Ambientum - Revista Ecotimes Especial Verano - Las empresas responsables con el medio ambiente gastan menos en el tratamiento de residuos

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Especial Verano

General

Artículo

Las empresas responsables con el medio ambiente gastan menos en el tratamiento de residuos

Por María José Balaguer,
especialista en Gestión de Residuos de Expense Reduction Analysts
redaccion@ambientum.com

Un estudio realizado por Expense Reduction Analysts sobre los proyectos que ha emprendido en Gestión de Residuos en 50 empresas europeas pone de manifiesto el ahorro de costes de esta necesaria actuación, mediante la implementación de prácticas medioambientales responsables. Estas compañías pertenecen a los sectores del metal (29%), químico (24%), sanitario (24%), farmacéutico (12%) y alimentación (12%).

En el 94% de los casos analizados se logró una reducción de costes en la gestión de los residuos y la mayoría de las empresas (el 41%) obtuvo ahorros de entre el 20% y el 40% en los gastos generados por desechar sus residuos.

Algunos residuos pueden generar ingresos al ser reutilizados como materia prima.

Es un dato llamativo el porcentaje del 6% de compañías analizadas que revirtieron el coste para convertirlo en un ingreso. Concretamente, fueron empresas que valorizaron sus residuos, bien empleándolos como materia prima y ahorrando en la compra de la misma, bien vendiéndolos a terceros que los reutilizaban.

Esta reconversión de los desechos en materia prima minimiza el impacto medioambiental por una doble vía: menos residuos depositados en el medio ambiente y menor consumo de recursos naturales para la obtención de las materias primas.



Ahorro conseguido en gestión de residuos en las empresas que implementaron el proyecto.

Las principales fuentes de ahorro las encontramos en el cambio del tratamiento que se hacía de los residuos (41%) y en la adecuación de los proveedores a las necesidades de la empresa (35%). Contrariamente a lo que pudiese pensarse, la negociación de los precios ha influido decididamente solo en el 18% de los casos de ahorro.

En la práctica totalidad de las empresas analizadas se combinaron varias de estas soluciones para maximizar el ahorro. Centrándonos en estas vías, el cambio de las operaciones de tratamiento a las que se someten los residuos es la más rentable de ellas en las empresas analizadas, siendo fuente de ahorro en el 41% de los casos.

La legislación vigente establece una jerarquía para el tratamiento de los residuos, priorizando los tratamientos con menor impacto ambiental. Este orden jerárquico generalmente coincide con las vías más económicas, pues en muchos casos los residuos pueden ser valorizados y tener una segunda oportunidad.

En el 27% de los casos, las empresas generaban intrínsecamente a su proceso productos no deseados que consideraban residuos, pero que en realidad eran subproductos, pues podían ser utilizados directamente por otras empresas como materia prima.

La mayor fuente de ahorro pasa por un cambio en el tratamiento de los residuos.

En otros casos, esos productos no deseados podían también ser utilizados por terceros, sometiéndolos a unos procesos previos más o menos complejos. Aquí los residuos se han recuperado y/o valorizado materialmente.

Cuando el residuo se utiliza para la generación de combustible, nos encontramos frente a una valorización energética, que ocupó el 18% de los casos de cambio de tratamiento. El restante 18%, aunque no pudo aprovechar los residuos, cambió los tratamientos aplicados a los residuos por otros con menor impacto ambiental.

La adecuación de los proveedores es también una fuente importante de ahorro, en el 35% de los casos analizados. Acudir al proveedor adecuado depende de las necesidades de la empresa.

En algunos casos, se optimizó buscando gestores especialistas por tipo de residuo y en otros casos, por el contrario, interesó integrar todos los residuos en un proveedor único para optimizar las cuestiones administrativas.

La tercera de las fuentes de ahorro, utilizada en un 29% de los casos, es la minimización en origen. En este caso, se trata de generar menos cantidad de residuo actuando dentro de la propia empresa. El efecto sobre el impacto ambiental de esta vía es claro.

Por un lado, el ajuste de los procesos productivos puede incidir en la reducción de las cantidades de residuos generadas. Este punto conlleva, por lo general, un doble ahorro: en la gestión de residuos y en el consumo de materias primas. Esta actuación requiere una fuerte implicación del departamento de fabricación y, en muchos casos, es necesario realizar inversiones.

Otra forma de reducir la cantidad de residuos es aprovecharlos internamente. Las mismas consideraciones que hemos hecho para los subproductos y la valorización material y energética son válidas para un aprovechamiento en la propia empresa.

Por último, en función de la actividad de la empresa, hay ciertos residuos a los que se puede aplicar un pretratamiento interno y, de esta manera, reducir su cantidad.

La segregación en origen también es una vía interesante de ahorro y se aplica en un 24% de los casos. El primer paso para un posible aprovechamiento de los residuos es su segregación. Separar los residuos suele ser más sencillo si lo realiza la propia empresa durante el proceso productivo. En caso de que lo realice el gestor tendrá una repercusión económica directa.

Esta vía, unida a la selección del proveedor y el cambio de tratamiento, puede ser una de las más eficientes tanto medioambiental como económicamente. En ocasiones, ciertos tipos de segregación, a priori sin importancia, son determinantes en la valorización de un material.

Por último, la optimización logística se aplica para reducir, en un 24% de los casos, los costes de transporte de los residuos hasta las instalaciones del gestor. El factor distancia es fundamental y se controla a través de la selección del proveedor.

El otro factor sobre que tuvo influencia es la adecuación de los flujos logísticos. Las soluciones que aportaron una reducción drástica en este sentido afectaron a las instalaciones y requirieron de inversiones en la empresa.

Aunque en menor medida, esta vía también reduce el impacto ambiental al reducir la generación de CO2 y el consumo de combustibles fósiles durante el transporte.

Los comentarios de los lectores

27/06/2013 14:58:12
es lo peor que e visto
johan steven molina

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies