[X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum.com, portal profesional del medio ambiente
Ambientum - Revista Ecotimes - Abril

suelos y residuos

Artículo

Valorización de los residuos
industriales de tomate

Por Isabel Marín
imarin@ambientum.com

tomatesLos residuos que se generan en las industrias transformadoras de tomate pueden ser valorizados dando lugar a diferentes productos con usos varios, de esta manera un subproducto que podría generar problemas medioambientales se puede convertir en licopeno, pienso de animales,  combustible para calderas o biogás.

El consumo del tomate está extendido por todo el mundo, cultivándose en más de cien países, aunque sólo 10 de ellos crucen el 80% del total, entre los que se encuentran China, EEUU y España (FAO).

El tomate lo podemos consumir crudo o procesado de distintas maneras: pelado, triturado, en zumo, salsa, ketchup, etc.

En España, según distintas estimaciones, se producen de media más de 100.000 toneladas anuales de residuos de tomate derivado de la industria agroalimentaria (calculadas a partir de datos del INE). Se considera residuo industrial a la piel y las pepitas de los tomates, ya que las aguas de lavado que se generan en las industrias, suelen ser recicladas in situ para volverse a utilizar en otras fases del proceso industrial. En algunas ocasiones incluyen trozos deteriorados que no sirven para la elaboración del producto.

Si estos residuos no se valorizaran,  terminarían dando lugar a problemas medioambientales como malos olores, contaminación de aguas o fomento de plagas. Además este tipo de residuos se genera en una época determinada justo después de la finalización de la recogida del tomate, lo que hace que en poco tiempo se obtengan grandes cantidades en sitios concretos, las procesadoras. Y esto añadido al alto contenido en humedad del residuo, alrededor del 70% (caracterización en laboratorio), hace que se dificulte su almacenamiento y que puedan favorecerse procesos de fermentación.

A estos residuos biomásicos se le pueden dar distintos usos, después de pretratarlo y /o someterlos a distintas tecnologías, obteniendo productos con valor comercial.

tomate seco y humedo

Tomate húmedo y seco respectivamente / Isabel Marín

Extracción de licopeno

El licopeno es un procarotenoide que se encuentra en diferentes vegetales y frutas, pero su mayor concentración está en los tomates. Es el responsable del color rojo de éstos y tienen un gran poder antioxidante, utilizándose en la industria cosmética y como tratamiento para combatir enfermedades degenerativas.

Para la extracción de este pigmento se pueden utilizar diferentes técnicas, siendo la más común  la extracción con solventes por etapas, aunque actualmente utiliza la extracción con fluidos supercríticos.

Digestión anaerobia: biogás

Si estos residuos no se valorizaran, terminarían dando lugar a problemas medioambientales como malos olores, contaminación de aguas o fomento de plagas.

La digestión anaerobia es un  proceso en el cual el material biodegradable  es descompuesto por microorganismos en ausencia de oxígeno. El proceso se realiza en un biodigestor, contenedor hermético en el que se introduce la dilución del residuo y los microorganismos. Para conseguir condiciones óptimas se deben controlar ciertas condiciones como pH y alcalinidad, potencial redox, nutrientes, temperatura y estabilidad.

El producto resultante está formado por metano (CH4) en su mayor parte (más del 60%), dióxido de carbono (CO2) y monóxido de carbono (CO), es conocida como biogás y tiene gran poder calorífico, por lo que es utilizado como biocombustible.

Los residuos industriales de tomate son ideales para producir co-digestión con otros residuos orgánicos como son los purines de cerdo, que por su composición tienen limitaciones para usarse en solitario.

pelets de tomate

Pélets de tomate / Isabel Marín

Combustible para calderas

Los residuos de tomate industrial tienen que ser secados previamente, ya sea mediante el método tradicional de secado natural, o secado térmico mediante secaderos biomásicos. Estos residuos una vez secos tienen un alto poder calorífico (PCS alrededor de 25 MJ/kg , caracterización en laboratorio) y pueden utilizarse como combustible en calderas de biomasa, para generar calefacción y agua caliente ya sea a nivel industrial,  para comunidades  de vecinos o usada en edificios públicos. Además su nivel de cenizas y azufre es bajo  por lo que no generan demasiados problemas en el proceso de combustión.

Aunque en este caso hay que estudiar los costes de pretratamiento de residuo y transporte de la biomasa para comprobar su rentabilidad económica.

También se puede dar una mayor estabilidad al producto, mediante la fabricación de pélets a partir de estos residuos. Éstos tienen un valor comercial añadido y son más fáciles de transportar y almacenar, aunque también son más caros.

Piensos para animales

Hay estudios que consideran qué residuos se pueden utilizar como complemento en la dieta de rumiantes por su alto contenido en fibra, y su gran valor energético. Pueden utilizarse de forma seca o transformados en pélets.

Gasificación

Hay múltiples posibilidades para que a partir de este desecho se puedan generar una serie de productos con valor comercial y utilidad.

En los últimos tiempos se están probando ensayos para llevar a cabo gasificación con residuos industriales de tomate.

La gasificación puede definirse como un proceso de combustión incompleta en el que se obtiene un gas combustible como producto principal. Si el oxidante utilizado es aire, se genera “gas pobre”, gas con un bajo poder calorífico (4-7 MJ/m3), mientras que si se utiliza oxígeno o vapor de agua se produce “gas de síntesis” con un poder calórico mayor (10-18 MJ/m3).

El tipo de reactores que se utilizan para estos procesos son variados, dependiendo su elección de factores como la granulometría o la humedad del residuo. Los hay de lecho fijo y de lecho fluidizado, ambos tipos con varias categorías.

Los gases producidos en el proceso de gasificación tienen una gran versatilidad ya que se puede aprovechar la energía que contiene en forma de calor, electricidad o como gas de síntesis para la obtención de productos químicos.

Como hemos visto, hay múltiples posibilidades para que a partir de este desecho derivado de una actividad industrial, que en principio sólo plantea problemas, se puedan generar una serie de productos con valor comercial y utilidad.

  • Compártelo
  • Delicious
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Reporter MSN
  • Technorati
  • Wikio
  • Yahoo

 Comentarios Los comentarios de los lectores

26/04/2010 15:53:32
Excelente informe. Mi consulta está dirigida a conocer si hay alguna información respecto a estudios de costos de este tipo de hechos económicos
MARIO
26/04/2010 20:53:30
Este tipo de artículos ayudan a socializar los avances en el concepto de la recuperación de los residuos, es importante difundirlos para disminuir los residuos en nuestro planeta y transformarlos en energía u otros.
Jose Luis Padilla
27/05/2013 16:48:17
Muy buen informe. Necesitaría saber si tienen alguna información respecto a la realización de estudios de costos de estas posibilidades planteadas para aprovechar los desechos? Muchas gracias, saludos.
María
03/10/2013 1:14:59
SI NO SE DISPONE DE RECURSOS FINANCIEROS, QUE TIPO DE TRATAMIENTO PUEDO UTILIZAR PARA DISPONER AMBBIENTALMENTE HABLANDO LOS RESIDUOS DE UNA PROCESADORA DE TOMATES, PARA PRODUCIR PASTA DE TOMATES GRACIAS
MANUEL

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

 

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Ambientum portal de medio ambiente