Ambientum - Revista Ecotimes Especial Vehículos Eléctricos - Entrevista Fernando Sánchez López, director de la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas (ESET) en la Universidad CEU Cardenal Herrera (Valencia)

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes Especial Vehículos Eléctricos

La Entrevista

La Entrevista: Fernando Sánchez López, director de la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas (ESET) en la Universidad CEU Cardenal Herrera (Valencia)

"El objetivo del IDEA CEU Car es ser motor de innovación y referente tecnológico en eficiencia energética"

La Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia ha venido desarrollando en los últimos años un posicionamiento estratégico de especialización técnica mediante varios proyectos relacionados con la eficiencia energética y la sostenibilidad, tanto en el área de la construcción como en la movilidad, que han permitido reorientar su oferta académica y sus líneas de investigación hacia el sector de la energía. Entre estos proyectos se encuentra este prototipo de vehículo, el IDEA CEU Car, con pila de combustible de hidrógeno.

 

En 30 Segundos

Fernando Sánchez López es Doctor Ingeniero Industrial por la UPV, con Tesis doctoral con distinción de Doctorado Europeo. Posee un Máster en Diseño y Fabricación Integrada Asistidos por Computador CAD/CAM/CIM (UPV). También ha realizado un Máster en Gestión de Proyectos e Instalaciones Energéticas (ITE). Además, tiene un Doctorado en Ingeniería Mecánica y de Materiales y ha sido Responsable del Grupo de Investigación y Desarrollo de Tecnologías en Aplicaciones Energéticas (TecEner). Actualmente dirige diferentes investigaciones en el campo de tecnologías de materiales y fabricación en el ámbito energético, y cuenta con la Acreditación CVAEC en Ingeniería de los Procesos de Fabricación. Es también Profesor Agregado en Tecnologías Mecánicas y de la Producción y Director del Departamento de Ingeniería de la Edificación y Producción Industrial, además de Director de la Escuela Superior de Enseñanzas Técnicas y miembro del Consejo de Gobierno de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

Por Ambientum
redaccion@ambientum.com

Goretti sanchez

¿De dónde surgió la idea de fabricar el coche eléctrico con generador de hidrógeno? ¿Cómo fue el desarrollo del vehículo?

El rasgo más competitivo del IDEA CEU Car, que dio origen al desarrollo del prototipo, es su planta de potencia, en el que el hidrógeno presurizado, combinado con el aire genera la electricidad necesaria para circular sin ningún tipo de emisión contaminante, ya que el único residuo que se produce es agua. La ligereza de los materiales y la aerodinámica del diseño del coche permiten que sólo sea necesario generar una potencia de 22 a 50 vatios, similar al consumo de una simple bombilla, para lograr que el coche supere los 5.000 kilómetros de autonomía.

Además del trabajo en Ingeniería Mecánica, otra parte del equipo, dedicada al Modelado y la Simulación, trabajó en el desarrollo del material del chasis, que es una mezcla de resina epoxi y fibra de carbono, que da como resultado un material muy ligero, pero rígido y resistente. Gracias a la combinación de estos materiales, logramos rebajar el peso de la carrocería a tan sólo 9 kilos. De este modo el peso total del coche ronda los 30 kilos, con un diámetro de 58 centímetros.

También en la parte aerodinámica, para desarrollar la forma del chasis, los estudiantes e investigadores de Ingeniería de la Energía trabajaron en las fases iniciales del proyecto en un diseño similar al de una gota de agua, la forma aerodinámica más perfecta de la naturaleza. Esta forma, simple pero efectiva, ha permitido que el vehículo tenga un comportamiento en competición con una mínima resistencia al aire y el suficiente equilibrio de fuerzas aerodinámicas para su total estabilidad.

Nuestro reto para 2013 es explorar el uso de tecnologías de energía solar de forma híbrida con baterías eléctricas.

Todos los sensores para controlar los datos de consumo y eficiencia del vehículo y testar su funcionamiento en competición han sido desarrollados por otra parte del equipo: la integrada por estudiantes e investigadores de Ingeniería Informática.

Una vez diseñado el vehículo, llegaron las primeras pruebas aerodinámicas en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) y del propio prototipo, en el circuito Ricardo Tormo, en Cheste. Y después vinieron las competiciones.

El vehículo ha participado con éxito en Madrid Ecocity, en la Solar Race Región de Murcia y en la Shell Eco-marathon. ¿Cuáles son los próximos desafíos del IDEA CEU CAR? ¿Qué mejoras se han ido incorporando?

El equipo de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha desarrollado en los dos últimos años diferentes tecnologías en torno al uso eficiente de la energía en movilidad eléctrica. En el ámbito nacional hemos ganado dos años consecutivos la Solar Race Región de Murcia, en 2010 y 2011, y este año la Madrid Ecocity. En la competición más prestigiosa a nivel europeo, la Shell Eco-marathon, fuimos séptimos en 2010 y quintos en 2011 en la categoría de hidrógeno. Este año hemos quedado terceros en la categoría de eléctrico puro con baterías. En las tres ediciones hemos sido el coche español con la mejor marca en esta prueba internacional en la que participan más de 200 prototipos de todo el continente.

Nuestro reto para 2013 es explorar el uso de tecnologías de energía solar de forma híbrida con baterías eléctricas. En definitiva, el objetivo del proyecto del IDEA CEU Car es ser motor de innovación y referente tecnológico en eficiencia energética al nivel de las mejores universidades del continente.

¿Qué significado tiene para el equipo inventor del coche ganar estos desafíos?

A nivel académico, los resultados de éste y otros proyectos de investigación que la ESET lleva a cabo en el ámbito de la eficiencia energética, tanto en vehículos como en edificación, han llevado a la implantación en la Universidad CEU Cardenal Herrera de dos nuevas titulaciones: el grado en Ingeniería de la Energía y el Máster en Gestión de Proyectos e Instalaciones Energéticas, este último en colaboración con el Instituto Tecnológico de la Energía (ITE).

A nivel personal, especialmente para los estudiantes, la experiencia es doblemente motivadora: por un lado tienen la oportunidad de trabajar con profesionales de las entidades y empresas que colaboran en el proyecto: la Concejalía de Calidad Medioambiental del Ayuntamiento de Valencia y las empresas AirLiquide, Horizon Fuel Cells, Maxon, HAS, SEUR, Medavia y Talleres Xuquer, que han aportado materiales y logística para el desarrollo del prototipo y su participación en competiciones. Por otro lado, el trabajo en equipo, en proyectos reales y en competencia directa al nivel de universidades y centros de investigación que están a la vanguardia en Europa en el sector de la movilidad sostenible es una experiencia muy enriquecedora para el estudiante.

En la CEU-UCH buscamos innovar en la formación universitaria; aspiramos a que nuestros alumnos tengan experiencias formativas diferenciadoras y novedosas. Con la participación en este tipo de competiciones planteamos a estudiantes, profesores e investigadores retos de muy alto nivel científico y tecnológico que son desarrollados en grupo, integrando a empresas y profesionales y que son evaluados en competencia en condiciones reales de funcionamiento de máxima exigencia. El resultado es que todos los que tenemos la oportunidad de desarrollarlos, nos esforzamos con el máximo de implicación y tenemos una enorme recompensa intelectual y formativa que nos hace mejores personas y profesionales.

Por último, más que el beneficio económico, lo que valoramos de la participación en este tipo de competiciones desde la CEU-UCH es la proyección internacional de nuestras investigaciones y desarrollos, así como el contacto con el sector para que exista la necesaria transferencia tecnológica entre la Universidad y la empresa.

El desarrollo de este tipo de vehículos, ¿podría convertirse en un empleo en un futuro? ¿Hay expectativas de continuar la investigación en esa línea?

El ámbito de la energía condicionará el crecimiento socioeconómico y el desarrollo científico y tecnológico a escala nacional e internacional en las próximas décadas. El consumo de energía, así como el uso eficiente de los recursos disponibles, tanto los que provienen de fuentes de energía renovables como convencionales, constituyen un sector profesional en crecimiento, que actualmente lidera las tasas de creación de empleo con una alta demanda de especialistas.

Por eso, desde la Universidad CEU Cardenal Herrera trabajamos para liderar la especialización científica en un área de alta relevancia –la ingeniería energética y la sosteniblidad– a través de la creación o desarrollo de equipos en que se integren todos los actores implicados en la I+D+i con el propósito de contribuir a la formación de capital humano altamente cualificado y especializado con una clara vocación de servicio a la sociedad y el tejido empresarial.

Lo que pretendemos es que nuestros alumnos de hoy lideren el dinamismo tecnológico y profesional que deberá poseer la Comunidad Valenciana y España en el futuro.

El IDEA CEU Car, ¿podría llegar al mercado en el futuro?

La tecnología desarrollada en las áreas de la pila de combustible, la aerodinámica, los materiales y la tecnología informática sí son plenamente transferibles a la industria.

El IDEA CEU Car es un prototipo cuyo diseño no está pensado para trasladarse directamente al mercado automovilístico, como en el caso de los “urban concept”. Sin embargo, la tecnología desarrollada en las áreas de la pila de combustible, la aerodinámica, los materiales y la tecnología informática sí son plenamente transferibles a la industria y así lo estamos haciendo en colaboración con las empresas que apoyan este proyecto.

De hecho, en colaboración la empresa Medavia, la CEU-UCH esta desarrollando el sistema de propulsión basado en pila de combustible del IDEA CEU Car al primer vehículo aéreo no tripulado (VANT) alimentado por hidrógeno. Este mini avión, con un peso inferior a 25 kilopondios, una autonomía mayor de 30 horas y un alcance superior a 4.000 kilómetros, mejora en eficiencia la tecnología de este tipo de aeronaves, además de reducir sensiblemente la emisión de residuos contaminantes. Se trata de aeronaves que pueden emplearse tanto para fines científicos y meteorológicos, como para la localización de objetos, en zonas donde la utilización de un avión tripulado o un helicóptero puede ser potencialmente peligrosa para un piloto. Para el desarrollo de esta primera experiencia de transferencia tecnológica del IDEA CEU Car al sector aeronáutico, en este caso, se ha contado con la ayuda y colaboración del IMPIVA, así como del Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial INTA.

 

Otros artículos de Entrevista

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies