambiental desde hace muchos años. Sin embargo, si hablamos de moda, con un componente estético, tendríamos que hablar más de Nueva York, de Londres, el norte de Europa… Holanda también es un país del que se oyen menos noticias, pero lo tienen bastante más integrado.

Y en España… ¿Cuál es el estado de la moda en relación a la sostenibilidad? ¿Están implicados diseñadores, fabricantes, distribuidores…?

En España llevamos mucho retraso. En otros países del norte de Europa nos llevan muchos años de ventaja a nivel de concienciación. Realmente, hay muchas pequeñas iniciativas, pero todavía no hay una corriente un poco guiada que las aúne y las dirija. Quizás eso es un poco el papel que Slow Fashion Spain va a tener: intentar dar rigor y marcar la línea en esa dirección.

No hay que olvidar que la sostenibilidad también tiene que ver con el empleo. Nuestra industria textil está totalmente deslocalizada, situada en el tercer mundo, con las consecuencias que eso tiene para los trabajadores allí y con más de 5 millones de parados en España.

Entonces, ¿qué futuro le ves a la moda sostenible en España?

El único futuro. Va a ser por las buenas o por las malas. La naturaleza habla, está hablando. Yo no sé si con la plataforma Slow Fashion Spain, si con las marcas que existen ahora, o de qué forma va a ocurrir. Lo que sé es que es el camino, no hay otro. Porque la naturaleza ya está hablando, ya nos está contando lo que está pasando. Habrá un punto de inflexión seguro.

¿Y el consumidor? ¿Qué papel juega en el desarrollo de la moda sostenible?

 El consumidor necesita alternativas. Exigir lo que no se está haciendo. Exigir certificaciones, que las cosas se hagan y también que se lo pongamos fácil. En este caso, la trazabilidad del producto es fundamental. En cuanto se empiece a poner de moda que los productos vengan etiquetados, y que con una etiqueta, un QR, un código de barras sepamos toda la trazabilidad, habrá un punto de inflexión.

El consumidor no debería buscar solo la belleza externa; debe averiguar la historia detrás de la prenda, y si no le gusta, no comprarla.

Las empresas que lo pongan de moda estarán dando una información que el consumidor quiere, que si ahora mismo no pide es porque ni siquiera se plantea todos los daños que puede causar, los impactos que puede causar lo que están consumiendo.

Cuando lo hagan varias marcas, cuando eso se empiece a hacer de una forma un poco más fuerte, más potente, seguro que arraigará.

Por último, ¿qué le dirías a un consumidor para convencerle de que debe apostar por la moda sostenible?

 Yo más que consejos o intentar convencer, le diría que disfrutase, no solo con el aspecto estético sino con la historia detrás de la prenda. Que no busque solo la belleza externa, sino que averigüe qué hay detrás de la prenda, y si no le gusta, no lo compre.

Al final, eso es lo que convence. Una vez que se empieza por este camino, no hay marcha atrás.

 

Otros artículos de Entrevista

Los comentarios de los lectores

20/11/2013 15:31:00
https://www.facebook.com/eko.naturtex Empresa Peruana enfocada a la Moda Ecológica
Eilyn

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies