Ambientum - Revista Ecotimes Julio - Vivir sostenido

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Julio

General

Artículo

Vivir sostenido

Por Alfonso Sáenz
redaccion@ambientum.com

solar

Detalle de una placa fotovoltaica sobre el tejado de
una casa. Según el CTE, es obligatorio incorporarlas
en los edificios de nueva construcción.

La noche había sido tórrida. Afortunadamente los 60 cm de espesor de los muros de mi vivienda la protegen del calor exterior. La algarabía nocturna provocada por la celebración del título Mundial de la Selección Española de fútbol no había perturbado mi sueño, gracias al aislamiento acústico que proporcionan dichos muros, y había dormido toda la noche a pierna suelta. La eficiente ventilación de mi casa, en parte favorecida por su chimenea solar,  consigue que el aire circule a una temperatura más fresca que la del exterior, adaptándose perfectamente al cálido clima de mi ciudad.

Me levanto y caliento mi tazón de leche en el microondas que, al igual que todos los electrodomésticos de mi hogar, funciona gracias a la energía que proporcionan un panel fotovoltaico y un pequeño generador eólico que se encuentran instalados en el tejado. Abro el grifo de la ducha y el agua tibia, en parte recogida de la lluvia y calentada  por la luz del sol, comienza a salir; cuando ésta cae por el sumidero inmediatamente es recirculada y  finalmente vertida a una laguna habitada por cientos de plantas macrofitas que se ocupan de depurarla. Termino mi desayuno y arrojo los residuos por separado en los diferentes contenedores; con los orgánicos se está generando un magnífico compost que abonará mi jardín.

La chimenea solar

Se trata de un conducto, generalmente pintado de negro, que se ubica en el tejado de las casas.

Cuando el sol calienta la chimenea se genera una corriente ascendente de aire en su interior que facilita la salida de éste, favoreciendo la ventilación natural dentro de la casa y rebajando la temperatura de ésta respecto a la del exterior.

chimenea solar

La vivienda está construida íntegramente por materiales reciclados o reutilizados, de bajo contenido energético y que no generan gases de efecto invernadero. Vivo en una casa ecológica y energéticamente autosuficiente.

El pasado mes de junio tuvo lugar en Madrid Solar Decathlon Europe, la competición más importante a nivel mundial de arquitectura sostenible y eficiencia energética, que por primera vez se ha celebrado en Europa tras cuatro ediciones en EEUU. Solar Decathlon recibe a universidades de todo el mundo y  premia al grupo de trabajo que realice la casa que, funcionando únicamente con energía solar, sea más eficiente energéticamente que sus competidoras. Los 17 equipos participantes, que construyeron sus viviendas en un recinto llamado Villa Solar, ubicado en la ribera del río Manzanares, tras los 10 días de concurso habían generado casi el triple de energía de la que habían consumido. Esta experiencia demuestra que es posible construir casas que, sin sacrificar el confort o la habitabilidad, sean económicas, ecológicas y energéticamente eficientes. Estas son las premisas de la arquitectura sostenible, sustentable o eco-arquitectura.

Imagen del Parque
Empresarial Alvento,
en Madrid. Se trata de
una de las pocas obras
en España que tiene
el certificado LEED.

El término arquitectura sostenible proviene del concepto de desarrollo sostenible que el primer ministro noruego Gro Brundtland introdujo en el informe Nuestro futuro común,  presentado en la 42ª sesión de las Naciones Unidas en 1987, entendiendo como sostenible un “desarrollo que permite satisfacer las necesidades de las generaciones del presente sin hipotecar el futuro de las generaciones venideras”. Teniendo en cuenta los datos del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía) y el Institut Cerdà, según los cuales el sector de la vivienda y el de los servicios absorben en la Comunidad Europea más del 40% del consumo energético total, la arquitectura se ha visto en la necesidad de adaptarse a las circunstancias y contribuir a la citada sostenibilidad mediante un cambio, o una evolución, en sus doctrinas y actuaciones.

“El sector de la vivienda y el de los servicios absorben en la Comunidad Europea más del 40% del consumo energético total”

La arquitectura sostenible se basa en la optimización de recursos y  materiales, en la disminución de residuos, emisiones y consumo energético, en el uso de energía renovable, en la mejora de la calidad de vida y la salud y en la reducción del precio de la construcción y del mantenimiento del edificio. En los últimos tiempos la normativa vigente está comenzando a establecer normas y estándares que definen las líneas de actuación que un proyecto arquitectónico debe seguir para respetar al medio ambiente y adaptarse a los nuevos compromisos.

"El término sostenible indica lo que es ecológico, y tiene poco que hacer con conceptos como progreso, modernidad, ideología, creatividad, industria o economía".

El protocolo de Kyoto, en vigor desde 2005, definió entre todos los países firmantes el acuerdo de rebajar las emisiones de los gases que provocan el efecto invernadero en un 5% para 2012 con respecto a las existentes en 1990. La Unión Europea, como abanderada y signataria de este acuerdo, se ha visto obligada a revisar la normativa de la construcción en base a Kyoto. Algunos de los instrumentos legales adaptados a la lucha contra el cambio climático son la Directiva 2002/91/CE, destinada a reducir las emisiones de CO2 a través de la mejora de la eficiencia energética. Esta directiva europea es responsable de que los edificios de nueva construcción deban poseer una Certificación energética. El certificado estadounidense LEED, extendido a todo el mundo establece una serie de normas sobre el uso de energías alternativas en la elaboración de edificios, haciendo hincapié en la eficiencia energética de los mismos. En España, el CTE (Código Técnico de la Edificación) regula las exigencias principales que deben reunir los edificios, marcando un claro compromiso con el medio ambiente.

foster

El City Hall de Londres,
de Norman Foster, está diseñado
para absorber la máxima radición
solar directa y aprovechar el efecto
invernadero en el interior del
edificio, ya que allí el nivel de
radiación solar es muy bajo.

Para la arquitecta Belinda Tato, del estudio Ecosistema Urbano, "la arquitectura en el futuro debe ser más sensata, más inteligente y más eficiente sin dar la espalda, ni mucho menos, a la calidad, que debe ser mayor. La crisis actual no sólo es económica, sino ecológica, de pensamiento y de recursos; y también afecta a la arquitectura y a su manera de actuar frente al medio ambiente y las personas que viven en él". En Ecosistema Urbano se ocupan de tres aspectos fundamentales: el medio ambiente y los recursos que participan en el proyecto, la eficiencia del mismo y el usuario al que va dirigido. Todos estos elementos se reúnen en su obra el Ecobulevar de Vallecas: uno de los proyectos de mayor relevancia de este estudio de arquitectura madrileño. Se trata de una intervención espacial innovadora en un espacio público, tanto en diseño como en su comportamiento respecto al medio ambiente y los usuarios. El Ecobulevar actúa como un árbol  y genera en su interior un ambiente agradable reduciendo la temperatura y aumentando el confort. Además, esta obra usa íntegramente materiales y tecnología ya existente, a pesar de la aparente complejidad y es capaz de generar sus propias demandas energéticas. Es todo un ejemplo de arquitectura energéticamente eficiente.

Según palabras del especialista en viviendas sostenibles, Luis de Garrido, "El arquitecto puede incluso superar a la naturaleza, pero para eso debe conocerla, interiorizarla y amarla con toda su alma". De Garrido ha querido mostrar su visión a largo plazo de la arquitectura en el proyecto Vivienda del futuro. El español también trata la crisis económica, así como el descenso en la población. En este aspecto, Luis de Garrido asume que "cada vez se construirá menos y lo mejor que se puede hacer es rehabilitar y actualizar las construcciones ya realizadas, ya que la mayoría de la gente vivirá en los mismos pisos en los que vivimos en la actualidad". Es por ello por lo que en lo que hay que centrarse es en mejorar las casas ya existentes. El arquitecto valenciano trata las obras arquitectónicas como naturalezas artificiales y como tales es preciso modelar las reglas ecológicas que han de definirlas para así garantizar el bienestar del hombre y su correcta integración en la naturaleza.

ecobulevar

Imagen del Ecobulevar
de Vallecas, de Ecosistema
Urbano

Existen otras formas de arquitectura que también respetan al medio ambiente, pero sin atender a las nuevas tecnologías, sino echando la vista atrás y fijándose en la manera clásica de hacer edificios. Uno de los máximos exponentes de esta corriente es Léon Krier. El arquitecto luxemburgués, nacido en 1946 y considerado como tradicionalista y protagonista del movimiento posmoderno, piensa que la vuelta al modo clásico de hacer edificios es la mejor manera para que la arquitectura sea realmente ecológica. Krier, por ejemplo, recurre a la piedra de canteras cercanas para evitar transportes de materiales que impliquen un excesivo gasto energético. La opinión del luxemburgués respecto a la compatibilidad del progreso y el desarrollo económico se plasma en su aportación a la Conferencia Internacional sobre Nueva Arquitectura y Urbanismo. Desarrollo de las tradiciones en la India, celebrada en Nueva Delhi en 2007, donde expone que "El término sostenible indica lo que es ecológico, y tiene poco que hacer con conceptos como progreso, modernidad, ideología, creatividad, industria o economía".

"La arquitectura en el futuro debe ser más sensata, más inteligente y más eficiente sin dar la espalda, ni mucho menos, a la calidad”

Aparte de los ya mencionados, existe un gran número de arquitectos y grupos de trabajo que se dedican a la investigación y realización de esta arquitectura ecológica. Richard Rogers, Mike Davies, Mario Cucinella, Emilio Ambasz, Charles Correa, Glenn Murcutt, Renzo Piano, Walter Segal, Elio di Bernardo o Victor Olyay son sólo unos cuantos ejemplos de un cada vez mayor ramillete de profesionales preocupados por el medio ambiente y que están adaptando su manera de trabajar a las nuevas demandas. No obstante, todavía existe un gran número de actuaciones arquitectónicas que ignoran los compromisos internacionales y el respeto por la naturaleza. Aún se construyen edificios usando materiales tóxicos y emisores de CO2 o se ignoran los procesos energéticamente eficientes en las nuevas obras. Según palabras de Belinda Tato, “las cosas van poco a poco y el cambio completo aún tardará en realizarse”. En la actualidad se están realizando grandes obras que, bajo la etiqueta de ecológicas, realmente ignoran el principal problema. “El soterramiento de la M-30 de Madrid ha conllevado grandes mejoras ecológicas como la reducción de ruidos y contaminación en el río, pero ha dado la espalda a la cuestión principal, que es la de reducir el número de coches en el centro de la cuidad. Al contrario, ha favorecido la entrada de éstos. Es necesario cambiar el concepto y la manera de pensar para adaptarse a la situación actual”, explica Belinda.  

Todo cambio requiere de un proceso. Este proceso habitualmente es largo y tedioso, pero finalmente se implementa y el pasado queda atrás. Nos situamos en medio de este cambio y la realidad económica, medioambiental o social exige que se defina.  Es necesario olvidar la fastuosidad y la frivolidad. La bonanza económica terminó y ahora hay que ser consecuente con ello. Todos vivimos aquí, y nuestros hijos y nietos seguirán aquí cuando ya no estemos. Es hora de que empecemos a prepararles el terreno. Mientras tanto, mi vivienda bioclimática sigue acumulando y conservando energía, y esperando a la llegada del duro invierno. Pero nada temo. Porque cuando llegue el invierno, yo estaré preparado.

  • Compártelo
  • Delicious
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Reporter MSN
  • Technorati
  • Wikio
  • Yahoo

Los comentarios de los lectores

28/07/2010 12:32:45
Muy interesante y muy bien escrito.
Irene Cassinello ESTUDIO LAMELA
29/07/2010 17:40:02
Muy interersante el artículo. Y muy informativo. Es importante que nos enteremos de que es perfectamente posible disfrutar de todas las comodidades que deseamos en nuesro hogar siendo respetuosos con el medio ambiente y sin esquilmar a la Naturaleza. Enhorabuena por el artículo
manuel

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies