Ambientum - Revista Ecotimes Mayo - Residuos, algo más que basura

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Mayo

Suelos y Residuos

Artículo

Residuos, algo más que basura

Por Fco. Javier Molina García
redaccion@ambientum.com

margarita en vertedero

Los desechos que se tiran a la basura pueden no sólo suponen un problema medioambiental, también pueden aportar soluciones. En los últimos tiempos, se han puesto en marcha desde distintos ámbitos iniciativas que muestra que el aprovechamiento energético de los residuos a través de su valorización es, además de una realidad, una necesidad.

Valorización de los residuos

La Ley 10/1998 de 21 de abril de Residuos define la “valorización” de los residuos como “todo procedimiento que permita el aprovechamiento de los recursos contenidos en los residuos sin poner en peligro la salud humana y sin utilizar métodos que puedan causar perjuicios al medio ambiente”. Esto es precisamente el objetivo de los múltiples programas de reutilización de los desechos que suelen acabar en un vertedero: como se verá a continuación, es posible sacarles mucho más partido.

Entre los desperdicios hay muchos materiales que pueden volver a ser usados

Una de las ventajas principales de la reutilización de los residuos es la reducción del impacto ambiental de los mencionados vertederos, donde se depositan los desechos sin valorar sus posibles efectos a largo plazo. En la actualidad, estos emplazamientos suponen un problema a tener en cuenta por los amplios espacios que requieren, las emisiones a la atmósfera, el riesgo de explosiones, etc.

Entre estas inconveniencias se sitúa un tema importante: la presencia entre los desperdicios de muchos materiales que pueden volver a ser usados. Porque es posible aprovechar una gran parte de estas basuras para convertirla en materias primas útiles, como puede ser el gasóleo, el biogás, la electricidad o los materiales reciclados y compostados.

latas

En la II Conferencia Internacional sobre la Obtención de Energía a partir de Residuos y Biomasa, celebrada en Madrid en octubre de 2007, se llegó a la conclusión de que en un plazo de 10 años los residuos podían aportar el 8% de toda la energía consumida en España. Asimismo, en su III edición, que tuvo lugar en octubre del año pasado, el director del área de Energías Renovables del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Jaume Margarit, se refería a la utilización energética de los residuos en nuestro país, asegurando que “España tiene una tasa de vertedero del 57%, lo cual todavía da un margen muy amplio para utilizar otros métodos”.

Algunas técnicas

Existen variados ejemplos en los que los residuos son considerados mucho más que basura, entre ellos destaca el proyecto español Probiogás (2007-2011), cuyo objetivo es el desarrollo de modelos sostenibles de producción y uso de biogás y su aplicación práctica. El sistema se basa en el tratamiento de los residuos orgánicos mediante la biometanización o digestión anaerobia, que permite, en ausencia de oxígeno y por medio de un grupo de bacterias específicas, que la materia orgánica se degrade en una serie de productos gaseosos, el biogás, constituido por metano y dióxido de carbono. Asimismo, la co-digestión posibilita el tratamiento de mezclas de residuos para optimizar la producción energética.

La Universidad de Cádiz busca potenciar la generación de hidrógeno a partir de residuos orgánicos

Por otro lado, la Universidad de Cádiz, junto a varias empresas, busca potenciar la generación de hidrógeno a partir de residuos orgánicos, también a través de técnicas de tratamiento biológico anaerobio. Al ser considerado por muchos el combustible del futuro, no debería extrañar que obtener hidrógeno sea otro de los objetivos de la valorización de los residuos.

Fuera de nuestras fronteras, en México, hace unas semanas aparecía la noticia del desarrollo de una tecnología para convertir basura orgánica en hidrógeno, metano y enzimas, usando una misma materia prima y en el mismo proceso. Uno de los intereses destacables de esta información es el total de basura producido diariamente en el país azteca: 102.000 toneladas diarias, de las que un 60% podría ser utilizado para generar sustratos útiles para la industria.

latas

La ciudad canadiense de Ottawa cuenta con una técnica en funcionamiento para este reciclaje de residuos: la conversión de materiales como plásticos, electrodomésticos o desechos industriales y químicos, tras un proceso de gasificación por plasma, en un gas sintético de importante poder calorífico. La planta que lleva a cabo este proceso gestiona alrededor de 100 toneladas de residuos al día y lleva en actividad desde mediados de 2008.

Otro ejemplo reciente se dio el pasado mes de marzo, cuando era inaugurada en Cañete de las Torres (Córdoba) la primera planta industrial del sistema Kurata. Este proceso utiliza el residuo de orujillo (desecho de la aceituna) para la obtención de biocombustibles.

Al tirar la basura no solamente se desecha basura: contiene materiales que pueden volver al ciclo de la actividad humana, aportando un valor que no puede ser ignorado en una sociedad avanzada y energéticamente eficiente.

Otros artículos de Suelos y Residuos
  • Compártelo
  • Delicious
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Reporter MSN
  • Technorati
  • Wikio
  • Yahoo

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies