Ambientum - Revista Ecotimes Junio Especial Verano - Biodesarrollo Rural

Buscar en todos los contenidos de Ambientum.com

Ambientum - Revista Ecotimes Especial Verano

Energia

Tribuna
Campo de producción de biodiésel

Campo de producción de biodiésel

Biodesarrollo rural

 

 

 

Por Francisco J. Tapiador
Geógrafo e investigador del Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Castilla-La Mancha.
redaccion@ambientum.com

Los biocombustibles no sólo son una herramienta de lucha contra el cambio climático y la dependencia energética, sino que también constituyen un pilar de desarrollo rural, generando importantes efectos de arrastre en el campo. Permiten poner tierras improductivas o contaminadas en cultivo, diversifican la economía rural, reducen el paro, atraen capitales y generan actividades de I+D+i en lugares improbables por su limitada accesibilidad o lejanía de los centros económicos y tecnológicos.

"La energía vegetal es una magnífica solución, y son una herramienta de desarrollo rural que se debería aprovechar"

Además, contribuyen a generar nuevas líneas de investigación, como por ejemplo el uso de algas para la producción energética (lo que permitiría cultivos en tres dimensiones en cualquier tipo de suelo).

Desde el punto de vista del agricultor, los biocombustibles permiten aumentar la rentabilidad de un gran número de explotaciones agrícolas, ya que su producción genera otros productos comercializables: si se utiliza una hectárea de colza para producir biodiesel, el 42% de la cosecha es para la producción de biocombustibles, pero el resto, el 58% es utilizable para piensos animales.

"Los biocombustibles permiten aumentar la rentabilidad de un gran número de explotaciones agrícolas"

Fomentar el uso de combustibles ecológicos es una necesidad para el campo europeo y para el desarrollo agrícola de otros países. Por ello, es una buena noticia para todos la reciente aprobación por parte de la Unión Europea de la Directiva de Energías Renovables que asegura una proporción mínima de biocombustibles en nuestras carreteras hasta 2020; no supone ningún coste para el consumidor final, contribuye a rebajar nuestra peligrosa y excesiva dependencia del petróleo, contribuye a un gran cambio gradual a medios de transporte más ecológicos y ayuda a frenar el cambio climático.

Por todo ello, los biocombustibles (bioetanol, biodiesel, biogás, biometanol, bioETBE, etcétera) son una magnífica solución y constituyen, además, una herramienta de desarrollo rural que se debería aprovechar, sobre todo teniendo en cuenta que ya se ha conseguido atraer inversiones a este sector.

Una manada de vacas pastan en el campo

Una manada de vacas pastan en el campo

Inversiones poco aprovechadas

Si hay algo difícil en este país es convencer a alguien de que invierta su dinero en una tecnología emergente. No tiene sentido fomentar la inversión en un sector que se considera estratégico y abandonar después a su suerte a unos inversores que ya tienen otros problemas, como los de distribución de esta energía renovable a través de la red de distribución de sus competidores, las petroleras, o la competencia desleal del biodiesel en Estados Unidos que está copando el mercado europeo gracias a las subvenciones recibidas en origen.

Por otra parte, el medio rural español no puede prescindir de millones de euros de tecnología, ni tampoco de facilitar su medio de vida a los pocos agricultores dispuestos a mantener vivo el campo. Alcanzar el objetivo europeo de un 6% de biocombustibles para dentro de dos años es factible, y favorecería a varios sectores productivos, además de al I+D+i nacional. Si queremos biocombustibles de segunda generación es necesario que los de primera tengan recorrido

Beneficios a las petroleras

En este contexto es necesario ser crítico con la información. Las campañas malintencionadas y de desinformación contra el motor de desarrollo, como han denunciado, entre otros, la Comisaria Europea para la Agricultura y el Desarrollo Rural, Maniann Fischer Boel, o el ex presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell (El País, 12-07-2008), solo benefician a los lobbies del petróleo y a la industria agroalimentaria, sin que se alcance a entender como organizaciones de defensa del medio ambiente o ligadas al desarrollo puedan haber caído en la trampa tendida por los sospechosos habituales. Los biocombustibles no son el problema, sino parte de la solución.

  • Compártelo
  • Delicious
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Reporter MSN
  • Technorati
  • Wikio
  • Yahoo
D:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\revista\2009\julio\biodesarrollo-rural.asp
C:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\
0
http://www.ambientum.com//revista/2009/julio/biodesarrollo-rural.asp?id=1024

Los comentarios de los lectores

24/09/2009 8:37:24
Seria bueno que comentasen que pueden hacer los pequeños productores españoles para contribuir favorablemente al desarrollo de los biocombustibles, cual es la rentabilidad para ellos y donde pueden informarse mejor.
Daniel

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies