Ambientum - Revista Ecotimes Febrero - LOTOFPEL y el ecosistema pelágico

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Febrero

Flora y Fauna

Artículo

LOTOFPEL y el ecosistema pelágico

Por María J.P. Fuentes
redaccion@ambientum.com

A principios de año se anunció que investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO) estudiarán la dinámica de las poblaciones de sardina, anchoa, caballa y chicharro en la plataforma continental española del norte de la Península Ibérica.

Este nuevo estudio sobre las poblaciones de peces pelágicos se engloba en una serie de campañas similares que se desarrollan desde 1983. Entre ellas, cabe destacar la llevada a cabo en 2009, cuando el IEO puso en marcha la campaña “Pelacus0409”. A través de esta campaña se analizó la distribución y abundancia de distintas especies en la plataforma continental desde el Norte de Portugal hasta Francia.

La diferencia de este nuevo proyecto, denominado LOTOFPEL, con respecto a sus predecesores, es que éste se hará bajo un punto de vista global. Su objetivo es el estudio integrado y multidisciplinar del ecosistema pelágico, desde la composición y estructura del plancton hasta la abundancia y distribución de las poblaciones de sus depredadores.

Sardinas y boquerones

LOTOFPEL analizará el medio pelágico desde un punto de vista global.

En el caso de las costas de la Península Ibérica, la diversidad marina es notable por los numerosos grupos tanto de vertebrados como invertebrados. En España, hasta los años 60 la especie pelágica más cotizada era la sardina, hasta que el boquerón comenzó a cotizarse al alza de forma que en 1962 su precio igualó al de la sardina. A partir de los años setenta, el precio del boquerón se incrementó notablemente, razón por la que actualmente es la especie a la que las flotas dedican mayor esfuerzo.

Las sardinas pueden vivir hasta 8 años y alcanzar unos 25 cm de longitud, siendo las razas de aguas frías las más grandes y longevas. El período de mayor abundancia de este pez pelágico se inició en 1974, hasta alcanzar un máximo histórico de 2,6 millones de toneladas en 1985, cifra que ha ido descendiendo hasta hoy. Gracias a recientes estudios, se sabe que las sardinas se desplazan en ascenso desde aguas más profundas en función del calentamiento del agua. En el caso de la Península, comienza por el sur del golfo de Vizcaya siguiendo hacia las costas francesas del Norte y, en verano, hacia el sur de las Islas Británicas.

Expertos opinan que la gestión pesquera de la segunda mitad del siglo XX ha fracasado.

Pero, quizás, la pesquería de más interés para España es la de la anchoa en el Cantábrico, con frecuencia prohibida por decreto desde Bruselas debido al pésimo estado de sus reservas.

Nuevos modelos de gestión pesquera

Por este motivo, la gestión pesquera referente a estas especies pelágicas es otro de los temas centrales de investigación en el proyecto LOTOFPEL. Y es que el debate sobre el estado de los stocks pesqueros y la eficacia de su gestión se ha incorporado como un elemento más a la creciente preocupación global sobre la situación ambiental del planeta. Son muchos los expertos que opinan que la gestión pesquera que se ha desarrollado en la segunda mitad del siglo XX ha fracasado y como consecuencia, se reclama un cambio radical de paradigma.

Científicos y expertos buscan generar conocimientos fundamentales para poder aplicar una gestión de las pesquerías que tenga en cuenta la dinámica del ecosistema en su conjunto, lo que se denomina “enfoque ecosistémico”. Este nuevo modelo opta por un cambio de la percepción internacional para que el desarrollo sostenible, la conservación y la distribución justa y equitativa de los beneficios obtenidos de los recursos genéticos formen parte de las políticas que afecten al medio marino.

El IEO lleva años estudiando las variaciones a largo plazo del ecosistema pelágico

El IEO lleva años estudiando las variaciones a largo plazo del ecosistema pelágico, fundamental para los nuevos modelos de gestión pesquera. Así, debemos subrayar la importancia de la creación en España del área marina de 'El Cachucho' y los proyectos para la creación de otras zonas marinas protegidas: el cañón de Avilés, el banco de Galicia y el golfo de Cádiz. Con estas iniciativas se persigue cumplir el compromiso de España en la aplicación de la Directiva Marco sobre Estrategia Marina Europea y alcanzar el buen estado ambiental del medio marino en 2020. Para ello se ha desarrollado el Proyecto de Ley de Protección del Medio Marino.

El proyecto LOTOFPEL cuenta con un presupuesto de 125.000 € para tres años. El investigador principal es Rafael González-Quirós, del Centro Oceanográfico de Gijón y cuenta con la participación de otros 12 investigadores del IEO, además de la colaboración de un climatólogo de la Scripps Institution of Oceanography, una de las instituciones más prestigiosas del mundo en investigación marina y la segunda más antigua de EEUU.

Otros artículos de Biodiversidad
  • Compártelo
  • Delicious
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Reporter MSN
  • Technorati
  • Wikio
  • Yahoo
D:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\revista\2011\febrero\LOTOFPEL-ecosistema-pelagico.asp
C:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\
0
http://www.ambientum.com//revista/2011/febrero/LOTOFPEL-ecosistema-pelagico.asp?id=1182

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies