Ambientum - Revista Ecotimes Mayo - La industria solar termoeléctrica española inicia el despegue

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Mayo

Energia

Artículo

La industria solar termoeléctrica española inicia el despegue

Por Luis Crespo,
Secretario General de Protermosolar
redaccion@ambientum.com

planta termosolar de acciona

Planta de ACCIONA en Alvarado, Badajoz

La electricidad termosolar imprescindible en el sistema eléctrico del futuro

La energía termosolar comienza a despegar con fuerza. Las características tecnológicas de esta energía, unidas al importante esfuerzo inversor de los últimos años, sitúan a la termosolar como pieza clave en la reducción de la dependencia energética que sufre España, posicionándola como una tecnología energética imprescindible y muy relevante en el mix energético de los próximos años.

La termosolar es la única tecnología, junto a la biomasa, que puede contribuir a la estabilidad de la red eléctrica gracias al aporte inercial que proporciona y tiene una capacidad de seguimiento de la demanda mediante el almacenamiento o la hibridación, los que permiten gestionar su producción según las necesidades del sistema eléctrico. En el país de mayor radiación solar de Europa, la termosolar es la tecnología renovable con mayor potencial de crecimiento.

En la actualidad, en España ya existen diez centrales en funcionamiento con una potencia instalada de 382 MW. -Andalucía (6), Extremadura (2) Castilla-La Mancha (1) Murcia (1)-. Otras 16 instalaciones, en las que se estima una potencia de 718 MW, se encuentran en fase de construcción avanzada y podrán entrar en operación en los próximos meses. Asimismo, 34 nuevas centrales, que totalizan 1.372MW, han sido inscritas en el registro de preasignación previsto para 2013 --publicado por el Ministerio de Industria—, algunas de las cuales ya han iniciado su construcción

22 millones de euros fueron destinados a centrales termosolares.

La inversión realizada por las empresas para la puesta en funcionamiento de centrales termosolares  asciende ya a cerca de 2.500 millones de euros y rondará los 15.000 millones de euros acumulados en 2013, cuando se hayan conectado a la red los 2.500 MW a los que se aplicará el sistema retributivo actual. Para esa fecha operarán en España un total de 60 plantas termosolares de diferentes tecnologías y tamaños.

Oportunidades competitivas para España

El marco regulador y el impulso europeo a las fuentes renovables pueden dar a España nuevas oportunidades competitivas, en concreto, las que se crean a partir del Mecanismo de Transferencia Estadística de Energía Renovables 2009/28/CE y del Plan Solar Mediterráneo.

sanlucar la mayor

Solúcar de Abengoa, Sanlúcar la mayor, Sevilla

Por una parte, el Mecanismo de Transferencia Estadística de Energía Renovables 2009/28/CE permitirá a España albergar nuevos proyectos con apoyos económicos exteriores de aquellos países con déficit de fuentes renovables. La normativa contempla la posibilidad del "intercambio estadístico de cantidades determinadas de energía procedente de fuentes renovables de un Estado miembro a otro", restándolo en el emisor y apuntándolo en el receptor para el cumplimiento de sus objetivos. España podría situarse a la cabeza de la exportación energética verde, si cuando se acerque la fecha de 2020 los países europeos tienen necesidad de utilizar los mecanismos de flexibilidad para el cumplimento de sus objetivos vinculantes

Por otra parte, el Plan Solar Mediterráneo, proyecto que pretende afrontar el desarrollo sostenible ante el previsible incremento de la demanda energética en la región Euro-Mediterránea y a la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El plan tiene por objeto la instalación de plantas de energías renovables -mayoritariamente termosolares- en los países del norte de África con una potencia total acumulada de 20.000 MW para 2020.

El Plan Solar Mediterráneo permitirá reforzar el liderazgo tecnológico de la industria española, ya reconocido por las principales potencias en inversión en energía verde, que ya han confiado en empresas nacionales para desarrollar proyectos en su territorio.

La retribución a las centrales termosolares: una inversión para asegurar el futuro

El impulso a las energías renovables se ha materializado por parte del Gobierno a través del actual sistema de retribuciones para las instalaciones de producción eléctrica en régimen especial, lo que ha permitido afrontar las fuertes inversiones que requiere la instalación de plantas de renovables.

En España ya existen diez centrales en funcionamiento

La energía termosolar, que aporta estabilidad y gestionabilidad a la red y que permitirá a España aprovechar la oportunidad histórica que le brinda su indiscutido liderazgo tecnológico, es además, una de las energías que menos peso tiene en el reparto de primas a las renovables.

La termosolar, debido a que el marco retributivo que permitió su desarrollo es mucho más reciente que el de otras tecnologías renovables como la eólica, la fotovoltaica y la biomasa, ha recibido muy pocos apoyos hasta la fecha. De hecho, de los 4.600 millones de euros que recibieron las renovables en 2009, tan sólo 22 millones de euros fueron destinados a las centrales termosolares -un 0,2% del total-, según la última información publicada por la CNE.

Unos beneficios incuestionables

Desde el punto de vista macroeconómico, la aportación de las energías renovables es muy superior a las primas que reciben. Mientras que las primas ascendieron a 2.600 millones de euros en 2008, la generación de energía renovable ha permitido que se ahorraran 2.725 millones de euros en importaciones de petróleo, se generará una aportación positiva a la balanza comercial de 1.230 millones de euros, se evitaran emisiones de CO2 por valor de 500 millones de euros y las empresas de renovables ingresarán 400 millones de euros de impuestos en Hacienda.

Estos beneficios macroeconómicos tienen un impacto de reducción del déficit público y de mejora del PIB que acaban repercutiendo en toda la sociedad. El impacto en el empleo es también muy significativo. En 2008 los empleos directos en el sector fueron 75.500 y el total 121.000, diez veces superior al sector del carbón que recibe un apoyo económico equivalente.

En el caso de la termosolar esos beneficios macroeconómicos son especialmente destacables ya que los empleos-equivalentes-año directos para todo el ciclo de fabricación de componentes, ingeniería y construcción son 5.000 por cada planta de 50 MW siendo cerca del  80% de la cadena de valor completa suministrado por empresas españolas.

  • Compártelo
  • Delicious
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Reporter MSN
  • Technorati
  • Wikio
  • Yahoo

Los comentarios de los lectores

14/06/2010 12:33:29
Pink, para Paco
Lorena

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies