Home ¡Visita aquí el portal actual y su nuevo contenido!
  Noticias
Estás en > Actualidad > Revista septiembre
Enviar a un amigo
Revista Ecotimes septiembre
Revista Ecotimes septiembre
 La contaminación lumínica, otro grave problema de  nuestra atmósfera
Edición septiembre 2008
Contaminación lumínica

Ciudad de México de noche, con el cielo iluminado por la contaminación lumínica en 2005


Se trata de uno de los aspectos más olvidados de la contaminación atmosférica. Junto con la industrialización de las ciudades, el fenómeno de la contaminación lumínica ha ido creciendo exponencialmente en los últimos años, hasta convertirse en un problema real y de dimensiones todavía desconocidas. La vida animal y la propia rutina de los seres humanos se ve afectada por el exceso de luz en las noches.

Como contaminación lumínica se entiende a la emisión de aquel flujo luminoso provocado por fuentes artificiales nocturnas que, por su intensidad, dirección o rangos espectrales innecesarios para la realización de las actividades previstas para la zona en la que se han instalado las luces, emiten un exceso de luminosidad que va dirigida directamente al cielo, perdiéndose.

Es muy fácil de detectar, simplemente basta con mirar al cielo nocturno, para comprobar que su color, en ocasiones dista mucho del que debiera tener. El efecto, sumado a las partículas en suspensión causantes de la contaminación del aire, da lugar a que se perciba un cielo anaranjado o grisáceo que puede llegar a alterar, el ciclo vital de especies de vida nocturna.

Consecuencias


La contaminación lumínica procede de aquellos focos luminosos mal instalados tanto públicos como privados, que proyectan hacia el cielo una importante cantidad de luz. Los efectos de esta contaminación se enmarcan en dos campos; por un lado el despilfarro de la energía mal aprovechada en la iluminación, y por otra parte las consecuencias que conllevan a las especies de vida nocturna esta alteración en sus ciclos vitales.

Este despilfarro se debe a un abuso de los recursos naturales, un exceso en el uso de energía y de consumo de combustibles fósiles. Lo que provoca, a su vez, un aumento considerable de la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, provocando una mayor contaminación del aire. Convirtiéndose esta situación en una espiral de contaminación atmosférica total.

Entre los efectos al medioambiente, destacan aquellos directamente originados a las especies nocturnas que, con tanta iluminación, se sienten desorientadas, perjudicando directamente a su rutina vital. De este modo, al alterarse el ciclo vital de las especies, pueden surgir importantes desequilibrios que favorecen la aparición de plagas, e incluso a la extinción de algunas especies, debido a la falta de alimento, o la capacidad de las presas de avistar a sus depredadores.

Página 1 de 2
<Página 2. Posibles soluciones >
   
Volver al menú de la revista

José Abad
Ambientum

Los comentarios de los lectores

14/10/2010 1:48:58
necesito mas informacion de contaminacion luminica gracias
samuel ocaña santos
18/01/2016 21:38:22
me sirvio mucho con mi tarea,gracias
Marisol Rincón

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.
 

Noticias de última hora
Especial S.O.S. Costas Españolas
Suscríbete