Home  
  Noticias
Estás en > Actualidad > Revista marzo
Enviar a un amigo
Revista febrero

El peligro de los alimentos “a la carta”

Alimentos bajos en colesterol, con pocas grasas, con calcio, con muchas vitaminas... pero ¿qué pasa con su origen? ¿nos convienen realmente porque la televisión dice que son buenos? ¿tenemos pruebas de sus beneficios sobre nuestro organismo? ¿cómo han sido cultivados? ¿se ha respetado el medio ambiente en su elaboración?

Todas estas preguntas se responden con un solo concepto, alimentación ecológica. Una auténtica forma de vida respetuosa con nosotros, como consumidores, y las plantas y los animales, como productores. Se trata de un concepto que no ha estado muy bien definido, sin embargo, ahora se entiende como tal todo alimento “ecológico, biológico u orgánico”.

Si hiciéramos este editorial hace apenas unas décadas se nos tacharía, cuanto menos, de sectarios, pero la actualidad pone a la alimentación ecológica en las portadas de los medios de comunicación e incluso empieza a ocupar puestos importantes en los supermercados.

Muchos detractores de agricultura y ganadería respetuosa con el medio se quejan del encarecimiento de algunos productos y parecen no darse cuenta de que cualquier alimento “light” es prácticamente igual de caro, o más, que éstos, con la ventaja de su naturalidad y ausencia de elementos externos, nocivos y, lo más preocupante, en ocasiones incluso desconocidos para los propios consumidores.

Transgénicos, pesticidas, tratamientos fertilizantes... y muchos otros son términos que rara vez aparecen entre los ingredientes de los alimentos que adquirimos habitualmente. Ésta es precisamente la lucha de los defensores de la alimentación natural, biológica, que se ponga en todas las etiquetas lo que realmente contiene y cómo han sido cultivados. En España se comercializa el maíz transgénico, que lleva genes de bacteria que le permiten producir una sustancia insecticida, lo que aumenta la producción de este cereal, pero ¿qué consecuencias puede desencadenar el consumo masivo de alimentos modificados genéticamente?

Los riesgos sanitarios a largo plazo de los Organismos Modificados Genéticamente (OMG) en nuestra alimentación o en la de los animales cuyos productos consumimos aún siguen siendo desconocidos. Nuevas alergias, aparición de nuevos tóxicos y efectos inesperados son algunos de los riesgos. Mientras la ciencia continúa su trabajo de análisis e investigación, ¿vamos a jugarnos la salud e incluso las futuras generaciones consumiendo productos elaborados “a la carta”?

Volver al menú de la revista
Cristina Martín

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.
 

Noticias de última hora
Especial S.O.S. Costas Españolas
Suscríbete