Ambientum - Revista Ecotimes Febrero - Los Parques Nacionales: ¿Están en peligro nuestros parques nacionales?

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes - Febrero

Espacios Naturales

Artículo

Parques Nacionales II: ¿Están en peligro nuestros Parques Nacionales?

Por Jennifer Quintanilla
redaccion@ambientum.com

La riqueza natural de nuestro país a veces se encuentra amenazada por especies invasoras, o por la pérdida de la diversidad biológica. En esta ocasión repasamos la situación medioambiental de siete Parques Nacional entre ellos el Archipiélago de Cabrera, el Teide y Timanfaya.

Parque Nacional del Archipiélago de CabreraExpansión de algas invasoras en el Archipiélago de Cabrera

El Archipiélago de Cabrera constituye el mejor exponente de ecosistemas insulares no alterados del Mediterráneo español. Este Parque Nacional está incluido dentro de la Red de Zonas de Especial Protección para las Aves, y en la red de Zonas de Especial Protección de Importancia para el Mediterráneo.

La Fundación Biodiversidad, y el CSIC han trabajado conjuntamente durante cuatro años en el proyecto "Invasión del Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera por algas introducidas: dinámica de la invasión y efectos sobre las comunidades bentónicas", en colaboración con el Organismo Autónomo Parques Nacionales. 

El objetivo de esta iniciativa ha sido determinar la dinámica de expansión de tres algas alóctonas invasoras, Caulerpa racemosa, Lophocladia lallemandii y Womersleyella setacea.

El CSIC ha estudiado la distribución de estas especies, los organismos que favorecen su invasión, y su control a través de depredadores naturales, entre los que destacan el erizo de mar común, y el pez herbívoro del Mediterráneo, la salpa.

Parque Nacional GarajonayGarajonay:
problemas de conservación

El Parque Nacional de Garajonay es una extensa superficie de bosques maduros de laurisilva. Este ecosistema relicto del Terciario ha sido considerado Patrimonio Mundial de la Unesco por ser la muestra que actualmente se encuentra mejor conservada.

En sus cerca de 4000 ha. existe una gran diversidad de tipos de formaciones vegetales y espectaculares monumentos geológicos, como por ejemplo los Roques. Además un gran número de especies endémicas habitan en este paraje situado en la Isla Canaria de la Gomera.

Uno de los principales problemas de conservación de Garajonay corresponde a la existencia de áreas degradadas, ya que alrededor del 13% del Parque corresponde a antiguas plantaciones forestales con especies exóticas o matorrales que reemplazan al bosque original. Por eso, una de las prioridades es la reconstrucción de los ecosistemas naturales originales en aquellas zonas ocupadas por especies exóticas.

Aunque la peor amenaza son los incendios forestales. La existencia de comunidades vegetales altamente combustibles en el entorno de este Parque, como por ejemplo, matorrales de codeso y jara, acompañada de una abrupta topografía y la época de sequía en el periodo estival facilitan la propagación del fuego. Las autoridades busca prevenir los incendios mediante un dispositivo de extinción formado por vigilantes y retenes.

Ordesa y Monte Perdido: Demasiados visitantes

Parque Nacional Ordesa y Monte PerdidoEl macizo de Monte Perdido domina el horizonte con sus 3.355 metros de altitud. Este Parque Nacional, situado en Aragón, se caracteriza por ser un paisaje de grandes contrastes pasando de la extrema aridez de las zonas altas a los verdes valles cubiertos por bosques y prados. Además desde 1977 es una Reserva de la Biosfera, y dos décadas después fue nombrado Patrimonio Mundial de la Unesco.

Más de 600.000 visitantes anuales recorren este paraje, y ese es el principal problema que se les presenta a los gestores. En Julio, según los últimos datos registrados, cerca de 63.000 personas visitan  este parque, en agosto  87.000, y 31.000 en septiembre.

Para evitar los problemas de conservación derivados de las visitas, en 1998 el Ministerio de Medio Ambiente puso en marcha el Plan de Accesos de Visitantes al Valle de Ordesa.

Por otro lado, se han desarrollado programas de conservación de la fauna como por ejemplo el Plan de recuperación del quebrantahuesos, y el Seguimiento del rebeco que buscan mantener la biodiversidad del ecosistema.

Sierra Nevada: Flora amenazada y turismo masivo

Parque Nacional de Sierra NevadaEn este Parque Nacional situado en Andalucía, y representante de los ecosistemas de media y alta montaña mediterránea, habitan más de 2.100 especies catalogadas de las cerca de 8.000 de flora vascular existentes en la Península Ibérica. Dentro de la fauna característica del lugar destaca la cabra montés, habitual de las altas cumbres.

