Home ¡Visita aquí el portal actual y su nuevo contenido!
  Noticias
Estás en > Actualidad > Revista mayo
Enviar a un amigo
 Goodall: “La extrema pobreza y la extrema riqueza son los  grandes enemigos de la biodiversidad”
Edición mayo 2007

La primatóloga británica, premio Príncipe de Asturias de Investigación en el 2003, lanza un mensaje esperanzador al afirmar que “la naturaleza es sabia y resistente y si se le da una oportunidad será capaz de recuperarse”

Jane Goodall junto a la ministra de Medio Ambienet, Cristina Narbona. (Foto: EFE)

Jane Goodall junto a la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. (Foto: EFE)

El pasado martes 22 de mayo, se celebró ell Día Internacional de la Biodiversidad en Madrid con una invitada de excepción, la primatóloga británica Jane Goodall, premio Príncipe de Asturias de Investigación en el 2003, mensajera de la Paz de la ONU y toda una institución en el conocimiento de los chimpancés.

Con la autoridad que le otorgan cuarenta años de experiencia y el orgullo de haber elevado a la categoría de noticia “algo que hace diez años hubiera pasado inadvertido” —el respeto a toda forma de vida natural—, la primatóloga asegura sin tapujos que son “la extrema pobreza y la extrema riqueza los grandes enemigos de la biodiversidad”.

Goodall recibe el Premio Príncipe de Asturias de Investigación 2003

Así lo explicó una anciana pero vivaz Goodall al subrayar que la falta de recursos lleva a las poblaciones de África a la deforestación para conseguir más zonas de cultivo y pastos. De la misma forma, la riqueza extrema lleva a la construcción sin medida de viviendas y carreteras y la consiguiente degradación de la naturaleza. Pese a la triste realidad de sus palabras, Goodall es, sin embargo, optimista y aunque reconoce que gran parte de las selvas tropicales han desaparecido, “la naturaleza es sabia y resistente y si se le da una oportunidad se recuperará”.

Acompañada de su inseparable chimpancé de peluche, todo un símbolo de su lucha, la primatóloga británica Jane Goodall protagonizó hoy un encuentro organizado por la Fundación Biodiversidad, en el que estuvo acompañada por la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona. "Hace diez años, un encuentro como éste era impensable en España, y ahora es un tema que preocupa", dice Goodall, gran impulsora del respeto al medio natural, después de más de cuarenta años dedicada al estudio de los chimpancés en estado salvaje en el lago Tanganika, en el Parque Nacional de Gombe, en Tanzania.

De toda una vida dedicada al estudio de los grandes simios habló sin pudor la etóloga, distinguida con el Príncipe de Asturias de Investigación en el 2003, con el prestigioso Premio Kioto de Japón y mensajera de la Paz de la ONU. "Los grandes enemigos de la biodiversidad son la extrema pobreza y la extrema riqueza". La primera, explica Goodall, lleva a las poblaciones de África a talar árboles y a la deforestación desmedida para poder sobrevivir mediante sus cultivos y pastos. La segunda, la riqueza extrema, lleva a utilizar el terreno de forma no sostenible, con la construcción de carreteras y viviendas.

"A menos que se haga algo por mejorar las condiciones de la vida de las poblaciones locales no se conseguirá preservar la de los chimpancés", ni con ellos al resto de su ámbito natural. Y es que Goodall no sólo ha revolucionado el conocimiento de los grandes simios, sino que su labor ha contribuido a mejorar el medio que les rodea y en él a sus poblaciones.

Por eso hace hincapié en la educación como forma de hacer frente a la pérdida de biodiversidad, porque de "nada sirve" que ella haya estado "estudiando durante toda su vida a los chimpancés de Tanzania, si las generaciones futuras no asumen unos valores ambientales". Así, 'Take care', uno de los programas del Instituto Jane Goodall, trabaja con veinte comunidades de Tanzania en educación, salud, microcréditos, becas y género para que con ello se frene la deforestación y los primates pueden seguir viviendo en sus bosques.

Mensaje de esperanza

Jane Goodall junto a la ministra de Medio Ambienet, Cristina Narbona. (Foto: EFE)

Jane Goodall junto a un primate.

Pese a que reconoce que la vida salvaje está retrocediendo en África por el aumento de las poblaciones, sus ganados y los terrenos cultivables que se expanden en los hábitats salvajes, la primatóloga se muestra optimista y por ello aprovechó la ocasión para lanzar un mensaje de esperanza: "La naturaleza es sabia y resistente, y si se le da una oportunidad se recuperará". Goodall puso el ejemplo de Sevilla, donde ha estado recientemente, y donde el programa de cría en cautividad del lince ibérico ha recuperado a varias parejas de felino y no en jaulas, sino en su hábitat natural. Y para ello, dijo, "no deben existir más campos de golf o cultivos de fresas".

"Otra de las amenazas es que el hombre coja todo, todo de la naturaleza", añadió la primatóloga, apuntando que la proliferación de cultivos para biocombustibles está arrasando los espacios de bosque tropical, concretamente en Uganda, donde un parque nacional se está convirtiendo en cultivos de caña de azúcar.

Siendo toda una institución en el cuidado y respeto del ámbito natural, Goodall también se pronunció sobre el actual debate respecto al cambio climático. "En África, el cambio climático ya ha comenzado a notarse, con graves sequías y posteriores inundaciones; pero yo vivo al sur de Reino Unido y allí también han cambiado las especies, ya que ahora hay aves que antes vivían más al sur. Lo que hay que hacer para evitar las consecuencias del cambio climático es conservar los bosques tropicales que absorben dióxido de carbono (CO2)".

La primatóloga británica anima a que no sólo sean los gobiernos quienes emprendan medidas contra el cambio climático, aunque les emplazó a que realicen una agricultura y una industria no destructiva y a que reduzcan las emisiones, sino que también llamó a los ciudadanos a que tengan en cuenta sus actos diarios "sobre lo que consumen, cómo viven y cómo educan a sus hijos". Un ejemplo de lo que se puede hacer, en palabras de Goodall, es su programa 'Roots & Shoots', algo así como ‘Raíces y Brotes', puesto en marcha en 1991 y que está destinado a concienciar a los niños y a los jóvenes en favor del medio ambiente y los animales.

En su despedida del encuentro organizado por la Fundación Biodiversidad, la premio Príncipe de Asturias a la Investigación 2003 quiso ser realista y recordar que todas estas iniciativas "necesitan de fondos", fondos aportados por voluntarios, por lo que no dudó en hacer un llamamiento a la recaudación voluntaria y recordar que es posible a través de su web www.janegoodall.es

 
Volver al menú de la revista

Sara Taboada

Los comentarios de los lectores

Escribe tu comentario

Nombre

Comentario

Correo-e

(no se mostrará en el comentario)

Ésta es la opinión de los internautas, no la de ambientum.com.

  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Avísanos de los comentarios fuera de tono.
 

Noticias de última hora
Especial S.O.S. Costas Españolas
Suscríbete

Ambientum 2009 | Aviso Legal | Política de privacidad | Contacto | Publicidad |
  Atención telefónica: 91 630 80 73