Revista Ambientum -la primera revista on-line de medio ambiente
Buscador de contenidos. Buscar en Revista Ambientum y Enciclopedia Ambientum.

BUSCAR
HOME MÁS ARTICULOS - listado de artículos de números anteriores AMBIENTUM TARIFAS DE LA REVISTA
Edición 2004 - La Primera revista on-line de medio ambiente
Continuamos reciclando vidrio
Versión para Imprimir
El empleo del vidrio como envase se encuentra actualmente en alza en productos sólidos y líquidos de consumo habitual debido principalmente a sus propiedades de cara al consumidor final, a la cadena de distribución, comercialización y a su facilidad para la conservación de los alimentos.

El vidrio es una sustancia dura, frágil, mala conductora del calor y la electricidad, compuesta básicamente por sílice y silicatos. Existen evidencias de que su uso se remonta a la Edad del Hierro, empleándose posteriormente por egipcios, fenicios, romanos, venecianos, etc, hasta que en el siglo XIX se descubre su capacidad para la conservación de los alimentos y su producción se dispara exponencialmente.

El vidrio es un material muy valioso para el envasado por cumplir con las siguientes propiedades y/o requerimientos;

  • Debido a su tupida estructura iónica, cuyos huecos intersticiales son de menor tamaño que la mayoría de las moléculas gaseosas, impidiendo el paso de cualquier gas en condiciones normales.
  • Presenta alta resistencia a la oxidación y corrosión ambientales, sin sufrir alteraciones electroquímicas, aunque tiene los inconvenientes de la fragilidad y el elevado peso.
  • De cara al consumidor final, es un envase higiénico que conserva completamente el producto, incluso una vez abierto, es muy resistente, fácil de transportar y barato.
  • Una vez consumido el producto, el envase se convierte en un residuo fácilmente reciclable, ya que permite su total recuperación con la posterior fabricación de nuevos envases que mantienen las mismas características físicas y requisitos sanitarios que pueden exigirse a un envase fabricado a partir de las materias primas tradicionales.
  • Con respecto al marketing del producto envasado, el vidrio permite una amplia gama de presentaciones individualizadas que, en muchos casos, se emplean para mostrar el producto con mayor elegancia o prestancia.
  • El mercado que abarca el envase de vidrio es cada vez más amplio; además de las clásicas botellas para bebidas, se incrementa en los últimos años su uso en alimentación infantil, aceite, conservas, etc.

En este sentido cabe citar una reciente encuesta sobre el consumo desarrollada por el Instituto Perfiles según la cual, el 53 % de las amas de casa españolas prefieren comprar las conservas vegetales en envases de vidrio.

El proceso de reciclado del vidrio comienza con la recogida selectiva del envase utilizado y se basa en la obtención de calcín, producto de granulometría fina resultante de la fragmentación y limpieza de este vidrio considerado residuo. Este producto es apto para su fusión, directamente o junto con las materias primas antes citadas, consiguiendo una reducción del punto de fusión de las mismas y una materia prima idónea para continuar con la producción de vidrio según el proceso existente.

Con la fusión del calcín se consigue un ahorro de materias primas y de energía, especialmente fuel, tanto en el proceso productivo como en la extracción de materias primas. Según estudios realizados en el sector, pueden alcanzarse ahorros energéticos globales de hasta un 27 %. Los ratios empleados habitualmente en la industria vidriera estiman que de cada kilogramo de envase de vidrio reciclado se obtiene prácticamente un kilogramo de envase nuevo, ahorrando 1,2 kilogramos de materia prima y 0,130 de combustible.

La recogida selectiva de envases de vidrio es la primera que se inició en España hace aproximadamente 20 años, por iniciativa de los propios fabricantes de dichos envases, con el objeto de reducir costes en su fabricación. Con el tiempo, la recogida selectiva de vidrio se va implantando en la mayoría de los grandes municipios hasta que, con la entrada en vigor la Ley de Envases se crea el Sistema Integrado de Gestión (S.I.G.) de ECOVIDRIO para el reciclado del vidrio con el objetivo de reciclar la máxima cantidad de residuos de vidrio.

En estos sistemas participan los distintos sectores que forman parte de la cadena: los fabricantes de envases de vidrio, los envasadores, la administración, mediante los apoyos y colaboraciones necesarias, el consumidor, y el recuperador. Se basan en la aportación por parte del consumidor, a través del fabricante o envasador, de una cantidad económica por cada producto adquirido que, posteriormente se destina a su recogida, clasificación y recuperación. Los envases incluidos en estos sistemas quedan diferenciados mediante sellos distintivos en el etiquetado (Punto Verde).

 
Estos sistemas se encuentran favorecidos desde tres puntos de vista de la comercialización:
  • La distribución y venta, debido a la resistencia de los minoristas a emplear envases retornables que entorpecerían su actividad.
  • El envasado de las grandes empresas de bebidas se realiza en pocas, pero grandes plantas envasadoras, desde donde distribuyen los productos por grandes zonas, lo cual dificulta una posible recogida posterior del envase.
  • La propia comodidad del consumidor que, frente a cargar con los cascos vacíos hasta el comercio para cambiarlos por otros llenos, prefiere depositarlos en un contenedor de basura.
COTIZACION PUNTO VERDE VIDRIO 2.004
Tipo de envase Cotización
Más de 0,5 litros 7,8 €/mil envases
Entre 0,125 y 0,5 litros 7,8 €/mil envases
Menos de 0,125 litros 7,8 €/mil envases
2.003 435.318.219
 

Desde el momento de la implantación del S.I.G. de ECOVIDRIO, el ratio de contenerización (contenedores/habitante) comienza a crecer de forma rápida. En la actualidad, en España existen más de 106.000 contenedores de vidrio instalados en las calles de 7.466 ayuntamientos de todo el país, cubriendo aproximadamente al 99% de la población. Esto supone un ratio medio de contenerización de uno por cada 400 habitantes; el mayor en Europa, cuando la previsión del Plan Nacional de Residuos Urbanos para el año 2.006 era alcanzar la cifra de uno por cada 500 habitantes.

En el periodo 1.999-2.003, el mayor incremento en la cantidad de vidrio recogido de forma selectiva se produjo en Extremadura (194,3 %), seguida de Galicia (153,11 %) y de Andalucía (113,2 %). Para ello, la implantación de un mayor número de contenedores de recogida selectiva es continuo; en el año 2.003 se instalaron 2.419 en Castilla y León, 1.625 en Galicia, 1.265 en Extremadura, 1.150 en Andalucía, etc.

Según datos de ECOVIDRIO, en el año 2.003, la recogida selectiva de vidrio aportó 435.318 toneladas (10 Kg/hab-año aproximadamente), frente a las 397.930 toneladas recuperadas en 2.002, lo que supone un incremento aproximado del 10%. A esta cantidad hay que sumar 186.719 Tm recogidas en plantas de envasado, plantas de selección, etc.

 
Recogida de envases de vidrio (Kg)
  Recogida selectiva Incremento Otra recogidas Incremento Total Incremento Tasa de reciclado
2.000 330.315.355
  150.642.086
  480.957.441
  31,30%
2.001 358.055.234
8,40%
148.300.000
-1,55%
506.355.234
5,28%
32,50%
2.002 397.930.313
11,14%
155.176.766
4,64%
553.107.079
9,23%
36,30%
2.003 435.318.219 9,40%
186.718.433
20,33%
622.036.652
12,46%
38,25%
Total 1.521.619.121   640.837.285
  2.162.456.406
   
Estos mismos datos, traducidos a número de unidades de envases resultan más llamativos; en 2.003 se procesaron 1.993.707.218 envases de vidrio que, según un comunicado reciente de ANFEVI, asociación del sector del vidrio integrada por ocho sociedades anónimas que representan más del 98 por ciento de la producción nacional de envases de vidrio, supuso un ahorro de 746.444 toneladas de materias primas, o sea un aumento del 7,4 por ciento con respecto al 2.002.

Con todos estos logros, se alcanza, según ANFEVI, una tasa o nivel global de reciclado del 38,25%, superior al existente en algunos países europeos, pero muy inferior a países del centro y norte de Europa que se sitúan entre el 80 y el 90 %.

Aunque estas cifras son realmente alentadoras, todavía debe pasar algún tiempo para que la mayoría de la población se conciencie en el uso de los contenedores de recogida selectiva, tanto de vidrio como de otros materiales, llegando algún día en que dejen de depositarse en los vertederos tanta cantidad de materiales fácilmente reciclables como es el vidrio.

 

Redacción Ambientum

Versión para Imprimir
atrás

SUBIR

Revista Ambientum home | articulos | ambientum | tarifas © ambientum 2003