El objetivo del programa de recuperación de áreas con flora amenazada, enmarcado en un proyecto Life de la Unión Europea, busca la disminución de los factores de riesgo para las poblaciones que se encuentran más amenazadas. Para ello se han establecido planes de gestión para llevar un control de las causas de vulnerabilidad de estas especies vegetales y se han realizado reintroducciones.

Por otra parte, el turismo es una importante fuente de ingresos para la zona, sobre todo en la estación de esquí de Sierra Nevada y en la Alpujarra, pero en muchos casos la fragilidad de los hábitats podrían no soportar la concentración de los visitantes, por lo que se hace necesaria una regulación.

Caldera de Taburiente:
Especies en peligro de extinción, y especies vegetales invasoras

Parque Nacional de la Caldera de TaburienteEl Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, situado en la Isla de la Palma, se caracteriza por su geomorfología modelada a través de las múltiples erupciones volcánicas, los grandes deslizamientos, la fuerza erosiva del agua. La imagen más característica es su enorme circo de 8 km. de diámetro con aspecto de caldera.

En este Parque existe una gran variedad de especies vegetales y animales endémicas, y desde 2002 es considerada Reserva Mundial de la Biosfera.

De acuerdo con los objetivos de gestión establecidos en el Plan Rector de Uso y de Gestión de la Caldra se ha puesto en marcha varios programas de rescate genético de las especies en peligro de extinción, como la violeta y el retamón, que habitan en este territorio.

En cuanto a los programas desarrollados entorno al retamón, desde 1988 se vienen realizando labores de protección, investigación, experimentación y seguimiento individualizado de todas sus poblaciones. Y ya existe una base de datos informatizada con la que se pueden observar el crecimiento, los daños, el inicio de la madurez, y las preferencias ecológicas. Éstas últimas han contribuido a determinar las áreas idóneas para las sucesivas repoblaciones.

Además se han realizado labores de control sobre la especie Ageratina adenophora durante tres años seguidos, arrancando plantas y repoblando con especies autóctonas a principio de los noventa. Tras infructíferos intentos se ha desistido en seguir controlando esta especie. El Pennisetum setaceum es otra especie que está tratando de colonizar el Parque desde las partes más bajas, en este caso, se ha optado por realizar una limpieza en toda la isla.


Parque Nacional TeideTeide: Flora amenazada

Es el mayor y más antiguo de los Parques Nacionales canarios. Cuenta con 212 especies vegetales, de las que 58 son endémicas, entre ellas destacan el tajinaste rojo (Echium wildpretii), el rosal del guanche (Bencomia exstipulata), cuya población no sobrepasa los 50 ejemplares, la jara de Las Cañadas (Cistus osbaeckiaefolius) y la Helianthemum juliae.

Por encima de los 2.400 m de altitud crece la delicada violeta del Teide que corona este extraordinario monumento geológico.

A partir de 1981 se redactaron los Planes Sectoriales de Recuperación en este parque, para coordinar diversas actividades como la colecta de semilleros masivos en viveros, experiencias de germinación en laboratorio, restituciones, y análisis de su estructura, y genética. A través de estas investigaciones se intenta evitar la pérdida de biodiversidad.

Parque Nacional TimanfayaTimanfaya:
Eliminación de especies vegetales exóticas

La necesidad de proteger este característico paraje llevó a declarar  Timanfaya como Parque Nacional mediante en 1974. Este paraje representa la mejor muestra de hábitat volcánico apenas colonizado por la vegetación.

Desde hace años,  este es el principal problema que afecta al Parque Nacional de Timanfaya. Para evitar la colonización de especies vegetales exóticas desarrollando campañas periódicas de erradicación del tabaco bobo (Nicotiana glauca). También se han llevando a cabo trabajos de eliminación de diferentes especies vegetales en la zona de la Senda de los Camellos.

Por otro lado, también se ha trabajado en el control y eliminación de la vinagrera o calcosa (Rumex lunaria), pero ante la imposibilidad de su erradicación, especialmente en áreas extremadamente frágiles con fuertes pendientes, se ha optado por intentar aislar la zona. Simultáneamente se está realizando un control permanente sobre los ejemplares arbustivos y subarbustivos de esta especie que aparecen de forma aislada en la zona.

Fuente: MMA

  • Compártelo
  • Delicious
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Reporter MSN
  • Technorati
  • Wikio
  • Yahoo

Los comentarios de los lectores

13/11/2014 1:12:59
esto no me alludo en nada lamentablemente
anny gomez lorazo
24/11/2014 10:00:41
desde luego que no te ayudó, tu ortografía es lamentable....
Lamentable
24/11/2014 10:33:27
jajajjaaja
maca

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies