Home ¡Visita aquí el portal actual y su nuevo contenido!
  Noticias
Estás en > Actualidad > Revista septiembre
Enviar a un amigo
Revista septiembre
 La capacidad de los pastores para adaptarse
 al Cambio Climático  
Edición septiembre 2007


Con motivo de la Octava Reunión de la Conferencia de los Países Partes del Convenio de Naciones Unidas Contra la Desertificación (COP8), en Madrid, la UICN - Unión Mundial Para La Naturaleza publica un informe sobre la forma en que las comunidades de pastores del mundo se adaptan al cambio climático El informe, titulado ¿Cambio de Vientos o Vientos de Cambio? Cambio climático, adaptación y pastoralismo (Change of Wind or Wind of Change? Climate change, adaptation and pastoralism en su versión original en inglés), contiene las opiniones de más de 600 expertos mundiales sobre pastoreo, quienes tomaron parte unos meses atrás en una conferencia electrónica sobre el tema.

Rebaño de ovejas

El informe muestra claramente que las opiniones sobre el futuro de los pastores del mundo se encuentran polarizadas. Algunos expertos ven que los pastores, con el advenimiento del cambio climático, se convierten en “los canarios de la mina de carbón”, dado que las regiones de pastoreo se vuelven más áridas y se agrava la escasez de agua. Otros ven a los pastores entre las comunidades más capacitadas para adaptarse al cambio climático, dadas sus estrategias tradicionales de adaptación a las variaciones estacionales y anuales del clima.

Michelle Nori, co-autora del informe que presenta la UICN, afirma que “los pastores pueden de hecho proveer recursos alimenticios y asegurar medios de vida viables allí donde el cambio climático y otros factores conducen a una reducción de las posibilidades de mantener actividades agrícolas marginales y a la transformación de los bosques en sabanas”.

Pastor en los años 20

El pastoreo, es decir el movimiento de manadas de ganado bovino, ovino, caprino, asnal, de camellos o llamas, es en sí mismo una adaptación al clima. Este es especialmente el caso de los pastores que viven en las tierras áridas del mundo. Es la movilidad la que permite a los pastores obtener sus medios de vida a pesar de las difíciles e impredecibles condiciones climáticas de las zonas áridas. Más de una vez, el pastoreo ha ofrecido los medios a través de los cuales ciertas poblaciones parcialmente sedentarias han podido emplear la movilidad en orden a sobrevivir frente a condiciones climáticas difíciles. Donde las condiciones climáticas se vuelven más variables, y siempre que no conduzcan al colapso total de las áreas de pastoreo, los medios de vida de los pastores tienen el potencial de mantener a las poblaciones rurales que enfrentan los riesgos del cambio climático.

Sin embargo, los procesos de adaptación de los pastores afrontan muchos problemas, de los cuales los impactos del cambio climático son solo una parte. Muchos pastores de los países en desarrollo se encuentran entre las poblaciones más marginalizadas, lo cual acrecienta su vulnerabilidad frente al cambio climático.

Los pastores con frecuencia carecen de servicios básicos apropiados tales como facilidades de educación y salud, y tienen limitado acceso a las entidades de gobierno y a la toma decisiones sobre la planificación que ellas hacen. Su acceso a tierras tradicionales de pastoreo se ve afectado por la intromisión de fuerzas internas, así como por la creación de fronteras internacionales e internas. Los pastores pierden acceso a sus tierras tradicionales de pastoreo también debido a que los gobiernos otorgan a otros actores, tales como operadores de turismo y agricultores, derechos de tenencia de tierras y acceso a recursos en las mismas áreas usadas tradicionalmente por los pastores. Por tanto, mientras no se clarifiquen y afirmen legalmente los derechos de tenencia y uso de recursos en favor de los pastores, éstos siempre tendrán las de perder frente a nuevos actores económicos interesados en obtener derechos sobre sus tierras.

Adicionalmente, dado que la contribución de los pastores a las economías nacionales no es contabilizada de manera realista, las políticas que se desarrollan en los países se basan en la apreciación errónea de que tal contribución es muy baja. Esto crea incentivos perversos que conducen a que las comunidades se involucren en sistemas productivos que con frecuencia son ecológicamente menos viables y económicamente menos productivos.

Según Jonathan Davies, Coordinador de la Iniciativa Mundial Para el Pastoreo Sostenible y co-autor del informe, “el desafío del cambio climático parece insignificante para muchos pastores del mundo, quienes ya enfrentan riesgos graves producidos por su extrema marginalización política, social y económica; si se reducen las restricciones, las estrategias adaptativas de los pastores podrían habilitarlos a manejar el cambio climático mejor que muchos otros habitantes de zonas rurales”.

Michelle Nori llamó en consecuencia a “apoyar el pastoreo móvil como parte de la búsqueda de soluciones a los impactos del cambio climático y a la superación de la pobreza y la reducción de la degradación de las zonas áridas”.

Los participantes en la conferencia electrónica indicaron que las tres principales áreas en las que se debería trabajar para enfrentar adecuadamente las consecuencias del cambio climático son las siguientes:

Zona árida

Mejorar el gobierno de las zonas áridas

Los marcos legales, políticos e institucionales para las zonas áridas deberían proveer a los pastores seguridad de tenencia de tierras y de uso de recursos, reconociendo y clarificando legalmente sus derechos, y deberían asegurar su participación en los procesos de toma de decisiones. Esto requiere el fortalecimiento de sus propias instituciones, el mejoramiento de las capacidades tanto de las comunidades y organizaciones de pastores como de las agencias de gobierno, y el mejoramiento de la conciencia pública para que toda la sociedad apoye estas medidas.

Ciencia y tecnología

Se necesita una mejor comprensión de la ecología de las zonas de pastoreo y de la economía del pastoreo, así como nuevas orientaciones para la aplicación de tecnologías que se basen en las necesidades de la gente y de los ecosistemas y no en la forma en que las tierras de pastoreo son miradas por actores lejanos.

Economía y mercados

La integración y la diversificación de la economía pueden traer resultados positivos relacionados con la reducción del riesgo, pero por otro lado pueden traer a los pastores nuevas fuentes de riesgo para las cuales a veces no están bien adaptados. Por tanto, se necesita un mejor conocimiento de las opciones para manejar las nuevas oportunidades económicas y de mercado de manera que minimicen el riesgo para las economías de los pastores.

Enlaces al documento completo:

http:www.iucn.org/wisp/es/documents_espanol/WISP_CCAP_final_es.pdf

 
Volver al menú de la revista
D:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\revista\2007\septiembre\Pastores.asp
C:\Inetpub\vhosts\ambientum.com\httpdocs\
0
http://www.ambientum.com//revista/2007/septiembre/Pastores.asp?id=

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos se permite la inclusión de enlaces a otras páginas.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.
 

Noticias de última hora
Especial S.O.S. Costas Españolas
Suscríbete