Ambientum - Revista Ecotimes Especial Energía - Daniel Nocera ¿el Tesla del siglo XXI?

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Especial Energia

Energía

Artículo

Daniel Nocera ¿el Tesla del siglo XXI?

Estamos en plena progreso de las energías renovables, hay estudios que dicen que podríamos llegar al 100% de generación en el 2050,  pero aún hay que resolver el problema de almacenar la energía eléctrica. ¿Será el sistema propuesto por Daniel Nocera el invento que estamos esperando?

Por Txema Campillo
uncuartodeambiente.es
redaccion@ambientum.com

Daniel Nocera

A finales del siglo XIX y principios del XX se estaba produciendo una gran revolución en cuanto a generación y aprovechamiento de la energía eléctrica. De todos los hombres que forman parte de esta pequeña (por lo reciente) historia, hay uno que destaca o debería destacar por encima de todos: Nikola Tesla. Este serbo-estadounidense fue el inventor del motor de corriente alterna, pieza fundamental de las turbinas usadas en las centrales, y fue el primero capaz de aprovechar la fuerza de la naturaleza para la generación de energía eléctrica cuando logró domeñar las cataratas del Niagara. También demostró la superioridad de la corriente alterna sobre la continua en cuando a transmisión de la electricidad se refiere.

Actualmente, las energías renovables están en una situación similar al auge de la energía eléctrica hace 120 años, pero aún tienen que superar su gran hándicap: no pueden ser almacenadas. Es cierto que se pueden usar baterías, pero en vista de la capacidad de las baterías de nuestros móviles y de la lentitud con la que crecen no parece que sea una solución muy cercana a día de hoy.

Del sol a la química

El gran hándicap de las renovables es su imposibilidad de almacenamiento.

En agosto de 2008, el químico del Massachusets Institute of Technology, el famoso MIT, Dan Nocera, junto a uno de sus becarios postdoc Matthew Kanan, publicaron un artículo en la revista Science anunciando que habían conseguido aumentar de forma espectacular el rendimiento de los procesos de hidrólisis, añadiéndole a ésta un catalizador de fosfato de cobalto y la energía eléctrica procedente de unas placas fotovoltaicas, aunque podrían servir otras fuentes renovables. La cuestión era generar una pequeña corriente. Los gases producidos, obviamente O2 y H2, pueden ser usados con posterioridad en una pila de combustible. Esto es posible conseguirlo ahora, pero la inversión energética necesaria para romper el agua es mayor que la obtenida al volver a recomponerla, y los catalizadores son bastante contaminantes.

Daniel Nocera comenzó a investigar los procesos de fotosíntesis apoyado por los fondos del proyecto ARPA-E, la versión civil del militar DARPA, el mayor programa de I+D del gobierno de Estados Unidos. La idea de partida era investigar cómo se podría almacena la energía solar en forma de energía química, y ¿hay  mejores especialistas en esto que las plantas? Nocera y su grupo de investigación, el Nocera Lab, ya han realizado numerosos avances en este campo de la fotosíntesis artificial con numerosos artículos publicados en Science.

La “hoja artificial” sólo necesita la luz solar para producir la hidrólisis.

La “hoja artificial”

hoja artificial

El pasado mes de marzo, anunciaron que estaban en disposición de presentar un invento revolucionario: una hoja artificial que realizaba la hidrólisis de forma autónoma. Y no pasaron ni seis meses cuando presentaron una tarjeta del tamaño de una carta de baraja compuesta de silicio, níquel, fosfato de cobalto y otros catalizadores con los que están trabajando. El funcionamiento de la “hoja artificial” es simplemente espectacular: sumergida en agua y expuesta a la luz solar comienza a generar oxígeno por un lado e hidrógeno por otro. El proyecto cuenta con el apoyo del Grupo Tata, que está comenzado su distribución por la India. La idea es comprobar cómo funciona en un país en vías de desarrollo antes de dar el salto a países con una mayor demanda energética.

Si los diversos proyectos del Nocera Lab salen adelante, no sólo estaremos en posesión de una fuente ilimitada y barata (aunque por ahora de aplicación domestica) de energía, sino que servirá para acallar a todos los “conspiranoicos” que sostienen la hipótesis de que las petroleras tratan de frenar el avance de nuevas formas de obtención de energía eléctrica por cualquier medio. ¿Será Daniel Nocera el “nuevo Tesla” que venga a revolucionar la energía un siglo después? El cree que será una tecnología completamente madura a finales de esta década. Quizá en 2015 estemos hablando de Daniel Nocera, el ganador del premio Nobel que se le negó a Nikola Tesla.

Fuente foto Daniel Nocera: http://www.flickr.com/photos/poptech/

Otros artículos de Energía
D:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\revista\2011\noviembre\Daniel-Nocera-Tesla-siglo-XXI.asp
C:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\
0
http://www.ambientum.com//revista/2011/noviembre/Daniel-Nocera-Tesla-siglo-XXI.asp?id=1263

Los comentarios de los lectores

11/02/2015 22:54:29
soy una conspiranoica. y por eso te pido que te informes mejor antes de escribir. cuántas generaciones de conspiranoicos y sus contrarios amebas sin cerebro se perdieron los beneficios de los descubrimientos de lesa y quiénes pararon eso? y es tan difícil de comprobar que el capital se moverá siempre adonde esté el mayor lucro?
Ana Lía Pujato
11/02/2015 22:57:00
fe de erratas: donde dice lesa es tesla
Ana Lía Pujato

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies