Home ¡Visita aquí el portal actual y su nuevo contenido!
  Noticias
Estás en > Actualidad > Revista abril
Enviar a un amigo
 El agua, un bien de lujo en el siglo XXI
Edición abril 2008


Lo llaman 'oro transparente', 'oro azul' o 'tesoro líquido', y es que el agua es un recurso cada vez más preciado. Millones de personas en el mundo no tienen agua y el cambio climático amenaza el suministro de muchas más. Un reto que requiere del compromiso de todas las partes, desde la Administración hasta el consumidor, pasando por las empresas, responsables del uso industrial y la explotación comercial de este recurso.

Fluvi

Fluvi es el símbolo de la Expo Zaragoza 2008 que se celebrará entre el 14 de junio y el 14 de septiembre. Este muñeco azul representa a una gota valiente y divertida que lucha por conseguir un mundo más verde y menos contaminado. Pero ¿cuáles son las ideas que defiende Fluvi? La sostenibilidad y la innovación son los pilares de esta exposición mundial que se erige entorno a los problemas del agua a nivel mundial. Una llamada de atención al mundo sobre las amenazas que afectan a este bien fundamental para la vida. 

Y es que el agua se ha convertido en uno de los grandes quebraderos de cabeza del siglo XXI y en concreto, del 2008, declarado Año Internacional del Saneamiento, es la escasez del agua, sobre todo de la dulce.

"El derecho humano al agua es indispensable para una vida saludable y digna. Se trata de un pre-requisito para todos los demás derechos humanos”, como reconoce una declaración de Naciones Unidas publicada en 2002. No hay bienestar ni progreso sin acceso al agua. Por ello, es imprescindible llevarla a los millones de personas que no tiene acceso al agua potable.

Por otro lado, el uso poco sostenible que muchas veces se hace de este recurso y las amenazas que plantea el cambio climático, elevan la inquietud sobre el suministro futuro de agua para la población mundial. El asunto es de tal calado que requiere de un gran esfuerzo colectivo. No puede ser considerado sólo responsabilidad de la Administración. Desde los consumidores hasta las empresas, todos deberán adquirir un compromiso en relación al agua. En este sentido, es mucho lo que las empresas pueden hacer a través del ejercicio de su Responsabilidad Corporativa.

El reto de la sostenibilidad

En la Cumbre de Naciones Unidas, celebrada en el año 2000, se expusieron los Ocho Objetivos del Desarrollo del Milenio que sintetizan los compromisos de las conferencias internacionales y las cumbres mundiales realizadas en los años noventa. 

El séptimo reto propuesto por la ONU es 'Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente' con el que se pretende que antes de 2015 se reduzca a la mitad el porcentaje de personas que carecen de acceso al agua potable y se minimice el porcentaje de personas que no dispone de acceso al saneamiento.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el año 2050 dos tercios de la población mundial (cerca de 7.000 millones de personas) tendrán serias dificultades para obtener agua. Actualmente, casi 1.100 millones de personas, procedentes en su mayoría de África y Medio Oriente, no tienen acceso al agua potable y cada año hay unos 5 millones de víctimas por ingerir agua infectada.

Ante esta problemática, Naciones Unidas lucha por que la población afronte un triple reto. El primero consiste en garantizar el desarrollo sostenible de los ecosistemas acuáticos. La segunda meta incide en la promoción de nuevos modelos de gestión pública participativa que permitan que los derechos básicos de la ciudadanía mundial sean universales. El tercero y último objetivo pretende la recuperación de los valores del agua, en cuanto a la belleza y a la identidad territorial de los lagos, los ríos y los humedales.

En este sentido, la plataforma UN-WATER, que está formada por 24 organizaciones de las Naciones Unidas,  sirve como mecanismo para perseguir que se alcancen los objetivos de la Cumbre sobre Desarrollo Sostenible, realizada en 2002.

Además, desde UN-WATER se abarca el tratamiento del agua dulce, incluyendo la superficie y recursos de aguas subterráneas y el interfaz entre el agua fresca y de mar. Esto incluye recursos de agua dulce, tanto en términos de calidad como de cantidad, su desarrollo y empleo de carácter doméstico y en lo relativo a la agricultura.

Página 1 de 3
Página siguiente
   
Volver al menú de la revista

Responsables.biz

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.
 

Noticias de última hora
Especial S.O.S. Costas Españolas
Suscríbete